Noticias En directo
Barcelona

La Copa del Rey marcará la temporada del Barcelona

11:39 CET 31/10/18
Coutinho Messi Iniesta Sevilla Barcelona 21042018 Copa del Rey final
El desgaste en esta competición obliga a Valverde a revisar el rendimiento de los últimos años para no comprometer la aventura europea.


EDITORIAL

La Copa del Rey marcará la temporada del Barcelona. Es lo que ha sucedido a lo largo de la última década, en la que el desgaste en esta competición ha marcado el devenir del cuadro azulgrana durante el resto de la temporada, especialmente en la Champions League. Es decir, a excepción de los tripletes de 2009 y 2015 el Barcelona solo ha logrado la corona europea cuando ha dosificado a sus titulares e incluso los tripletes se caracterizaron por un reparto razonable de minutos 

Sirva de ejemplo el uso que cada entrenador desde Pep Guardiola ha realizado de Leo Messi hasta la presente temporada, la décima en la que luce el 'diez' azulgrana en su espalda. No deja de ser curioso que la presencia de Messi en la Copa del Rey haya ido de menos a más en esta competición y haya diluido las opciones europeas del Barcelona, que hace ya tres años que no supera los cuartos de final.

El rendimiento en Europa, pues, suele ser inversamente proporcional al desgaste en la Copa del Rey y el hecho de que Messi haya jugado más -mucho más- en el último lustro (de los 26 a los 31 años) de lo que lo había hecho en el anterior (de los 21 años a los 26) ayuda a entender el devenir decreciente del Barcelona en competición europea, pues si juega Messi lo hace rodeado de titulares, no de los suplentes con los que Pep Guardiola solía preparar la Copa del Rey. En su primer año Messi no jugó de titular ni la mitad de las rondas coperas, una dinámica que se mantuvo también con Francesc 'Tito' Vilanova.

A partir de la llegada de Gerardo 'Tata' Martino las cosas cambiaron y Messi, así como la mayoría de titulares, formaban también en los onces de Copa ya a partir de segunda ronda, algo que se repetiría también con Luis Enrique Martínez y Ernesto Valverde. Tanto el argentino como el asturiano y el extremeño solo dieron descanso al rosarino y al estado mayor del vestuario en la primera ronda para luego jugarlo absolutamente todo. Que Messi, siendo diez años mayor, juegue el doble de minutos de los que jugaba en la Copa hace diez años ayuda a entender el rendimiento a la baja durante los últimos años en Europa.

Así que si es cierto que el Barcelona tiene la Champions League como gran objetivo de la temporada lo primero es otorgarle a cada competición la importancia que merece y Messi y sus lugartenientes deben estar a tope para Europa. La eliminación copera puede ser un chasco pero nunca tendrá el sabor de la decepción que el barcelonismo ha sentido cada vez que ha caído en competición internacional. Lo habitual es no verles en primera ronda -además Messi sigue lesionado-. Lo deseable es no cantar sus nombres en un once copero hasta las semifinales.