Historia de un desencuentro: Así fueron la disputa y reconciliación de Sergio Ramos y Florentino Pérez

Comentarios()
Getty Images
Tanto el capitán blanco como el presidente dieron su versión de los hechos que terminaron con la decisión de Ramos de cumplir su contrato.

El desencuentro entre Sergio Ramos y Florentino Pérez ha acabado en pelea pero no en divorcio. El capitán y el presidente del Real Madrid han firmado su reconciliación y la han escenificado este jueves con una rueda de prensa del camero en Valdebebas para confirmar que se quedará en el club, cumplirá su contrato hasta 2021 y dar su versión de lo ocurrido.

“Después de todo el jaleo y las dudas, qué mejor manera que aclararlo para acabar con cualquier tipo de debate que creo que no beneficia a nadie, ni al club, ni a los aficionados, ni a mí. No quiero prisas. Que nadie se quede con ninguna duda. Quiero dejar muy claro mi futuro. Se ha especulado, y el aficionado nunca tuvimos ningún encontronazo. Soy madridista, me quiero retirar aquí, pasar el resto de mi contrato aquí. Qué mejor que mirar al futuro y olvidar cualquier mala temporada aquí. El día que me vaya quiero irme por la puerta grande, ganando, y como creo que me merezco”, expuso.

¿Cómo empieza el conflicto?

Lo cierto es que la tensión se originó el pasado 5 de marzo tras la eliminación de la UEFA Champions League ante el Ajax donde se produjo un encontronazo entre el futbolista y el presidente. Una tensión que no se resolvió hasta el final de temporada cuando mantienen una reunión en la que Ramos le plantea a Florentino Pérez la opción de marcharse como agente libre a China.

Tras realizarle la propuesta y negarse Florentino a dejarle marchar, ambos se quedaron a solas pero no resolvieron el conflicto. En ese momento, la disputa salta a los medios de comunicación. El dirigente merengue acudió el martes a la radio a una entrevista donde dio su versión de los hechos. El miércoles ambos vuelven a reunirse, logran zanjar el asunto y muestran públicamente su reconciliación en la rueda de prensa de este jueves.

Una pelea entre un padre y un hijo

Sobre la disputa con Florentino Pérez también quiso aclaraba y dar la versión de lo ocurrido: "El presidente y yo tenemos una relación de padre a hijo, nos queremos muchísimo y son muchos años juntos. Ese tipo de decisiones las toma él. Me ha mostrado un cariño especial. Si algo ha hecho bien es cuidarnos. No me quiero ir del Real Madrid. Mi sueño es retirarme aquí. Siempre dije que nunca me iría siempre que tuviera contrato. Estaría dispuesto a jugar gratis aquí. La relación: quién no se ha peleado con su padre. Lo mejor es sentarnos cara a cara sin interferencias. Me molesta que me vaya una semana de España y que se arme esto".

Además y auqne el conflicto aún estaba fresco, Pérez quiso también lanzar un gesto de cariño a Ramos "Le quiero mucho y he hecho todo lo que he podido por él y si no he hecho más, es porque no he podido". Goal explicó sólo unas horas antes de la entrevista del martes en Onda Cero que la intención de las ambos era reconciliarse y así se ha escenificado por las dos partes.

De hecho, el defensa fue muy gráfico a la hora de definir su relación con el presidente y el abrazo que espera de él en su boda con Pilar Rubio: "Tengo una boda en quince días y quiero darle un abrazo de verdad a Florentino. Quiero sentirme querido. Ayer lo arreglamos todo. Después de eso, sobran las palabras. Queremos construir un año fenomenal. El día que me vaya, quiero salir por la puerta grande, y ganando. (...) Sabemos cuando el feeling es total y cuando no lo es. Con una mirada, lo sabemos. No te lo puedo contar porque entonces será cuando me echará. Los dos lo sabemos. Es una reconciliación como muchas que hemos tenido”.

¿Por qué se planteó Ramos irse a China?

¿Pero si no era por dinero o por la intención de renocar, por qué quería Ramos marcharse a China? El ex del Sevilla lo explica por la necesidad de volver a sentirse querido por el club. “Es un tema de cariño, un tema emocional, de mi relación con el presidente. Quiero que esté muy muy bien con mi presidente. Siempre fue así, excepto con algunos altibajos. Cuando dos quieren ir al mismo objetivo, es fácil. Con él, en una tarde está todo olvidado, y con ganas de crear un futuro nuevo (...) Me tengo que sentir querido. Esa patita estaba floja. No creo que haya ya ningún problema”.

Unos días antes, el propio Pérez fue el que habló de la opción de que Ramos se marchase a China, ya que le había pedido marcharse como agente libre y él se lo negó. "Vino a verme y me dijo que tenía una oferta muy importante de China, pero que no podían pagar tránsfer. Yo le dije que esto no podía ser. Es imposible que dejemos marchar gratis al capitán, porque además serían un precedente peligroso. Y ya está, eso fue todo, fue una conversación cordial. Yo no escuché que Ramos me dijera eso de que le pagara y se va. Eso no es verdad. Las cosas se cuentan como se quieren contar. Cuando yo veo estas cosas en la prensa me sorprendo. Como me sorprendo cuando veo que sale la noticia de la oferta de Ramos. Se le da una importancia que no tiene", explicó.

¿Y por qué se queda?

El artículo sigue a continuación

"No ha llegado mi momento. Mientras tenga esa fuerza, seguiré. No me planteo salir. No me iría a un equipo que pudiera competir con el Real Madrid. Si algún día me fuese será porque entiendo que el cuerpo no me da. Y me iría fuera”, explicaba.

También porque alguno de sus compañeros se lo han pedido: “Es otro de los motivos. Otra de las patas: presidencia, afición y vestuario. Me siento muy querido y respaldado. La prensa maneja las especulaciones, pero mis compañeros me conocen y no tenían dudas. Con todo el revuelo, alguno duda. Pero también es un motivo de agradecimiento a mis compañeros”.

En conclusión, Ramos y Florentino se enfadaron pero nunca perdieron el cariño. El presidente le negó la opción de irse a China, donde quería marcharse por, supuestamente, no sentirse querido tras la pelea de la noche negra ante el Ajax pero el mero hecho de plantear la opción de marcharse ha provocado que ambos hayan vuelto a recuperar la confianza para construir un Real Madrid "con buena pinta" para la próxima temporada. Esa es la versión oficial de una disputa en la que lo único seguro es que el capitán del Real Madrid 2019-20 será Sergio Ramos.

Cerrar