Noticias En directo
Primera A

Las medidas de los clubes para hacer frente al paro: "Si nos toca jugamos con la Sub-20"

0:41 CEST 24/10/19
Tulio Gómez presidente América de Cali
Los dueños de América de Cali y Boyacá Chicó manifestaron su inconformismo con el cese de actividades en el FPC.

El cese de actividades en el Fútbol Profesional Colombiano, confirmado por Acolfutpro para la próxima semana, ha causado gran molestia en algunos clubes que aseguran cumplir con todas las exigencias de la ley con sus trabajadores. Algunos directivos se han pronunciado, manifestado su inconformismo y revelado las medidas que tomarán en caso de que los jugadores entren en paro. 

Cuáles son las demanadas de los juagdores para no entrar en paro

El primero en hablar fue Tulio Gómez, máximo accionista del América de Cali, quien aseguró que ya tiene un "Plan B" para dar continuidad a la participación de la Mecha en el campeonato durante el paro. 

“Debe haber una huelga cuando los patronos se enriquecen cada día más y los empleados se hacen más pobres. Aquí es al contrario. Hay más de 300 jugadores que ganan más que los dueños de los equipos de fútbol”, explicó en charla con Antena 2. "Que hagan paro los futbolistas que no les están pagando, que les pagan mal porque son explotados o maltratados. Pero los jugadores que reciben buen sueldo, buena paga, como los jugadores de los grandes equipos, no veo ninguna razón", agregó. 

Además dejó claro que los clubes están "más unidos que nunca". "Si toca, jugamos todos con los pelados de la sub 20”, sentenció. 

Otro que también habló sin tapujos, como siempre, del tema fue Eduardo Pimentel, dueño del Boyacá Chicó, club que actualmente milita en la B. "Chicó no aceptará presiones bajo ninguna circunstancia de estos sinvergüenzas dirigentes de Acolfutpro, que manipulan y engañan a todos los futbolistas, a la prensa, a la opinión pública y al Ministerio de Trabajo. Anunciamos sanciones y medidas disciplinarias contundentes”, declaró en su cuenta de Twitter. 

"El club no dudará en sancionar y terminar los contratos de trabajo a aquellos jugadores que intenten desconocerlos e incumplirlos”, enfatizó.

Por su parte, Enrique Camacho, presidente de Millonarios, fue un poco más cauto y pidió calma. "No vamos a despedir a nadie, hay que esperar a ver qué ocurre, hay unos procesos en caso de ausencia, llamar a descargos y tomar unas medidas", dijo a los micrófonos de Caracol Radio, aunque dejó claro que no apoya el paro. 

"Es muy extraño y un poco temerario lanzar a los jugadores a esa posición de paro cuando está establecido que sin sindicatos eso no se puede hacer. No estoy de acuerdo con que se hagan amenazas para generar diálogos", agregó.