Historias curiosas de los Mundiales: El día que Kimberley jugó una Copa del Mundo

Comentarios()
En 1978, Francia enfrentó a Hungría por el Grupo 1 y lo hizo con la camiseta del modesto equipo de Mar del Plata.

No fue un título, un gol o un partido. Kimberley, el humilde equipo de Mar del Plata, saltó a la fama y estuvo en las pantallas del mundo por un error. Fue en el Mundial de 1978, que se disputó en Argentina. El 10 de junio de aquel año, en el estadio José María Minella, Francia usó las camisetas verdes y blancas del conjunto marplatense para enfrentar a Hungría, en la última fecha del Grupo 1. Un episodio curioso que sería difícil de entender en estos tiempos de superprofesionalismo.

Mundial Rusia 2018: cuándo empieza, entradas, clasificados, estadios, partidos y grupos

Privilegio de pocos: el modesto club argentino puede decir que un tal Michel Platini, por ejemplo, vistió su camiseta. O puede afirmar también que la institución jugó una Copa del Mundo. Ahora bien: ¿cómo se llegó a esta curiosa anécdota? Tanto a Francia como a Hungría les pidieron actuar con camisetas suplentes porque, todavía a fines de la década del 70, la mayoría de las transmisiones eran en blanco y negro, y era probable confundir el azul de los galos con el rojo de los húngaros. ¿Cuál fue el problema? Ambas casacas alternativas eran blancas…

El árbitro del partido, Arnaldo Coelho, pidió obviamente que un equipo se cambie de indumentaria, pero ninguno tenía otro juego. Un directivo de Kimberley ofreció una solución: prestarle a Francia los colores de su cuadro. Mal no le fue al conjunto francés: ganó 3 a 1.

Cerrar