Noticias En directo
Fichajes

James: de la rampa de salida a una posible renovación con el Real Madrid

10:45 CEST 17/8/19
James Rodriguez Real Madrid unveiling Florentino Perez 22072014
El cafetero, muy cerca de quedarse con Zidane en 2019-20. Acaba contrato en 2021, y en el club no quieren que nadie alcance su último año sin renovar

James Rodríguez está cada vez más cerca de permanecer definitivamente en el Real Madrid esta próxima temporada. Pudo haberse quedado en el Bayern Múnich, le quieren también el Nápoles y el Atlético, pero si no cambia la situación en la Casa Blanca –y no parece que vaya a ser así-, todo apunta a que acabará permaneciendo en el club blanco al lado de un Zinedine Zidane al que este viernes se le vio ya por fin convencido de contar con el colombiano.

“Estoy contento de tener a James en la plantilla. Está en forma. Repito lo que dije. Todos los que estamos aquí, voy a contar con ellos. Y ellos están contentos de estar aquí también”, espetaba el técnico galo en la rueda de prensa previa al debut en La Liga, con apenas ya quince días por delante hasta que se cierre el mercado de fichajes. Nunca se le había visto tan cariñoso con el colombiano, ni desprendiendo tanta seguridad y confianza en que puede ser un recurso útil dentro de su plantilla. Y es cierto que Zidane no quería al cafetero para este curso, pero tal y como ha reconocido también con Bale, “las cosas cambian”, y ahora sí que parece que cuenta con James Rodríguez. De hecho, ya ha sido incluso convocado para el debut en La Liga contra el Celta.

Una solución más que bienvenida en el Real Madrid, dicho sea de paso. El Nápoles sólo le quería cedido y era un extremo nunca contemplado por Florentino Pérez, tal y como ya publicó Goal en su momento; el Atlético sí estaba dispuesto a pagar una cifra alrededor de los 45-50 millones de euros, pero en el club blanco no querían reforzar otra vez más al rival capitalino después de hacerse ya con Marcos Llorente y Mario Hermoso; y si el Real Madrid no lograba vender jugadores, no podría tampoco seguir fichando, en aras de cumplir con el Fair Play Financiero (las operaciones por Bale, Isco o Mariano están igual o más atascadas incluso que la de James). Con el mercado tan difícil, y vista la actitud del ‘16’ blanco en estas primeras semanas de entrenamiento, así como la acogida que tiene entre el madridismo, la opción de que el cafetero permanezca en la plantilla es ya más que real. Incluso deseada, dentro de algunos estamentos del club.

Y es irónico. Pues si se cumplen estos fundados pronósticos, James puede pasar de estar en la rampa de salida, a renovar su contrato con el Real Madrid. De no estar convocado aún para ningún partido en pretemporada, a ampliar su vinculación contractual con los blancos. Al menos, esa era la premisa que manejaba el Real Madrid a principios de verano para con el caso del colombiano, según fuentes autorizadas consultadas en su momento por Goal: o James era traspasado por una cantidad nunca menor de los 42 millones de euros, o se quedaba en el Real Madrid previo paso por el despacho del presidente para rubricar su renovación. Eran las dos únicas opciones viables para los dirigentes madridistas.

Aunque suene rocambolesco, tiene su explicación. Y es que James Rodríguez acaba contrato con el Real Madrid en 2021, y en el club blanco siguen una máxima no escrita de no dejar que ningún jugador entre en el último año de su contrato. Y es que eso le restaría margen de maniobra en caso de una hipotética negociación futura para un traspaso. Lógico. En la planta noble del Santiago Bernabéu quieren regatear la estrategia que llevó precisamente a Courtois o Hazard al Real Madrid, y por una cantidad más asequible de lo normal. 

En tiempos de ‘dopaje financiero’ en Europa, ésta es una de las pocas armas para ‘sacar’ a los mejores jugadores de los grandes clubes a un precio relativamente asumible: exprimir al club vendedor con la posibilidad de que su jugador pueda salir a coste cero apenas un año más tarde. En la Casa Blanca lo saben, y por eso es una condición imperativa para con su plantilla. Por lo que, aunque de momento a Goal no le conste ninguna negociación al respecto de la renovación de James, no sería tampoco anormal que sucediera así en las próximas fechas, si no hay cambios de última hora en la situación actual.

Por cierto que, en caso de que haya un giro radical de la misma, el Atlético todavía seguiría interesado en hacerse con James Rodríguez, según ha podido saber Goal. Especialmente, después de que la operación por Rodrigo Moreno se viniese abajo a última hora entre los conflictos internos dentro del propio Valencia y que el Milan no termina de ofrecer al Atlético la cantidad que demanda por Correa, tal y como Goal desgranó este mismo viernes. Si el Real Madrid cambiase de parecer en cuanto a James, el Atlético estaría atento. Aunque, tal y como decíamos, la puerta está ya prácticamente cerrada a la salida del colombiano del Santiago Bernabéu.