Noticias En directo
Copa América

Empieza el show: así llegan las favoritas en la Copa América

19:41 CEST 14/6/19
Edinson Cavani
Este viernes se estrena la anfitriona y favorita para muchos, Brasil, ante Bolivia; Argentina, Uruguay, Chile y Colombia, a disputarle el trono.

Empieza la Copa América de Brasil 2019 y, a pesar de que no podrá contar con el lesionado Neymar, la selección anfitriona debuta este viernes contra Bolivia siendo, para muchos, la gran candidata a quedarse con el título, con permiso de la Argentina de Lionel Messi o la Uruguay de Luis Suárez. A continuación, un repaso sobre cómo llegan las favoritas a la cita continental.


BRASIL


Están en su casa, todavía escuece el 1-7 de Alemania en 2014 y la pronta eliminación en el Mundial de Rusia. Esta vez se suma la lesión de última hora de Neymar, y lo que ha rodeado al astro en estas semanas. Sin embargo, el seleccionador Tite se anticipó a esta circunstancia y ya preparó a los suyos para jugar sin Neymar. A falta de su estrella, se espera un paso al frente de Coutinho.

Con la llegada del seleccionador, Brasil es por fin un bloque, sólido en defensa y con una inmensa calidad en ataque. Con Tite ya han disputado 34 partidos: 27 victorias, cinco empates y sólo dos derrotas. Gracias a la presión y la recuperación, Brasil sólo ha encajado 10 goles.

Diez cambios presenta Brasil con respecto a la lista de hace un año para el Mundial 2018. Se 'cae' Neymar, pero también Geromel, Marcelo, Danilo, Paulinho, Renato Augusto, Fred, Douglas Costa, Taison y Willian y entran Militao, Alex Sandro, Dani Alves, Arthur, Paqueta, Allan, Neres, Richarlison y Everton

Un posible once sería el formado por: Alisson; Dani Alves, Thiago Silva, Miranda, Filipe Luís; Arthur, Casemiro, Coutinho; Richarlison, Firmino y Gabriel Jesús.


ARGENTINA


El Grupo B arranca con el Argentina- Colombia, ya en la madrugada del sábado a domingo en España, en el que bien podría ser un cruce de últimas instancias de la Copa América.

Después del fracaso en el Mundial, donde vimos a una Selección rota dentro y fuera de la cancha, con un Sampaoli desbordado y sucumbiendo al caos táctico, Argentina no se puede permitir otra decepción, y no nos referimos a los resultados. Se trata de dar sensación de equipo, trabajado, conectado, sin buscar a Messi a la desesperada. Todo sigue girando en torno a Leo Messi, pero se espera rodearle de manera más efectiva. Lo Celso puede hacerle mucho bien y que sea mutuo. Cerca del área, el jugador del Betis y pretendido por media Europa, puede aportarle grandes pases entre líneas a Leo. El Kun Agüero es el otro que sabe generar espacios que prueda aprovechar Messi, a base de arrastras marcas de defensas y liberar a Messi para que tenga que bajar tanto. Di María es de los pocos que repiten y de Lautaro Martínez se espera que esta competición sea el empujón que le falta para quienes dudan de que es un futbolista top. Esta Argentina intenta mayor profundidad con laterales como Tagliafico, uno de los destacados del mejor Ajax de las últimas décadas.

La lista de la Albiceleste respecto al último Mundial con Sampaoli registra catorce caras nuevas: Andrada, Marchesín, Casco, Foyth, Funes Mori, Pezzella, Saravia, De Paul, Palacios, Paredes, Pereyra, Rodríguez, Lautaro Martínez y Matías Suárez. Una limpia de Scaloni, que prescinde de Romero y Caballero en portería, de Mercado, Mascherano, Fazio, Rojo, Ansaldi, Salvio, Biglia, Banega, Lanzini, Meza, Pavón e Higuaín. Así, en esta Copa América también ha decidido prescindir de Icardi y Correa.

Messi ya ha avisado de que no parte como favorita, sino que están en fase de construcción con numerosos jóvenes nuevos. Scaloni, el técnico, dice que Argentina hoy no es una potencia. Bajo esa cautela, y no la de aterrizar en Rusia en un avión de los Rolling Stones, se pretende recuperar la humildad perdida. Han perdido sus dos últimas finales de la Copa América y las ganas de revancha de algunos y la ilusión de otros tantos, puede volver a colocar a Argentina entre las ganadoras. Con Messi, todo es posible.


