Luis Suárez: "No marcar no me quita el sueño; el que le hice al Manchester lo cuento, aunque ustedes no"

Comentarios()
Getty Images
El delantero uruguayo, ex del Liverpool, no quiso minusvalorar los peligros que se encontrará el Barcelona en Anfield

Luis Suárez marcó en la ida al Liverpool, un equipo que es parte de su vida, de su carrera. Antes de la sentencia, de la vuelta de este martes, el jugador del Barcelona compareció ante los medios. "Sí, es especial volver aquí, después de muchísimos años que disfruté acá soy un agradecido a todo lo que me dieron como jugador, llegué a la élite gracias al Liverpool. Va a ser especial volver a jugar aquí con una camiseta diferente ". Le espera Anfield y una semifinal. 

El partido llega marcado por las bajas. No estarán Salah, Firmino o Keita y eso, de algún modo, se tiene que notar. " Obviamente para ellos son bajas importantes , pero a nosotros no nos cambia nada la forma en la que vamos a plantear el partido, sabiendo de las dificultades que tiene un campo con tanta historia. Tienen otros jugadores con otras calidades, por eso están en el Liverpool, por eso hay que tenerles mucho respeto", analizó el delantero. 

"El rival es durísimo, pero somos conscientes de que tenemos nuestras armas ", explicó. Él, mejor que casi nadie, sabe lo que será jugar en un estadio así, uno de los grandes peligros de cara al partido. "Es un plus jugar acá para el que es jugador del Liverpool, pero somos profesionales y tenemos que estar a la altura de una semifinal de Champions y convivir con eso. Hay que estar atentos todo el partido porque en cuanto te descuides te pueden marcar un gol, porque el runrún de la gente los va a alentar para ir a más". 

Su relación personal es buena con la ciudad, aunque sabe que no pocos le recibirán con bronca. En la ida no tuvo problema de celebrar un gol, ahora sería diferente: "Celebrar o no el gol, la gente que sabe de fútbol sabe la importancia que tiene un gol en las semifinales de Champions. Marqué y lo celebré. Tengo mucho respeto para ellos. Pedí perdón y se especuló con otras cosas. Soy un agradecido al Liverpool y no lo celebraré si marco como hice con los otros equipos en los que he jugado".  

Suárez marcó en la ida y se desquitó de un año sin marcar en Champions. Aún tiene que pasar otra barrera, la de los goles fuera de Champions. Él no le da mucha importancia: "Marcar mañana me daría la tranquilidad de que el Liverpool necesitaría más goles, sería por el equipo, no a nivel personal, no me quita el sueño . Si el equipo no avanza lo pienso. El que le hice al Manchester lo cuento para mí, aunque ustedes no lo cuenten".

El uruguayo, como Messi y Valverde la pasada semana, quiso remarcar que esto no está hecho. La memoria no traiciona y el pasado año ya sufrieron una histórica remontada en Roma. "Creo que hay que ser consciente de que, a parte de tener un buen resultado de la ida, venimos de duros golpes de años anteriores. Tenemos bastante leído ese pensamiento por lo que nos pasó el año anterior . Y ellos tienen un plus, que es jugar acá, el público empuja, te entusiasma siendo jugador del Liverpool y hay que tener cuidado"

El público solo no va a ganar, pero no faltan motivos para temer al Liverpool, a pesar de todo. "Hay que salir a apretar, estar atentos a los detalles, no cometer faltas gordas ni cometer pérdidas. No entrar en un partido de ida y vuelta, hacer nuestro partido, como dijo Milner nosotros no estamos acostumbrados a jugar con rivales como ellos y ellos no están acostumbrados a jugar contra rivales como nosotros, que juegan muy bien la pelota", relata.

Las bajas existen, pero recuerda Suárez que no faltan balas en los 'reds': "Salah es un jugador muy importante, estuvo entre los tres mejores del mundo el año pasado, es una baja importante, pero no quita para que tengan otros jugadores como Shaquiri, Origi o Sturridge que marcan la diferencia". 

El uruguayo se enfrenta a uno de los partidos más importantes del año, casi de una carrera, aunque la suya sea célebre. Espera que le queden más por vivir. "Uno como  profesional sueña en retirarse en un club como el Barcelona, pero eso no depende de mi, mi ilusión es año a año y jugar en el Barcelona lo máximo posible y conseguir todos los títulos que te exige la camiseta del Barcelona". De sus posibles relevos se habla y se ha hablado. El último nombre de una larga lista es Maxi Gómez , del Celta y compatriota.

"Uno es consciente de la edad que tiene, que se va haciendo mayor, aunque siga rindiendo a la altura el club necesitará un recambio. Se habla de muchísimos delanteros, pero hay que estar a la altura de lo que es el club para convivir con la crítica. Maxi es un compañero de selección y tiene grandísimas condiciones , pero no soy quién para decir, para eso hay una secretaría técnica que elegirá al que venga a suplantarme a mí". 

Cerrar