"Es posible que el femenino juegue en el Camp Nou"

Comentarios()
Maria Teixidor, directiva responsable de la sección femenina del fútbol azulgrana, señala en exclusiva para Goal que "no tenemos techo".


ENTREVISTA EXCLUSIVA

Maria Teixidor (Barcelona, 1975) cumplió un año en enero al frente de la sección femenina de fútbol del Barcelona. Miembro de la junta desde que el actual presidente, Josep Maria Bartomeu, ganara las elecciones el verano de 2015, también es parte activa del Grup Edelmira Calvetó, que tiene el propósito de recuperar el legado de las mujeres en la historia del Barcelona. De su mano el club catalán se está tomando la lucha por la igualdad y el empoderamiento de la mujer muy en serio y antes de que el equipo masculino visite al Lyon, el club de fútbol femenino más fuerte del planeta, atiende la visita de Goal para repasar en exclusiva el momento que vive la sección del club barcelonista.

¿Qué momento vive el fútbol femenino en general y el Barcelona en concreto?

"Es un momento de eclosión, es un momento apasionante de liderar, se han hecho muchos esfuerzos a lo largo de los últimos años pero acompañando el momento de reivindicación de la mujer en todas las esferas nos encontramos con una agradable sorpresa a nivel de recepción, de niñas que juegan o de licencias. Es lo que necesitamos para darle al fútbol femenino el trato que merece".

Como bien dice una campaña impulsada por el club esta temporada, "la técnica es la misma que en el fútbol masculino" pero todo lo que le rodea no. ¿Qué le falta al fútbol femenino, si es que le falta algo?

"Falta todo, díría. Pero hemos avanzado mucho, la Liga se está profesionalizando y ahí es donde necesitamos que se vayan dotando estructuras similares a las que tiene el fútbol masculino para darle el mismo encuadre y las mismas posibilidades de expansión, por lo tanto hay que hablar de cambios legislativos a nivel de estado, faltan recursos de parte de las propias federaciones y falta que los clubes puedan ponerse al nivel de infraestructuras, equipos técnicos, staff y demás. Somos conscientes que al final somos una de las pocas excepciones porque estamos por delante a nivel de presupuesto e instalaciones, este liderazgo nos permite ser referentes y crear o ayudar a crear este contexto pero falta mucho a pesar de que vamos poniendo piedras".

Lo dije en condicional porque aprecio en el fútbol femenino elementos que se han perdido con la mercantilización del fútbol masculino y su globalización. El fútbol femenino suele ser más próximo a la afición y de hecho Alexia Putellas me dijo hace poco que lo único que falta es tiempo para estar a un nivel parejo. ¿Coincide con ella, aunque ello pueda comprometer elementos como la identificación?

"Es una manera de verlo, una cosa no contradice la otra, por supuesto que falta tiempo pero soy de las que piensa que hacen falta palancas que sirvan de acelerador del tiempo, cuando hacemos estas reivindicaciones a nivel de Liga y Federación, que son legítimas en busca de igualdad en el deporte, las tomamos como apuestas concretas que pueden arrastrar a los demás, falta tiempo y el cuanto dependerá de las decisiones que se tomen para apoyar la eclosión del fútbol y el deporte femenino. Estamos tan al principio que me cuesta ver que se pueda perder la identificación, las jugadoras siguen pudiendo dedicar tiempo a la afición y creo que es algo que aun estamos construyendo por lo que me cuesta pensar en el día que esto puede romperse porque es un hecho diferencial que hay que mantener, lo que hay que tener claro es que el fútbol femenino ha venido para quedarse".

La apuesta del Barcelona por el fútbol femenino es muy clara desde el nacimiento de la sección en 2001. Poco a poco se ha ido consolidando y ya es uno de los equipos punteros de la Liga, el único capaz de ganarla cuatro veces seguidas. Aun así, el Atlético y el Athletic Club se reparten los últimos tres títulos y las vascas hasta llenan San Mamés. ¿Siente un punto de envidia?

"Estoy muy orgullosa de las convocatorias que hemos lanzado a nuestra afición, especialmente en la Champions League y en algunos partidos importantes, es una realidad que hay que explicar porque hay que encontrar el público y conectar con él. Recuerdo cómo no hace demasiado había quien decía que esto no era fútbol ni era femenino y ahora comenzamos a llenar estadios, más que envidia siento ilusión por ver que es una apuesta global, sucede en todo el planeta y por lo tanto no estamos equivocados, y si todos nos acompañamos en este momento será mejor para el deporte, que es quien se lo merece".

