Los mejores defensores de la historia

Última actualización
Comentarios()
Goal hace un repaso por una larga lista que muestra a los mejores exponentes de esta posición.

Guardianes del arco. Símbolos y líderes. Observadores de la historia, partícipes de grandeza. El puesto de defensor es particular por diferentes razones. Algunos de los jugadores más importantes de la historia ocuparon esa posición.

Los mejores porteros de la historia

Aquí, un repaso por los mejores de la historia. 


1960-1969


Beckenbauer | Germany | 1970 com logo clear

Franz Beckenbauer (Alemania; 1945): Fue el capitán de la Selección alemana que ganó el Mundial 1974 y la Eurocopa 1972. Versátil y muy completo, fue no de los primeros en definir la posición de líbero. ídolo del Bayern Munich, pasó los últimos años de su carrera en el fútbol de Estados Unidos. 

Bobby Moore (Inglaterra; 1941-1993): Capitaneó a West Ham United alrededor de 10 años y fue capitán de la Selección de Inglaterra que ganó el Mundial 1966. Pura calidad y técnica.

Nilton Santos (Brasil; 1925-2013): Ídolo en Botafogo, es uno de los jugadores más importantes de la historia de Brasil (salió campeón en 1958 y 1962). Famoso por el gol que anotó ante Austria en la edición de 1958. Conduciendo y driblando con el balón por todo el campo y volviendo loco a su entrenador Vicente Feola, consiguió un tanto extraordinario. 

Djalma Santos (Brasil; 1929-2013): Probablemente el lateral derecho más grande de la historia. Era un extremo, en realidad, que podía hacer lo quería con el balón. Salió campeón de los Mundiales 1958 y 1962. Leyenda del Palmeiras.

Silvio Marzolini (Argentina; 1940-): Lateral izquierdo prolijo, de excelente técnica y buena marca. Elegido como el mejor 3 del Mundial 1966, participó con la Selección argentina de las ediciones de 1962 y 1966. Es uno de los grandes ídolos de la historia de Boca.


1970-1979


Daniel Passarella Argentina World Cup 1978

Daniel Passarella (Argentina; 1953-): Un líder, con técnica extraordinaria y una capacidad física impresionante. Goleador y ganador, es el símbolo del título que la Selección argentina ganó en 1978. Como jugador, la rompió en River y tuvo su paso de brillo en Europa. Primero en Inter, luego en Fiorentina.

Elías Figueroa (Chile; 1946-): Un defensor central de una jerarquía diferente. Fue elegido el mejor en 1975 y 1976. Figueroa es un jugador histórico de los clubes Santiago Wanderers y Palestino de Chile, Peñarol de Uruguay, Internacional de Brasil y la Selección chilena, con la que jugó tres Mundiales: Inglaterra 1966, Alemania 1974 y España 1982, y una final de la Copa América en 1979.

Ruud Krol (Holanda; 1949-): Buenísimo para la marca, impasable. ídolo de Ajax, donde lo ganó todo, y símbolo de la Selección de Holanda.

Héctor Chumpitaz (Perú; 1944-): Fue durante casi veinte años el capitán y gran baluarte defensivo del Perú que ganó la Copa América 1975 y llegó a cuartos de final de los Mundiales 1970 y 1978. Defensor goleador, marcó 65 goles en 456 partidos. Amado en Universitario.

Carlos Alberto (Brasil; 1944-2016): Marcó uno de los goles más famosos de la historia de los Mundiales. Fue la final del Mundial 1970, cuando Pelé le cedió un delicioso pase para explotar el arco con un remate cruzado. Lateral derecho típico brasileño, lo tenía todo, pero especialmente el talento. En Brasil, jugó en Fluminense y Santos, donde fue compañero de Pelé.


