Los atacantes mexicanos se quedaron muy lejos del título de goleo

Comentarios()
Getty
La racha negativa se mantiene. Después del Clausura 2011, los mexicanos dejaron de romper las redes

El título de goleo no es honor de un mexicano. El Apertura 2017 definió este fin de semana un empate entre los delanteros Avilés Hurtado, de Rayados, y Mauro Boselli, de Leon. Con once goles en 17 jornadas, la suma superó la pobre cantidad de 9 tantos registrada por Raúl Ruidíaz el semestre pasado y los surgidos en este país siguen sin ser protagonistas. 

Ambos ganadores tienen la nacionalidad mexicana añadida a la colombiana y argentina, respectivamente, sin embargo, no son nacidos en este territorio y de los primeros diez en la lista, sólo el jalisciense Víctor Guzmán lo es. Las 8 anotaciones colocaron al mediocampista del Pachuca en la novena posición.  

Desde que Ángel Reyna terminó en la cima del Clausura 2011 al marcar 13 goles, la cuenta se congeló. A esa corta lista de ganadores a partir del Verano del 2000 pertenecen: Javier Hernández, con el título compartido en el Bicentenario 2010, Omar Bravo, en el Clausura 2007, Jared Borgetti, en el Invierno del 2000 y el verano de 2001, y Everaldo Begines en el verano del 2000; las glorias han sido escasas en los torneos cortos.

Oribe Peralta ha acechado la victoria en dos certámenes, uno con Santos en el Apertura 2011, uno más con las Águilas en el Clausura 2016 y se ha quedado a punto de conseguirlos. Con el fin del 2017, la tradición se mantiene: los atacantes mexicanos no tienen lugar entre los goleadores de la Liga MX

Cerrar