Noticias En directo
Barcelona

La estrategia del Barcelona por De Ligt: pasar de Raiola

13:35 CEST 23/5/19
Matthijs de Ligt, Ajax, 05122019
El club azulgrana espera convencer al jugador para que luego imponga su decisión y no tener que pagar de más por su buen final de temporada.


MERCADO

La estrategia para vestir a Matthijs De Ligt de azulgrana es clara desde hace meses y la sanción que impide a su agente trabajar en el mercado de este verano no hace más que confirmar al Barcelona en sus intenciones: pasar de Mino Raiola para convencer directamente al propio jugador y que sea él quien acabe realizando la presión definitiva que tanto permita al club catalán llevarse el gato al agua como ahorrarse un buen pico en comisiones y sobrecostes tras el soberbio final de temporada que De Ligt ha realizado con el Ajax.

"Si tienes al jugador por mucho que el representante quiera otra cosa sucederá lo que quiera el jugador" confirman a Goal los ejecutivos barcelonistas que conformaron la primera expedición a Amsterdam para contactar con De Ligt, hace ya más de dos años, cuando el central ni siquiera era mayor de edad. Las mismas fuentes se muestran convencidas de la importancia de contar con el central holandés y no con un sucedáneo de un nivel inferior. "Hay que fichar a jugadores buenos que vengan a aumentar el nivel del equipo, no recurrir al plan B porque eso es una equivocación" señalan.

Para la secretaría técnica del Barcelona De Ligt "es un plan A en toda regla, alguien por quien apostar", especialmente teniendo en cuenta que su deseo es el de vestir de azulgrana y, en este contexto, "cuando hay un jugador muy bueno que quiere venir, hay que ir a por él"

Así que las dudas son pocas en los despachos del Camp Nou. Si acaso, una vez decidido que el Barcelona no entrará en ninguna subasta y que dejará a Raiola al margen -por lo menos hasta que De Ligt decida y el club agraciado se vea obligado a negociar su elevada comisión-, falta convencerle para que no vea la competencia con Gerard Piqué, Clément Lenglet y Samuel Umtiti (o Jean-Clair Todibo en caso de que Umtiti salga) como un obstáculo a su progresión sino como un estímulo.

"Si él demuestra que quiere venir la mitad del trabajo está hecho" señala el primer ejecutivo azulgrana que le contactó. Entonces se encontró con un Ajax cerrado en banda y que también el verano pasado rechazó las ofertas del Barcelona por el central y por Frenkie De Jong para dejarles cedidos y que se incorporaran a partir del próximo 1 de julio a la disciplina azulgrana. El club holandés no quiso ni sentarse a discutir su salida pero este año ya ha aceptado que, perdido De Jong, el siguiente será De Ligt. Y ahora el Barcelona trabaja para convencer al jugador y que sea él quien logre aflojar a Raiola, el único al que le interesa que este traspaso se convierta en un culebrón o, peor, en una subasta.