Luka Modric, futbolista por una guerra

Comentarios()
Debido al conflicto bélico en los Balcanes, la familia del volante tuvo que refugiarse en un hotel de Zadar. Allí creció su talento.

En la última edición de los premios Goal 50, Luka Modric fue elegido el tercer mejor jugador del mundo, superando a Lionel Messi, ni más ni menos, como si fuese un presagio de lo que sería su papel en el Mundial, donde terminó subcampeón. El volante tiene herramientas para justificar semejante honor: brilla en Real Madrid, actual tricampeón de Europa, y destaca además en su Selección, en la que es capitán y terminó como mejor jugador del Mundial 2018. Adepto al bajo perfil, desde el silencio y el trabajo, fue creciendo tanto en los últimos años que no sólo logró ubicarse en la elite internacional, sino que, además, fue cambiando las opiniones de hasta sus propios detractores. Lo curioso de su historia no es que haya quedado encima del '10' de Barcelona en una votación: lo curioso es que terminó siendo futbolista por una casualidad o -mejor expresado- por una desgracia.

Modric, junto a Croacia, será rival de Argentina en el Grupo D

La guerra en Croacia, cruel como todas las guerras, estalló en 1991. El mediocampista, en ese entonces, tenía apenas cinco años, y el asesinato de su abuelo obligaría a la familia a huir hacia la ciudad de Zadar para proteger sus vidas. No había más opción. La guerra no espera, las bombas no entienden de piedad y los crímenes están en cada esquina. En el medio de ese horror, en el medio de las muertes, Modric pudo meterse en una burbuja y encontrar su pasión: los empleados del Hotel Kolovare, donde se alojó con su familiares, vieron cómo sobresalía con la pelota cuando jugaba con otros niños. “Rompía más ventanas con el balón que las bombas serbias”, recordaron en aquel alojamiento, en una nota publicada por el diario croata 24sata. El desenlace fue casi evidente: hubo que iniciar los contactos con NK Zadar, club de la misma ciudad que no tardó en ficharlo.

Con 16 años, en tiempos más tranquilos, pasaría a Dinamo de Zagreb, aunque recién explotaría en el club tras ser cedido dos veces a préstamo (a Zrinjski Mostar, de Bosnia, y a Inter Zapresic, de Croacia). En su vuelta a la capital croata, Modric comenzaría a ganar títulos y a causar admiración en el resto de Europa. Así lelgó a Tottenham, que pagó en 2008 cerca de 20 millones de euros para quedarse con su talento. Luego, tras cuatro años en Londres, apareció el Real Madrid en su camino. Y la historia ya sería más exitosa (acumula ya tres Champions League) y más conocida.

Modric ps

El artículo sigue a continuación

Una estadística ayuda a entender su sobresaliente desempeño en el conjunto de la capital española: en la temporada 2014-2015, dos lesiones (en el tendón izquierdo y un esguince de ligamento en la rodilla derecha) hicieron que se perdiera 33 partidos de aquella campaña. ¿Consecuencia? En la Copa del Rey, el Real Madrid fue eliminado en octavos por el Atlético de Madrid, la Juventus lo venció en las semifinales de la Champions, y La Liga fue ganada por el Barcelona.

Modric ps

Luka Modric cumple 33 años en el mejor momento de su carrera: siendo pieza clave en un Real Madrid tres veces campeón de la Champions League y de una Croacia subcampeona del mundo, siendo además reconocida su labor con premios individuales, y es que a nadie extrañaría que alzara el The Best o el Balón de Oro en los próximos meses. Todo un espaldarazo para el '10' del Real Madrid y de Croacia.

Próximo artículo:
Regla 20/11 en la Liga MX: Qué es y cuántos minutos lleva cada equipo en el Apertura 2018
Próximo artículo:
River - Gremio: ¿qué plantel es más caro?
Próximo artículo:
¿Cómo llega Palmeiras al cruce contra Boca por la Copa Libertadores?
Próximo artículo:
Pumas vs Tigres: goles, resumen y videos
Próximo artículo:
¿Quién es Rafael Durán, el juvenil goleador de Tigres?
Cerrar