Los 4 fantásticos ya brillan en el Barcelona

Comentarios()
Getty Images
Luis Suárez marca un hat-trick, Messi mete dos goles y da una asistencia, Coutinho se estrena como goleador y Dembélé asiste por segunda vez este año.


EDITORIAL

El barcelonismo sigue esperando a Ousmane Dembélé. El francés gozó de su tercera titularidad esta temporada pero no consiguió ver puerta a pesar del festín que se dio el Barcelona a costa de un Girona que se presentó al Camp Nou renunciando al marcaje al hombre que ahogó a Leo Messi en Montilivi y que hasta pegó primero gracias al gol del 'Choco' Lozano, que aprovechó dos fallos consecutivos de Sergio Busquets y Samuel Umtiti, a los tres minutos. Pero Ernesto Valverde había dispuesto uno de los onces más ofensivos de la temporada, con -casi- toda la carne en el asador y con la única ausencia sonada de Andrés Iniesta en los movimientos de ataque.

El artículo sigue a continuación

Messi se convierte en el máximo asistente de la historia de la Liga

Cómo no, fue Luis Suárez quien volvió a abrir la lata y volver a empatar el partido tras una asistencia de Messi dos minutos más tarde. El propio Messi se inventaría el segundo gol de la noche tras un jugadón individual y puso el tercero con una falta que sorprendió por debajo el salto de la barrera del Girona, al que no había marcado jamás. El rosarino, inspiradísimo, todavía tendría tiempo de otra acción marca de la casa que dejó a Philippe Coutinho en posición de asistir a Luis Suárez, que metió el cuarto en el arranque del segundo tiempo.

Coutinho todavía tendría tiempo de estrenarse como goleador marcando la quinta red en el minuto sesenta y cinco, antesala al 6 a 1 definitivo con el que Luis Suárez firmó un nuevo hat trick como jugador barcelonista y que recibió de las piernas de Dembélé, uno de los fichajes estrella de la temporada y que no ha podido encontrar ninguna clase de continuidad por culpa de las lesiones. Con la goleada, sus compañeros se dedicaron a buscarle para que interviniera cada vez con más frecuencia y a pesar de ser el único que no marcó, dejó destellos de su calidad en la mayor goleada de 2018.

Cerrar