1980-1989


Baresi Brasil penalty 1994

Franco Baresi (Italia; 1960-): Es el segundo jugador con más partidos en la historia del Milan. Caudillo. Completo. Duro. Lo ganó todo con su club, donde es uno de los máximos ídolos: ganó 6 veces la Serie A, 4 veces la Supercopa de Italia, 3 veces la Champions League, 3 veces la Supercopa de Europa y 2 veces la Copa Intercontinental. En 1994, se quedó en las puertas de la gloria con el subcampeonato de Italia ante Brasil, en Estados Unidos. 

Gaetano Sciera (Italia; 1953-1989): Junto a Baresi y Beckenbauer está considerado como uno de los mejores centrales de la historia. Siempre elogiado por su caballerosidad deportiva y humana, la cual fue reconocida y admirada por los jugadores adversarios e incluso por los simpatizantes de los acérrimos clubes rivales. Ídolo en Juventus.

Claudio Gentile (Italia; 1953-):  Otro italiano que dejó una huella muy grande. Una de las figuras del equipo que salió campeón del Mundial 82. Jugó once años en la Juventus, donde lo ganó todo.

Andreas Brehme (Alemania; 1960-): Jugó tres Mundiales con su Selección. Uno (1990) lo ganó y fue una de las figuras. Defensor goleador y de gran pegada, se destacó en Kaiserslautern, Bayern Munich e Inter.

Oscar Ruggeri (Argentina; 1962-): Caudillo, guapo y ganador. Una de las piezas clave del equipo de Bilardo que ganó el Mundial 86. Con Argentina ganó también dos veces la Copa América (1991 y 1993). Técnicamente limitado, pero inteligente para defender y físicamente durísimo. Pasó de Boca a River y, de alguna manera, logró ser ídolo del Millonario, donde ganó la Copa Libertadores en 1986.


1990-1999


Paolo MALDINI Youri DJORKAEFF, Alessandro COSTACURTA

Paolo Maldini (Italia; 1968-): Lo tenía todo. Técnica perfecta, un físico ideal y una capacidad de marca de otro planeta. Ultra ganador. El representante más grande del método italiano. Quizás el máximo ídolo de la historia del Milan, único club en el que jugó y lo ganó todo. Fue subcampeón del Mundial 1994 con su Selección.

Ronald Koeman (Holanda; 1963-): Se destacó en los tres grandes clubes holandeses: Ajax, PSV y Feyenoord. En Barcelona, fue pieza clave del Dream Team que hizo historia. Se cansó de hacer goles a lo largo de su carrera gracias a una pegada exquisita. Con su país fue campeón de la Euro 1988.

Matthias Sammer (Alemania; 1967-): Más que recordado en el Borussia Dortmund, donde ganó la Champions League 1996-97 y dos Bundesligas. A nivel individual fue Balón de Oro en 1996 y se llevó el premio al Futbolista alemán del año en 1995 y 1996.

Marcel Desailly (Francia; 1968-): El gran símbolo de la Selección que ganó el Mundia 1998 y la Euro 2000. Firme, sólido, duro. De esos jugadores que arrastraban a la victoria. Más que recordado en Milan.

Fernando Hierro (España; 1968-): Todo lo que no pudo ganar con su Selección lo consiguió a nivel clubes, con el Real Madrid, donde es uno de los grandes. Allí jugó 601 partidos y marcó 127 goles. Ganó tres veces la Champions League, entre otros títulos.  


2000-2009


Roberto Carlos 1996

Roberto Carlos (Brasil; 1973-): Uno de los jugadores con mejor pegada de la izquierda. Hacía lo que quería. Fuerte, lento, a colocar, con diferentes efectos. Como lateral izquierdo marcó una época en todos los lugares en los que jugó, pero especialmente en el Real Madrid, donde es uno de los grandes ídolos. Campeón del Mundial 2002 con su país, también consiguió dos veces la Copa América, en 1997 y 1999. En el Merengue, ganó la Champions tres veces.

