Noticias En directo
River Plate

La historia de Germán Lux con River

20:38 CEST 11/4/19
German Lux River Copa Libertadores 2006
Poroto debutó en 2002 con Ramón como DT y atajó en partidos que quedaron en la memoria del Millo. En 2006, la muerte de su hermano cambió su carrera.

Hace más de 17 años, un 10 de febrero de 2002, Ramón Díaz mandaba a la cancha a un joven arquero que haría su debut en Primera con la camiseta de River. Se trataba de Germán Lux, quien haría su presentación en el Monumental en la victoria 3-1 ante Talleres de Córdoba

Ese día comenzaría la historia de Poroto en el club de Núñez, institución a la que llegó en 1998 con apenas 16 años. Con sólo algunos minutos en su haber como jugador profesional, el santafesino festejó el Torneo Clausura con River. Un año más tarde, volvería a levantar otro Clausura con la banda. Sin embargo, el 2004 fue el que marcó su carrera deportiva.

El 16 de mayo de ese año, Lux fue titular en el importantísimo triunfo de River ante Boca, en La Bombonera, por la fecha 14 del Torneo. En un encuentro en el que el arquero no sufrió sobresaltos, el Millonario festejó gracias a un gol de cabeza de Fernando Cavenaghi y se encaminó rumbo al título. Ese trofeo, justamente, Poroto lo festejó con Marcelo Gallardo, quien era jugador de River en ese entonces.

Después de celebrar con su club, el arquero viajó a Grecia para disputar los Juegos Olímpicos con la Selección argentina. Allí, Lux continuó haciendo historia al quedarse con la medalla de oro junto a unos jóvenes Andrés D'Alessandro, Javier Mascherano, Roberto Ayala y Carlos Tevez entre otros.

El glorioso regreso de Atenas no duraría mucho para el nacido en Carcarañá, que después de atajar dos penales en la definición ante Santos Laguna que le permitió a River clasificar a cuartos de final de la Copa Libertadores, sufriría en dos históricos Superclásicos. La ida fue triunfo de Boca en su cancha con un tanto del Flaco Schiavi y la vuelta le dio la clasificación al Xeneize que, después de caer por 2-1 en los 90 minutos venció por 5-4 al Millonario en una tanda de penales en la que Lux no pudo retener ninguno.

El  21 de enero de 2006, mientras Poroto hacía la entrada en calor en el Monumental para jugar un amistoso ante Defensores de Belgrano, Daniel Passarella, en ese entonces técnico de River, le daría la noticia más triste de su vida: su hermano Pablo, de 26 años, se había suicidado en Santa Fe. Desde ese momento, y como el propio arquero contaría años después, su carrera cambió. Su rendimiento no logró ser el de antes y, a fines de ese mismo año, el propio Passarella le comunicó que no lo tendría en cuenta y le abrió la puerta para que abandonara el club que lo vio crecer.

Después de 11 años de haberse ido de River y de Argentina para pasar a jugar en Mallorca de España, primero, y en Deportivo La Coruña después, a mediados de 2017 Germán Lux volvió al Millonario para ser dirigido por Marcelo Gallardo, quien había sido su compañero durante su primera etapa en el club. La vuelta, desde lo personal, no fue la esperada: en su primer semestre, el arquero tuvo varios errores graves y terminó de quedar definitivamente señalado tras la semifinal de la Copa Libertadores de aquel año frente a Lanús.

Para comienzos de 2018, la dirigencia decidiría realizar una fuerte inversión para contratar a Franco Armani, que se adueñó inmediatamente del arco y dejó a Poroto definitivamente relegado al banco de suplentes: en el último año, el santafesino apenas atajó ocho partidos. Sin embargo, más allá de su escasa participación, Lux vivió con intensidad el inolvidable año del Millonario y festejó como un hincha más la consagración en la Copa Libertadores frente a Boca. Ahora, ante la lesión del titular, el de Carcarañá tendrá la chance de disputar su tercer partido seguido desde el arranque. Y aunque sabe que la gente lo mira de reojo, quiere redimirse dentro de la cancha.