Por lo pronto la temporada que viene estrenará estadio. Imagino que hay mucha ilusión al respecto.

"Por supuesto, además por el nombre que lleva, el Johan Cruyff, que retrotrae a una forma de jugar. Para esta casa tener un espacio especialmente pensado para el femenino es un orgullo".

De momento hemos visto ya una gira conjunta del masculino y el femenino pero ¿se ha planteado disputar algún partido del femenino en el Camp Nou?

"Sí que se ha planteado pero ya lo veremos. Veamos como evolucionamos en las competiciones y si hay espacio y los calendarios de ambos equipos lo permiten es una posibilidad. Dependería especialmente de esto, ya lo veremos".

La próxima gira será en Asia, por China y Japón. ¿Volverán a viajar juntos ambos equipos o cabe esperar mayores novedades esta vez?

"Es año de Mundial para la mayoría de nuestras jugadoras y veo difícil que pueda organizarse porque tenemos muchas internacionales en nuestro equipo y estarán con sus selecciones con lo cual no sería el año para hacerlo pero si lo hemos hecho lo repetiremos".

¿Entiende que desde clubes poderosos que no tienen ni equipo femenino se criticara el trato del Barcelona a las jugadoras por no viajar en primera clase como los miembros del equipo masculino el pasado verano?

"Creo que las críticas del verano pasado llegaron desde muchos puntos y principalmente lo que nos molestó fue que leyendo las críticas parecía que hubiéramos tomado un vuelo low cost con asientos incomodísimos para darles el peor sitio posible a las jugadoras cuando no fue así. Hay una política y un protocolo de club que no nos vamos a saltar, en un avión se pueden aislar pocas partes y junto al equipo viajan staff y familiares y buscamos siempre que los que viajan para competir lo hagan en las mejores condiciones posibles y aquel día aislamos el bloque de delante para el masculino y el bloque de detrás para el femenino, porque son las dos únicas áreas que pueden aislarse, estar solas y llegar en las mejores condiciones; tenían tres asientos cada una y pudieron descansar pero lo que anula la crítica es que muchos de los artículos que pude leer atacaban esto como una decisión poco pro mujer cuando en realidad la mayoría de los que se hicieron eco de esto no pueden presumir de igualdad en su casa y ya lo denuncié en una carta, es una oportunidad perdida ocupar tanto espacio mediático con una falsa polémica cuando podríamos estar haciendo hincapié en la noticia de la primera vez que se organiza algo así, la mayoría de periodistas que escribieron de esto no eran capaces de nombrar tres jugadoras de nuestro equipo ni acudieron jamás a una rueda de prensa, no saben que hace tres años hacían pretemporadas en cámpings, hemos hecho un paso de gigante y no verlo así es no tener la foto completa y es entonces cuando fallamos en los análisis, estamos abiertos a críticas basadas en hechos reales, hay que aprender".

Antes de llegar aquí al Barcelona le costó mucho consolidarse en la élite. Tras la desaparición de la Superliga femenina cayó a segunda división y ni siquiera la llegada de mediáticas como Maribel Domínguez lograron el ascenso. Entonces, con otra junta, se puso en entredicho el modelo de incorporar mediáticas aunque con el equipo de regreso a la élite hoy vemos a Lieke Martens, ganadora del Balón de Oro, que cumple ya su segunda temporada. ¿Es sostenible el modelo de fichar mediáticas sin grandes asistencias ni grandes ingresos por derechos televisivos?

"Sostenible lo es y esta es una apuesta porque creemos en ella y tenemos parte de responsabilidad a la hora de situar el fútbol femenino donde merece, para esta junta esto es una línea programática e invertiremos en ello lo que haga falta dentro de lo razonable, tenemos la suerte de contar con un patrocinador y sabemos que todavía hay mucho por hacer, queremos ampliar patrocinios para que este creciente interés por el fútbol femenino y esperamos que pueda haber otras vías pues todavía no hay derechos de televisión en el fútbol femenino pero esperamos que los haya y aquí se irán generando recursos, sin inversión no habrá retorno y hay que hacerla".

¿Al mismo tiempo se invierte también el fútbol base femenino?

"Así es, nuestra idea es hacer lo mismo que hacemos con los chicos y ya tenemos cuatro equipos, queremos incorporar dos más la temporada que viene, queremos plantear que haya una residencia para jugadoras y se integre en el Espai Barça, tardará más o menos en función de cómo podamos gestionar los espacios pero tenemos esta vocación de tender hacia ello y dar las mismas condiciones a ambas dimensiones".

