La decisión de Alexis de dejar Arsenal se justifica con el miserable 2018 que continúa en Bournemouth

Comentarios()
Getty
El chileno está en camino de dejar Arsenal y sin victorias en 2018 su decisión de abandonar está más que justificada.

Arsenal parece encontrarse envuelto en una saga de transferencias en cada temporada. Puede ser la de Samir Nasri uniéndose a Manchester City porque ellos tienen "hinchas más pasionales", o Robin van Persie "escuchando al pequeño niño" dentro suyo pidiéndole fichar por Manchester United. Siempre hay incertidumbre envuelta en el Emirates.

Los Gunners han sido motivo de burla por volverse en un club que alimenta a sus rivales de la Premier League y ahora parece que Alexis Sánchez es la última estrella que cambia al equipo rojo del norte de Londres por Manchester.

"Él (Sánchez) está distraído en este momento", dijo Arsene Wenger antes de la última decepcionante derrota de Arsenal ante Bournemouth este domingo.

"Su situación no está completamente decidida para un lado o el otro, así que lo dejé en casa".

Cuando se le preguntó si su movida era inminente, Wenger respondió: "Sí. No leo mucho de eso, porque no sé realmente qué camino tomará".

La última saga se ha manifestado por sí sola dentro del campo y Wenger actualmente pasa por un 2018 sin triunfos que no muestra ninguna señal de terminar.

El miserable curso continuó en Dean Court con el equipo local recuperándose de la caída inicial -gol de Hector Bellerin- para ganar 2-1 gracias a los remates de Callum Wilson y Jordan Ibe en los últimos veinte minutos.

El resultado significa que Arsenal ha conseguido solo 13 puntos en los 12 partidos que tuvo como visitante en la Premier League de esta temporada -su peor récord en 12 años- y ahora aparece muy lejos de la carrera por terminar en puestos de Champions League.

La incertidumbre mantuvo borrosa la campaña 2016-17 de Arsenal, con un Wenger negándose a revelar si firmaría una extensión de contrato o dejaría el club luego de dos décadas en su cargo.

El entrenador de los Gunners admitió, luego de esa temporada, que esa incertidumbre sobre su propio futuro afectó a los jugadores sicológicamente y no hay duda de que lo mismo se aplica para la situación actual de Sánchez, que tiene envuelto al club en la duda.

Mesut Özil, que parece listo para decidir su futuro al final de la temporada, también ve como su contrato expira en el verano, tal y como Jack Wilshere, que admitió antes del partido del domingo que quiere ser el capitán de Arsenal.

Pero los problemas de Arsenal son más profundos que la salida de uno de sus mejores jugadores. La defensa no se pudo ver más vulnerable y -habiendo encajado ocho goles en cuatro partidos- no es sorpresa ver a Wenger entrando al mercado por un defensor central experimentado de la talla de Johny Evans, de West Brom. Wenger mantiene conversaciones con Malcom, estrella del Bordeaux, pero la duda se mantiene sobre si el brasileño será capaz de marcar un impacto inmediato en el lugar de Sánchez.

El artículo sigue a continuación

La estrella del inicio de temporada, Alexandre Lacazette, se ha ido diluyendo. Estuvo enfermo contra Chelsea en la Carabao Cup y no ha sido el goleador eficiente por el que Arsenal pagó un récord de 50.2 millones de libras esterlinas el último verano. Su falta de movimiento en el medio y su tendencia a jugar para atrás no lleva a ninguna parte al Arsenal en el último tercio. Mientras tanto, Wilshere es por lejos el mejor jugador de Arsenal cuando Özil no está en el campo y se mantiene como el principal eje creativo junto a Aaron Ramsey, que fue la última sustitución este domingo.

Mientras Wenger cumplió el último partido de su suspensión por tres juegos, se mantendrá la pregunta sobre si fue correcta la decisión del francés de firmar una extensión de contrato en el último mayo.

Con pocas señales de que el fútbol de la Champions League estará sobre la mesa la próxima temporada y su talismán ofensivo a punto de irse para fortalecer a un rival, el enfrenador de Arsneal tendrá que tomar una decisión sobre si el francés es el hombre correcto para liderar el ataque de Arsenal. Alexis, por otro lado, ha justificado su decisión de dejar el club.

Cerrar