Noticias Partidos
Barcelona

Koeman-Barça: calma antes de la tormenta

10:27 CEST 21/9/21
Ronald Koeman Joan Laporta Memphis Depay Barcelona
El técnico no quiere hablar de su futuro, que está más lejos que cerca. El Barcelona busca el momento adecuado para ejecutar una decisión ya tomada

En el Barcelona, todo el mundo da por hecho que Ronald Koeman no será el entrenador del primer equipo dentro de unas semanas. Hay coincidencia en todas las partes consultadas, aunque la gran duda es el momento. ¿Cuándo se tomará la decisión? Las fechas no reman a favor de la destitución de Koeman. Tampoco de la continuidad, porque seguir con el técnico holandés sabiendo que tiene fecha de caducidad es perder un tiempo de oro, comentan desde la parte noble del Camp Nou. El equipo sigue en carrera, con partidos cada 72 horas y sin margen para resetear un proyecto continuado a regañadientes por no haber encontrado sustituto y no haberle podido pagar el finiquito a Koeman antes de las vacaciones de verano. En tres meses, el club ha recuperado una pequeña parte de músculo financiero y, aunque sigue sin estar saneado, tiene la capacidad para abonar los cerca de 12 millones de euros que deberá al entrenador neerlandés cuando decida rescindirle el contrato.

El empate ante el Granada no cambia nada. Tampoco acelera, por el momento, la decisión de destituir al técnico. Calma, insisten. Y es que el momento no es el idóneo. El jueves, el Barcelona viaja a Cádiz para enfrentarse a un rival que ya le consiguió doblegar la temporada pasada y, tres días después, el domingo, recibe en casa al Levante. Sin pausa para ni siquiera pensar, el martes viaja a Lisboa para disputar el miércoles la segunda jornada de la liguilla de la Champions League ante el Benfica, y el sábado 2 de octubre recibe al Atlético de Madrid del 'Cholo' Simeone y de los exculés Antoine Griezmann y Luis Suárez. Después de esa carretilla de partidos llegará la pausa internacional. Ese sí es un buen momento para romper con todo y empezar de cero. Pero no más tarde, porque el fin de semana del 16-17 de octubre la junta directiva se sentará ante los socios en la Asamblea con la voluntad de no tener un debate deportivo. Y ahí es donde no llegará Koeman, a menos que el equipo de un cambio de rumbo insospechado de 180 grados y empiece a deslumbrar. Improbable, visto lo visto en las últimas semanas.

El desánimo es general, pero aunque parezca que en la junta hay inacción, la realidad es que el camino ya tiene un punto de partida: Koeman no seguirá. Falta encontrar el momento para no perturbar la preparación de los partidos y, lo que es más importante, tener atado al sustituto que cogerá al equipo para empezar un nuevo proyecto. Fuentes del club han insistido a Goal, durante los últimos días, que el nuevo entrenador no hará de puente. No será un técnico transitorio hasta enero, ni hasta final de temporada. El nuevo entrenador del Barcelona lo será a largo plazo. Por lo menos, esa es la intención de los máximos dirigentes azulgrana. Sin embargo, a estas alturas de temporada, muchas opciones no hay. Xavi Hernández siempre forma parte de la lista de futuribles para ocupar el banquillo del Camp Nou, aunque no es el número uno de la carta a los reyes. El primero, el que más gusta a Joan Laporta y a su 'fichaje' Jordi Cruyff, es Robert Martínez. Aunque su incorporación es complicada y las negociaciones no están, para nada, avanzadas. Ya era el favorito antes de las elecciones a la presidencia, pero el seleccionador de Bélgica tiene dos retos por delante: la Nations League del mes de octubre y el Mundial de Qatar 2022. Veremos si, una vez disputada la Nations League, el técnico de Balaguer cambia de idea. El tren del Barça no pasa cada día.

Desde el club también comentan, sin dar nombres, que existen dos entrenadores más en la lista: uno, con contrato en vigor. El otro, sin equipo. La clave ahora es atar a uno de los candidatos, al entrenador que, esta vez sí, será el líder del nuevo proyecto deportivo de Joan Laporta. Ya quedó claro, con sus declaraciones públicas en mayo, que Koeman no era su entrenador. Le fichó Josep Maria Bartomeu, el presidente que terminó su mandato en octubre del año pasado tras una moción de censura apoyada por casi 20.000 socios, récord absoluto de participación en la historia del club. Pero no era el favorito, ni de lejos, de un Laporta que será el responsable, ahora de manera definitiva, del rumbo del primer equipo masculino de fútbol. Estamos a pocas jornadas del cambio. Falta por ver cuando se ejecuta una decisión ya tomada. A Koeman se le acabó su tiempo.