Noticias Partidos
Barcelona

Laporta sigue modificando la estructura ejecutiva del Barcelona

10:30 CEST 28/4/21
Joan Laporta Barcelona
El nuevo presidente va definiendo su organigrama de confianza y relevando a los nombres de confianza de Bartomeu

Joan Laporta tiene en mente cómo quiere que sea su FC Barcelona. Y poco a poco lo va definiendo. En las últimas semanas, el nuevo presidente está reestructurando el organigrama de la mano de Ferran Reverter, el CEO escogido por la junta directiva que sigue combinando su rol en el club con su cargo de CEO de MediaMarkt Saturn hasta que termine su contrato a finales de junio, cuando se incorporará al cien por cien a su nueva función, que hasta este miércoles compartirá con Óscar Grau, hombre de plena confianza de Josep Maria Bartomeu que será relevado en las próximas horas. Esta reestructuración, cuyo principal objetivo es relevar los cargos ligados estrechamente con la directiva anterior se está dando por fases. Los primeros en salir fueron Román Gómez Ponti, jefe de los servicios jurídicos e investigado por el BarçaGate, Albert Soler, mano derecha del expresidente durante un tiempo y Director de Deportes Profesionales, y Xavier de las Moras, jefe de Seguridad.

Este martes, otra persona plenamente vinculada con la junta de Bartomeu, Pere Jansà, dejó su cargo al frente del Área Social. Así lo comunicó el club en un mensaje interno a todos los trabajadores: "Os informamos que Pere Jansà, Director del Área Social, deja el FC Barcelona con efectividad de hoy. Desde dirección queremos agradecerle su aportación al Club durante todos estos años y desearle muchos éxitos profesionales en su nueva etapa. Temporalmente, en el ámbito organizativo, todos los departamentos que reportaban a Pere pasaran a reportar directamente a Óscar Grau". Pere Jansà fue el primer Director de Comunicación de Sandro Rosell cuando el empresario arrasó en las elecciones en 2010 y se hizo con el control del club. Tras la etapa en el área de comunicación, Jansà pasó a ser el máximo responsable del Área Social en 2011, cargo que ha ostentado hasta esta semana.

También este 27 de abril, el club comunicó la promoción a director del departamento de Relaciones Institucionales y Protocolo de Jordi Gómez García, trabajador con más de veinte años de experiencia en el Barcelona. Gómez es conocido por todos los miembros del club y ya era una figura con responsabilidades, también en el mandato de la junta anterior. En este sentido, fuentes de la directiva de Laporta insisten a Goal que "no haremos como hicieron los otros, que arrasaron con todo. Hay gente muy válida que tiene que seguir". Jordi Gómez es uno de ellos, a quién además los nuevos mandatarios ya conocían de su anterior etapa en el club (2003-2010).

Gómez reportará directamente a Manana Giorgadze, la jefa del Gabinete de Presidencia que recogió el cargo de Jaume Masferrer, la persona en quién más confió Bartomeu durante los últimos años. El Gabinete de Presidencia de Laporta también está tomando forma. Hasta ahora, han tomado posesión de sus cargos la misma Giorgadze, Jordi Finestres, quién mantiene una estrecha relación con el presidente desde hace años y que cesó como responsable técnico de la oficina del expresidente de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont; el excapitán del equipo de balonmano Enric Masip, Mercè Garriga y Benny Megrelishvili. Faltará por ver qué sucede con otros ejecutivos, como Bill Manarelli (Patrimonial y Espai Barça), Javier Sobrino (Estrategia y Conocimiento), Joan Carles Raventós (tiendas oficiales) o Pancho Schröder (Finanzas).

La auditoría sigue

Hay un asunto que mantiene a los nuevos gestores del club en vilo, con algunas decisiones paradas hasta conocer varios detalles del estado real del club. Es la famosa auditoría, encargada la mañana siguiente de la toma de posesión de Joan Laporta y la cuál sigue en marcha tras más de un mes de recopilar y analizar información. Los directivos insisten en tener paciencia y no presionar a los auditores, pero admiten que la situación es peor de lo que imaginaban. "Nos hemos encontrado un Barça muy complejo. Se está analizando quirúrgicamente para poder verlo todo claro", nos explican. La junta de Laporta sabe que "conocer los números es vital y urgente", pero hay otros temas importantes como el apartado deportivo o el Espai Barça con los que ya se está trabajando a falta de saber qué se puede tirar adelante y qué no.