¿Se ha temido en algún momento por la continuidad de la sección?

"En el momento en el que realizamos la apuesta en 2015 es porque apreciamos que los cimientos están puestos y existe una posibilidad de que esto sea rentable, somos un club polideportivo y no es ningún secreto que las secciones cuestan dinero y quien lo genera es el primer equipo masculino de fútbol pero al final forma parte de nuestras apuestas dar vida a otros deportes y otras secciones; en el pasado el contexto no siempre fue el mismo pero de ahora en adelante tenemos un camino ilusionante y que el entorno ve positivamente, también la UEFA y la FIFA, con lo cual recorremos todos un camino que esperamos sea de éxito y tenemos que estar porque somos el Barcelona".

Poco a poco hemos ido viendo como la competitividad ha ido aumentando mucho y hoy perder un solo partido puede costar el campeonato. Aun así, ¿cómo se puede entender destituir al entrenador sin haber perdido un solo partido de Liga tras empatar en el derbi ante el Espanyol?

"No fue una decisión fácil, Fran Sánchez nos ha aportado muchísimo y creo que es un buen entrenador, hemos dotado a la sección de los máximos recursos, tenemos magníficas jugadoras pero el nivel de los rivales ha subido muchísimo y tenemos que poner toda la carne en el asador porque queremos ver resultados, la decisión se toma porque en el momento se ve más adecuada para darle al equipo la sacudida para poder continuar con garantías".

Lluís Cortés, su sucesor, mantiene el proyecto. ¿Qué busca el club con él?

"No hay duda de que este club juega a lo que juega y queremos seguir por ahí, Lluís Cortés es un entrenador con amplia experiencia en el fútbol femenino y nos interesaba su perfil, es una persona que ha vivido en este equipo, lo conoce y puede garantizar una continuidad que era necesaria".

De momento cuenta los cinco partidos que ha dirigido, por victorias. ¿Su continuidad depende, en buena medida, de lo que pase el próximo domingo a domicilio del Atlético?

"Tenemos toda una Liga por delante y el grueso de las competiciones por jugar, estamos encantadas con Lluís y no hay nada decidido, vamos a acabar la temporada esperando que sea felizmente en todas las competiciones".

¿Está este Barcelona al mismo nivel que el Atlético?

"Las ganamos en la ida, ¿no? Esto es fútbol no matemáticas y creo que tenemos un equipo competitivo y hay equipos en España al mismo nivel, nosotras tenemos voluntad de arrasar con lo que podamos".

En Europa, sin embargo, la cosa es mucho más disputada. ¿Qué le falta al equipo para pasar de los cuartos de final?

"Hay varios ingredientes, en estas competiciones juega la suerte, el sorteo, el rival, el momento, la carga en la competición, el calendario... sabemos de qué va; hay grandes diferencias presupuestarias con algunos clubes que llevan mucho tiempo haciendo esta apuesta pero tenemos ganas e ilusión y al final esto se decide once contra once en un terreno de juego con un balón de por medio".

La semana que viene el equipo masculino jugará contra el Lyon, que en el fútbol femenino vendría a ser algo parecido al Real Madrid por trayectoria reciente en Europa. ¿Se fijan en el Lyon a la hora de dirigir al femenino del Barcelona?

"Personalmente he visitado sus instalaciones y he hablado también con su presidente y los responsables de la sección femenina, es evidente que tenemos que aprender de todos los que han hecho este camino antes que nosotros, compartimos muchas inquietudes a nivel de cómo construir el fútbol femenino a nivel europeo y hablamos muchísimo, estamos encantados de aprender de los que más saben".

Si el masculino ha tenido al Ajax como modelo más claro, ¿cuál es el modelo en el que se inspira la sección femenina?

El artículo sigue a continuación

"Quiero pensar que nuestro fútbol femenino se fija en el masculino, es decir, queremos ser muy Barcelona y crear nuestro propio estilo, queremos ser fieles a lo que somos por nuestra historia, es una filosofía, una forma de estar en la vida".

El modelo masculino se ha traducido en varias Champions League y muchísimas Ligas. ¿Cuál es el techo del Barcelona femenino?

"No hay techo, vamos a aspirar a todo y debemos hacerlo para conseguir todo lo que podamos".

Cerrar