Noticias En directo
CONMEBOL Libertadores

Gremio pedirá formalmente en la Conmebol que le den los puntos frente a River

16:00 CET 31/10/18
Gallardo Arena do Gremio 30 10 2018
El conjunto brasileño considera que la presencia de Gallardo en el vestuario es equivalente a que el Millonario hubiera puesto un jugador suspendido.

Después de haber de haber desperdiciado una ventaja de dos goles en los últimos 15 minutos de la serie de semifinales frente a River, Gremio no acepta la eliminación de la Copa Libertadores y buscará el pasaje a la final en los escritorios: el conjunto brasileño presentará un reclamo formal ante la Conmebol para pedir los puntos del partido de vuelta porque Marcelo Gallardo les dio instrucciones a sus jugadores a pesar de que estaba suspendido.

Según la directiva del Tricolor, el conjunto de Núñez sacó una ventaja decisiva en la revancha a partir de las indicaciones que el Muñeco le pasó a Hernán Buján con un handy desde el palco en el que vio el encuentro y del diálogo que tuvo con el equipo en el entretiempo cuando bajó al vestuario, a pesar de que debía tener prohibido el acceso. "Hubo una interferencia externa de una persona que estaba impedida de participar del partido. Y después esa persona se vanaglorió de lo que hizo", aseguró Nestor Hein, director jurídico del club de Porto Alegre.

En el Artículo 56 del Reglamento Disciplinario de la Conmebol se estipula que un club puede reclamar los puntos en tres circunstancias: alineación indebida, corrupción arbitral o cuando haya ocurrido un "incidente grave, establecido en el presente Reglamento, que haya tenido incidencia en el resultado del partido". Aunque parezca increíble, Gremio considera que se dieron dos de estas tres situaciones.

Para sostener su argumento, Hein aseguró que "en este tipo de situaciones es equivalente hablar de futbolista y entrenador", una consideración que no aparece en ninguna parte del reglamento (y que es, como mínimo, difícil de justificar). Además, en el conjunto de Porto Alegre aseguran que las indicaciones que bajó Gallardo a sus jugadores tuvieron incidencia directa en el resultado, algo que será muy complicado de demostrar desde los hechos.

De todos modos, los dirigentes brasileños están confiados en que la Confederación les dará la razón: "Vamos a apelar y esperamos que, por la gravedad del hecho de que el entrenador incumplió su sanción, Conmebol actúe de oficio so pena de desmoralización. Tenemos mucha expectativa de que nos den la razón, vamos a buscar los puntos", aseguró el presidente del club, Romildo Bolzan.