Fuga de talento en La Masia del Barcelona: Así se fraguó el adiós Xavi Simons para ir al PSG

Comentarios()
ProShots
La salida del holandés pone de manifiesto la distorsión entre la postura pública del club, "La Masia no es toca", y la realidad.


EDITORIAL

Xavi Simons se va. El que fuera el mayor de los tesoros del vivero del Barcelona ha decidido hacer las maletas y en las próximas horas se convertirá en nuevo jugador del PSG, que se cobra su propia 'vendetta' particular después de que el club azulgrana se hiciera con los servicios de la joven perla británica, Louie Barrie. De esta forma el Barcelona pierde al jugador más mediático de la Masia, un futbolista llamado a ser carne del primer equipo desde que llegó el verano de 2010 cuando contaba solo siete años. Pero ya no.

El artículo sigue a continuación

Según fuentes del club Simons había perdido parte de su proyección y aun así el el Barcelona, que empezó a discutir sobre su renovación tras concluir la pasada temporada en mayo, le presentó una oferta para convertirle en uno de los jugadores mejor pagados del fútbol base azulgrana, solo superado por Ilaix Moriba, la gran apuesta para el futuro, y que incluso hubiera superado los emolumentos de muchos jugadores del filial. Hasta 100.000 euros por temporada le ofreció el club catalán. No han sido suficientes.

El futbolista ha resuelto abandonar el club que, según siempre dijo, era el de su corazón. Sus padres le bautizaron con el nombre de Xavier en honor al sensacional centrocampista del Barcelona. Sin embargo, lo que parecía una historia de amor se ha visto truncada en una negociación en la que no hubo fumata blanca a pesar de la disposición que presentaron las partes desde el principio. Ni siquiera la "tranquilidad" que el Barcelona expresó a Mundo Deportivo la semana pasada se ha traducido en el más mínimo acercamiento.

Solo el tiempo dirá si el adiós de Simons, así como el de Takefusa Kubo, hoy en el Real Madrid, suponen dos errores históricos. Es evidente que el Barcelona no puede plegarse a los intereses de jugadores que ni siquiera son mayores de edad en la mayoría de casos pero existe una clara distorsión entre la postura pública del club, "La Masia no es toca", y lo que acaba sucediendo, que ni llegan jugadores del plantel al primer equipo ni las presuntas estrellas pasan del Juvenil porque, bien sea por cuestiones económicas, bien sean deportivas, resuelven irse para irrumpir en la élite en otra parte.

Cerrar