La historia de Antonio Puerta, el héroe que se convirtió en leyenda para el Sevilla

Comentarios()
Getty Images
El club de Nervión sigue recordando al jugador con el Trofeo que lleva su nombre y se medirá en 2019 al Schalke.
Antonio Puerta Pérez era a los 22 años lo que podía entenderse como un joven envidiado para su generación. A esa edad tan temprana todo empezaba a irle a favor. Triunfaba como futbolista en el equipo de su vida, había debutado con la selección española, era campeón de todos los títulos con los que el Sevilla sólo soñaba, hacía poco más de un año que marcó el gol más importante de la historia del club y encima iba a ser padre de un niño.

El 28 de agosto de 2007, el día fatídico, se lo arrebataron todo. Hace exactamente diez años, su vida se apagó pero al mundo del fútbol le dejó unos recuerdos imborrables que hacen que siga vivo a través de la gente que lo recuerda. 

A Puerta nadie lo olvida porque se encargan de recordarlo la afición del Pizjuán en cada minuto 16, Enzo Maresca en las redes sociales, Pep Martí en su firma o Sergio Ramos cuando gana un título, aunque eso no le habría librado de que Antoñito le mandara un mensaje guasón con su inigualable gracia después de teñirse el pelo de amarillo “pollo”.


SUS PRIMEROS AÑOS


Antonio Puerta

Antonio Puerta llegó al Sevilla siendo apenas un chaval y tuvo una progresión fulgurante desde las categorías menores del club, a la par de otros jóvenes que también llegarían pronto a Primera División, como Alfaro, Kepa Blanco o Jesús Navas.  

Debutó oficialmente en Primera el 24 de marzo de 2004, en un Sevilla-Málaga por la Liga, aunque tendría que esperar a la temporada 2005/2006 para consolidarse como jugador del primer equipo, a las órdenes del entrenador Juande Ramos. 


RUMBO A LA FAMA


Antonio Puerta Sevilla

Para Antonio Puerta hubo un antes y un después en su carrera futbolística en un día concreto: fue el 27 de abril de 2006, cuando el Sevilla enfrentaba al Schalke 04 alemán en la vuelta de las semifinales de la Copa UEFA.  Antonio, que ya había marcado un gol en esa competición ante el Lokomotiv de Moscú, logró un gol crucial que dio la clasificacion a los nervionenses ante los alemanes, en el minuto 11 de la prórroga. Desde ese día, Puerta se convirtió en un ídolo para su afición.  

Quizá a modo de homenaje por aquella gesta, Juande Ramos metió a Puerta en los últimos cuatro minutos de la final de la UEFA de 2006, en la cual el Sevilla apabulló al Middlesbrough inglés. El sevillano se dio el gusto de celebrar dentro del campo junto con sus compañeros la primera gran conquista europea del Sevilla.  

 


SU CARRERA DESDE ENTONCES


Antonio Puerta Sevilla Uefa Cup final

Ya consolidado como un jugador de primer equipo, aunque alternando el puesto con el veterano David Castedo en la banda izquierda, Puerta tuvo un comienzo fulgurante en la temporada 2006/2007.  

Aún se recuerda su gran partido en la final de la Supercopa de Europa, nada menos que ante el Barcelona, cuando Puerta ofreció un auténtico recital de fútbol volviendo loca a la defensa del entonces campeón de Liga y de la Champions League. Incluso Antonio pudo haber marcado un gol antológico después de haber superado a toda la zaga culé. El balón se marchó apenas afuera en lo que hubiese sido la ‘guinda’ del pastel.  

Luego de aquella conquista, el Sevilla no bajó la guardia y Puerta formó parte del gran equipo que volvió a luchar hasta el final en la Copa UEFA 2006/2007, y que al mismo tiempo se mantenía peleando por la Liga y superando etapas en la Copa del Rey.  

Junto con su amado Sevilla, Puerta logró el ‘doblete’ en la UEFA, tras ganar al Espanyol en una final española, y también celebró el título en la Copa del Rey. Poco le faltó también al Sevilla para llegar con opciones a la lucha por la Liga, que quedó en manos del Real Madrid.  

Desde luego que la gran tarea de Antonio no pasó inadvertida para otros clubes importantes de Europa, ya que ‘pesos pesados’ como el Real Madrid, el Manchester United o el Arsenal preguntaron por él como posible fichaje. Puerta habló entonces con su entrenador, Juande Ramos, y tras recibir su aval decidió mantenerse firme en el club de toda su vida.  


LA TRAGEDIA


Calle en homenaje a Antonio Puerta

El 25 de agosto de 2007, durante el Sevilla-Getafe que ponía en marcha la Liga de España, Purta cayó desplomado sobre el césped y se desmayó por un paro cardio-respiratorio. Le atendieron de inmediato, tanto sus compañeros como el cuerpo médico del Sevilla, y pese a que logró recuperar el conocimiento los problemas siguieron cuando se marchó al vestuario.  

Allí, según informaron los médicos, Puerta sufrió ocho paros cardio-respiratorios más, con lo cual fue llevado de urgencia a la sala de Cuidados Intensivos del Hospital Vírgen del Rocío de Sevilla. Su agonía se extendió durante el domingo y el lunes siguientes, hasta que finalmente perdió la vida el martes 28 de agosto, dejando un dolor que jamás se quitará del alma de todo el fútbol español.  


SUS CUALIDADES


Andres Palop Enzo Maresca Sevilla

Puerta se ha destacado siempre, desde que irrumpió en las divisiones menores del Sevilla, por su gran velocidad y su capacidad para desempeñarse en varios puestos. Jugaba como lateral zurdo, como interior o incluso como extremo, debido a sus condiciones para llegar siempre con peligro hasta el área rival.  

Pese a su delgada contextura física, Puerta era todo un ‘pistón’ que rompía en velocidad a todo aquel que se pusiera por delante. Y no sólo eso, sino que además tenía una técnica exquisita que le permitía ganar en el uno contra uno ante los defensas más expertos. 


CÓMO LO RECUERDA EL SEVILLA


El club de Nervión organiza cada año un Trofeo que lleva su nombre y que se disputa en el Ramón Sánchez-Pizjuán. Suele acudir su hijo Aitor a realizar el saque de honor y su familia. La décima edición será muy emotiva ya que el rival será el Schalke 04.

El conjunto alemán guarda una estrecha relación con el Sevilla desde las semifinales de la Uefa de 2006 en el que los rojiblancos llegaron a la primera final europea de su historia gracias a un tanto que anotó Puerta en la prórroga del partido de vuelta. El Schalke suele recordar anualmente al futbolista e incluso tras su fallecimiento publicó una esquela de recuerdo al jugador en prensa española y es por eso que era uno de los equipos que el sevillismo quería ver disputando el torneo. De hecho, se espera la asistencia de 700 aficionados alemanes.

El artículo sigue a continuación

Los alemanes se unen de esta forma a la lista de rivales a los que se ha medido el Sevilla en el que están Málaga, Xerez, Granada, Almería, Deportivo de La Coruña, Espanyol, Córdoba, Boca Juniors y Roma.

Palmarés: Sevilla (7 títulos), Granada (1 título) y Boca Juniors (1 título).

Además, Puerta tiene una estatua a la entrada de la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros Palacios, un mural en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán en la puerta 16 y una calle en el barrio de Nervión, concretamente donde se sitúa la Peña Al Relente, de la que era socio su abuelo y a escasos metros de su casa. Además, la afición corea su nombre en el minuto 16 de cada partido.

Cerrar