Fútbol y política: Los jugadores que desafiaron al franquismo

Comentarios()
Sergio Manzanera y Aitor Aguirre, de Racing de Santander, lucieron un brazalete negro para protestar contra los últimos fusilamientos del régimen.

Hace ya 43 años, un 27 de septiembre de 1975, la dictadura de Francisco Franco llevaba a cabo sus últimos fusilamientos. Las víctimas: Jon Paredes (Txiki) y Ángel Otaegui (miembros de ETA); José Luis Sánchez Bravo, Ramón García Sanz y Xosé Humberto Baena, militantes de FRAP (Frente Revolucionario Antifascista y Patriota). La decisión causó un amplio rechazo internacional, pero no sirvió para salvar esas vidas. Inesperadamente, un día después de las ejecuciones y ante todo pronóstico, dos futbolistas de Racing de Santander se animaron a desafiar al franquismo luciendo un brazalete negro: ellos fueron Sergio Manzanera y Aitor Aguirre.

¿Arriesgada iniciativa? Sí, por supuesto. Los deportistas lo hicieron en el partido ante Elche, en los Campos de Sport del Sardinero. En el descanso, de regreso al vestuario, la situación se puso tensa, como se esperaba, claro está. Según el Diario Montañés, “cuando los jugadores regresaban a los vestuarios, los cordones negros seguían atados en las mangas blancas de las camisetas de Aitor y Sergio. Creen que nadie ha dado importancia al hecho, pero se equivocan. Varios policías vestidos de paisano apartan a los futbolistas y se dirigen a ellos amenazantes: ‘O se quitan ahora mismo esos brazaletes o ustedes no salen en el segundo tiempo, se vienen con nosotros a comisaría’. Algo asustados, se despreden de los cordones y uno de los policías los recoge como si fueran pruebas finas de algún delito”.

El artículo sigue a continuación

Sergio Manzanera y Aitor Aguirre Racing

La historia no terminó con aquella amenaza. Ambos jugadores fueron después a la comisaría para declarar. También fue citado el presidente del club, José Manuel López Alonso. Las consecuencias: una multa de 300 mil pesetas para cada futbolista por “alteración del orden público”. Un fiscal hasta pidió cinco años de prisión, pero esa solicitud no se llevó a cabo. “La suerte fue que enseguida llegó la democracia y todo se tranquilizó, pero sí que pasamos un tiempo en el que mirabas a tu espalda porque que te amenacen siempre te preocupa. Siempre tenías ahí la cosa de que algún descerebrado te hiciera algo”, contó Sergio Manzanera en el libro Futbolistas de izquierdas. Y agregó para describir mejor un miedo: “Casi nadie nos apoyó. En aquella época, lo mejor era no hablar”.

Al día siguiente, ABC informó así sobre el episodio: “Se han instruido diligencias contra los jugadores del equipo del Racing Aitor Aguirre y Sergio Manzanera por actos que pudieran ser punibles por la vigente ley de antiterrorismo”.

Próximo artículo:
El nuevo escudo calienta la Asamblea del Barcelona
Próximo artículo:
Firpo y Sonsonate se reparten los puntos
Próximo artículo:
FAS logró valioso empate ante Chalatenango
Próximo artículo:
Águila se llevó la victoria ante Santa Tecla
Próximo artículo:
Rumores de Chivas para el Clausura 2019: posibles altas y bajas
Cerrar