Noticias En directo
Francia v Croacia

Griezmann, el verdadero crack del campeón

19:13 CEST 15/7/18
Antoine Griezmann France 15072018
El delantero del Atlético Madrid es un fuera de serie, muy por encima de otros con más propaganda. Lleva al fútbol en la sangre.

Faltan tres minutos para el final del partido y Antoine Griezmann corre como si la final del Mundial Rusia 2018 recién hubiera empezado. Se barre y roba una pelota. Recupera la posesión para su equipo. Fue secuencia de coraje , de barrio, de jugador amateur que deja todo, dispuesto a vomitar sangre. 

El partido estaba cerrado y Griezmann tomó el balón desde el sector derecho, cercano al área. En el momento en que amagó con escapar hacia adentro, aceleró y, ni bien sintió el golpe del rival, se dejó caer. El árbitro Pitana le compró. Griezmann es picardía , como surgido de un potrero de los que casi no existen en su país. De ese tiro libre surgió el primer gol de Francia. Un latigazo espectacular, mitad centro mitad tiro al arco. Fino y rápido. Pegada de crack.

Se hizo cargo del penal como si nada. Como ante la Selección argentina, tocó a un palo suave, sin resquicio de nervios o presión. Tiene la personalidad de los grandes.

El último gesto que lo termina de diferenciar llega en el gol de Pogba. Griezmann, que en el Mundial jugó suelto, unos pasos atrás de Giroud, sabe atacar tan bien de frente como de espaldas. Por eso, cuando tomó la pelota con su cuerpo apuntando hacia el arco de Lloris, se tomó el tiempo de los buenos. Esperó una fracción para determinar quién era el jugador mejor ubicado. Y ahí entregó. 

Griezmann entiende de ritmos mejor que ningún mediocampista. Sabe de desequilibrio como pocos. Tiene la personalidad de los caudillos. Y tiene el corazón caliente, una cualidad más bien perdida en por tierras franceses. Regala la calidez del sudamericano y destila la fineza del europeo.

Se hablará mucho de Mbappe, un adolescente de 19 años con una velocidad fuera de lo normal. También de Pogba, el gigante que cuenta con una técnica depurada y maravillosa. Pero la realidad es que el verdadero crack de Francia campeón es Griezmann. No hay ningún jugador como él en el fútbol moderno.