Las ligas europeas y Tebas se niegan a "tragar" con el modelo de la Superliga

Comentarios()
Goal
European Leagues se niega a los planes de la ECA para crear una competición europea con ascensos y descensos y que se dispute los fines de semana

European Leagues es una organización algo difusa, un consorcio de ligas y clubes que, hasta el momento, no había tenido mucho predicamento pero quieren que eso cambie. Una reunión en Madrid, con 244 equipos representados de 38 países diferentes ha servido para ello. El miércoles se reunirán con la UEFA y un día antes han montado un concilio con el objetivo de llegar a una postura común y fuerte para detener los planes de los más grandes clubes europeos. Los enemigos no son invisibles, tienen nombres y apellidos y representan a los clubes más grandes de Europa. En España, el más claro en  la defensa de uan Superliga es el Real Madrid. Y Javier Tebas, quizá el más activo miembro de European Leagues, no duda en señalarles y reprocharles su postura. 

"La postura del Real Madrid es pública aunque no lo digan públicamente, ya lo leemos en algunos periodistas que escriben y son como el portavoz del club", comentaba el presidente de LaLiga, anfitrión de la reunión. Las amenazas con cambiar de arriba abajo la fisionomía del fútbol europeo no asusta a Tebas, es más, no se cree el órdago de la ECA, una asociación que tiene más de 100 miembros pero que, en la práctica, responde a los intereses de los clubes más poderosos de Europa.

"No me lo creo y no pueden, porque hoy por hoy los grandes clubes dependen de su competición nacional. Salirse del organigrama y montar otra competición no lo van a hacer. Solo darán ese paso cuando estén seguros de que pueden dar ese paso económicamente y no lo van a estar. Otra cosa es que quieran ligas cada vez más débiles y puedan. La pena es que algunos funcionarios de la UEFA se lo han creído", señaló Tebas, que ya había sido contundente en ese sentido en goal.com cuando selañó que la Superliga es "un proyecto de barra de bar".

"Representamos alrededor de 1.000 clubes en Europa y han respondido en esta reunión. Compartimos la misma opinión sobre el futuro de las competiciones europeas", explicaba en e principio de su explicación Lars-Crister Olsson, presidente del consorcio. Su objetivo primordial, parar las ideas que, si bien nadie ha hecho oficiales, circulan por el fútbol europeo: una competición piramidal europea con ascensos y descensos y juego de competiciones euorpeas en los fines de semana. 

"Tenemos que estar apropiadamente incluidos en el futuro de las decisiones que se tomen por el fútbol y es algo que compartimos. Estamos en un momento critico para el desarrollo del fútbol. Tenemos que negociar y encontrar soluciones sobre cómo organizamos las competiciones internacionales y nacionales. Las nacionales tienen que ser la base de las internacionales, tienes que clasificarte por las ligas domésticas. Si no lo haces, es imposible mantener el interes. Estamos seguros de que nuestros fans comparten nuestra idea", explicaba el presidente de la Eurpean Leagues, acompañado a su izquierda por Javier Tebas, presidente de LaLiga y uno de los hombres fuertes de este movimiento. 

Tebas fue contundente y explicó los posibles métodos de defensa que tienen las ligas nacionales y los clubes más pequeños para defenderse del plan de una liga que pilotan la ECA. "En cualquier aspecto de la vida hay una triple herramienta, desde la legal, llevamos tiempo estudiando si quitaría normas de competencia. Política, porque la UE reconoce una especificidad al deporte, me consta que hay preocupación política en Francia o Italia. Y el interés de los propios clubes, que se darían cuenta de que más de 1.000 clubes no están de acuerdo", explicaba Tebas. 

El artículo sigue a continuación

Hay otro motivo de preocupación en European Leagues y es que ven que, a diferencia del pasado, la UEFA está dispuesta a hablar con los grandes clubes y a aceptar parte de sus postulados. "Mañana tenemos una reunión con el comité ejecutivo de UEFA. Creo que puedo decir con mucha confianza que la mayoría de los clubes no están a favor del desarrollo que está llevando la ECA. No queremos ascensos y descensos, un sistema piramidal. Definitivamente no queremos ver una liga cerrada bajo el amparo de la UEFA", explicaba Olsson.

La reunión del miércoles es clave, aunque sea porque, por primera vez, las ligas no creen que tengan a la UEFA necesariamente de su lado. "No es diferente a lo que pasaba en los años 90, el problema ahora es que la discusión está teniendo lugar entre la UEFA y los clubes, y eso podría llevar a un pacto con la UEFA. Antes había una respuesta sencilla, si queréis es vuestra cosa, pero eso significaba que los jugadores no iban a las selecciones ni jugaban las ligas locales, ahora no", dijo Olssen. Además, las ligas remarcaron que se sienten infrarepresentadas en los organismos que toman las decisiones en la UEFA.

A la reunión ha acudido Andrea Agnelli, presidente de la Juventus y de la ECA, junto con Edwin Van der Sar, portavoz del grupo, En la reunión expresaron sus ideas y recordaron que las propuestas que se están realizando están todavía en una fase inicial y no son en absoluto ideas cerradas sino abiertas a negociación. 

Cerrar