Fabio Cannavaro (Italia; 1973-): Ganó el Balón de Oro en el 2006 después de ser clave para que Italia se quedar con el Mundial de ese año. Una bestia. Jugó en Juventus e Inter, pero en ningún lado es tan amado como en el Parma, donde consiguió dos veces la Copa de Italia y la Supercopa.

Carles Puyol (España; 1978-): Un poco más que un jugador de fútbol, quizás. Un transmisor de una forma de jugar, de unos valores especiales. Solo jugó en el Barcelona, donde es uno de los grandes. Fue el capitán del que probablemente sea el mejor equipo de la historia, el Barca de Guardiola. En el 2010, logró el Mundial con España. 

Cafú (Brasil; 1970-): Uno de los grandes laterales derechos de la historia. Técnicamente era capaz de todo, pero físicamente te pasaba por arriba. Es el líder de todos los tiempos en apariciones con la selección brasileña, con 142 partidos. Ganó dos veces el Mundial, en 1994 y 2002, edición en la que fue capitán de la Verdeamarela. A nivel clubes, ídolo en Roma y Milan.

Rafa Márquez (México; 1979-): Tercer jugador con más presencias en la Selección mexicana, con 148 encuentros. Con el Tri fue campeón de la Copa Confederaciones 1999, ganó la Copa Oro en 2003 y 2011, y la Copa Concacaf de 2015. Además logró el subcampeonato de la Copa América 2001. Participó de cinco Mundiales, cifra récord. En Barcelona fue parte de una época dorada en la que lo ganó todo.  


2010-2018


Sergio Ramos Spain World Cup

Sergio Ramos (España; 1986-): El dueño de una era. Debutó en Sevilla en el 2004 pero lo compró el Real Madrid no mucho más tarde. Hoy es el capitán y símbolo. Lo ganó todo y levantó la Champions League tres veces de manera consecutiva, récord absoluto. Con España, fue uno de los jugadores fundamentales del Mundial 2010.

Gerard Piqué (España; 1987-): Un jugador que evolucionó el puesto. Podría jugar de mediocampista o hasta de centrodelantero. Cada vez que avanza con el balón termina dominando a los rivales. Sin él, el Barcelona de Guardiola probablemente no hubiera funcionado. Como Ramos y Puyol, ganó el Mundial 2010, donde jugó todos los minutos de los siete partidos del equipo de Del Bosque. 

El artículo sigue a continuación

Dani Alves (Brasil; 1983-): El heredero de Cafú. Uno de los jugadores con mayor técnica de la historia, a la altura para tirar paredes con Messi, Neymar o el que tenga al lado. Marcó una época dorada en el Barcelona, donde salió sin demasiada explicación. Un jugador especial.

Philip Lahm (Alemania; 1983-): El hombre que levantó la Copa del Mundo en el Mundial 2014. Lateral derecho, pero podría haber jugado en cualquier posición. Técnico, prolijo, de gran personalidad y símbolo de la seguridad alemana. En Bayern Munich dejó una huella que aún nadie pudo estar a la altura.

Marcelo (Brasil; 1988-): Así como Dani Alves fue el heredero de Cafú, Marcelo tomó la posta de Roberto Carlos. De hecho, en el Real Madrid ya muchos se preguntan quién fue mejor. Llegó al Merengue desde el Fluminense. Y lo ganó todo. Técnicamente dotado, aunque muchos lo cuestionan por su físico él siempre se las arregla para resolver como ningún otro jugador podría. 

Próximo artículo:
Mercado de pases de Independiente en vivo: rumores de altas y bajas para 2018
Próximo artículo:
REFUERZOS DE JUNIOR EN VIVO: Todos los rumores sobre el mercado Tiburón
Próximo artículo:
Eibar 1-1 Valencia: un punto que no sabe a nada
Próximo artículo:
Mercado de pases de Boca en vivo: los rumores de refuerzos y bajas para 2019
Próximo artículo:
Los técnicos de la era Angelici en Boca: ¿cómo les fue y cuánto duraron?
Cerrar