COLOMBIA


Se perfila como uno de los equipos más fuertes del torneo; junto con Chile y Uruguay, podría ser uno de los rivales que sorprenda a Brasil y Argentina. De la mano del portugués Carlos Queiroz, Colombia se presenta con una de las mejores generaciones de futbolistas cafeteros, sino la mejor. Sin un sistema fijo, Queiroz ha optado por presentar distintas variantes tácticas que han terminado con goleadas a su favor. Hay puestos que no están a discusión. El primero de ellos es de David Ospina, quien es el titular en la puerta. En central Jerry Mina y Davison Sánchez mantienen su jerarquía. Sin embargo, en las bandas se ha desatado una carrera entre Santiago Arias, John Stefan Medina, William Tesillo y Cristián Borja. Para el medio campo, Queiroz coloca un trivote, clavando a Wilmar Barrios, en contención, dejando libres a Mateus Uribe y a Juan Guillermo Cuadrado, para que en ataque la tripleta se conforme por James, Falcao y Muriel, aunque también pelean Cardona, Zapata y Martínez.

Su figura es James Rodríguez, ya con 27 años, pero uno de los más prometedores y a su vez, a tener en cuenta en esta Selección, es el ex de Boca Juniors y ahora en el Zenit ruso: Wilmar Barrios. Por ahora es inamovible en el XI de Colombia, siendo el vértice y el proveedor de juego para esta selección, veloz, y con un trato exquisito del balón. Wilmar Barrios es uno de los jugadores de mayor calidad que ha dado el semillero colombiano, que no cesa sobre todo desde hace cinco años. En esa camada aparece el último a tener en cuenta: Luis Díaz, quien ya es pretendido por diferentes clubes de España, Alemania e Inglaterra, luego de su gran temporada en el Junior de Barranquilla. Sus principales características son el desequilibrio, buena asociación y pegada en ataque.

Muriel y Falcao siguen siendo las dos referencias en el ataque. El primero ha encontrado su mejor nivel en la Fiorentina italiana, y el 'Tigre' es el líder al que nunca hay que dar por vencido. Además, a ellos se les ha sumado la revelación del Calcio. Cristian Zapata, con apenas 22 años, sus 23 goles esta temporada han sido la clave para meter al Atalanta en Champions League.


CHILE


Chile y Uruguay coinciden en el Grupo C, el más complicado, junto a Ecuador y Japón. Los asiáticos parten como selección invitada y ya mostró un alto nivel en el pasado Mundial.

No es la campeona de 2015 y 2016, es un mar de dudas, con su seleccionador Reinaldo Rueda constantemente en entredicho y con conflictos extrafutbolísticos que han enfrentado a sus vacas sagradas.

Esta Chile está en proceso de renovación y tratando de recuperar su status después de quedar fuera del Mundia de Rusia. En estos últimos meses Reinaldo ha dado la sensación de tener a su selección en periodo de pruebas, como se vio en el partido que perdieron por 2-1 ante México o el empate a 1 frente a EEUU. Sin embargo, cuenta con grandes jugadores como Arturo Vidal y Alexis Sánchez, recuperado de su lesión de tobillo. La entrada de nuevos futbolistas no ha modificado la base de Chile, que podría presentar un once tipo formado por Gabriel Arias en portería; Mauricio Isla, Gary Medel, Maripán, Beausejour en defensa; Erick Pulgar, Aránguiz, Vidal en la medular y arriba Alexis Sánchez, Eduardo Vargas y Fuenzalida, que también podría dar lugar a Castillo al frente del ataque.

Chile está herida pero siempre tiene algo que decir, y mucho cuando se trata de la Copa América.


URUGUAY


El Mundial del pasado verano fue uno de los mejores presagios de Uruguay. Cayó en cuartos pero dejó muestras del trabajo que viene realizando Tabárez desde hace más de una década. Seguramente estamos ante la Selección con los automatismos más claros de esta Copa América.

Desde el 4-4-2, con las líneas juntas, juego directo, ayudas defensivas y el esfuerzo de cada jugador dieron a Uruguay un empaque fuerte, sobre todo en situación adversas. Manejan cada vez mejor el balón parado, como se vio en el último amistoso ante Panamá con un espectacular gol de tiro libre de Luis Suárez. El delantero del Barcelona ya se ha recuperado de su lesión de rodilla y estará en el estreno del lunes frente a Ecuador.

Con esa Uruguay siempre aguerrida, con la pareja de centrales que casi pueden jugar con los ojos vendados, como es la formada por Godín y Giménez, controlan todo el juego aéreo cerca del área y no se complican con una posición adelantada. Tabárez puede formar una línea de 5 con Coates y Cáceres para despejar balones en defensa.

La aparición de Rodrigo Bentancur ha significado un giro al fútbol de los charrúas. El mediocentro de la Juventus se formó como un mediocampista ofensivo, y no sólo se trata de un pasador y un lanzador extraordinario, sino que hace cambiar el estilo del fútbol urugayo haciendo jugar al equipo y dominando los partidos también desde la zona medular. Con Vecino rodeándole, Tabárez le da un respiro a sus grandes estrellas ofensivas. La capacidad para meter el pie y la resistencia de Vecino compensan la falta de cultura defensiva que pueda tener Betancur. De Arrascaeta es un mediapunta que se ofrece bien entre líneas y tiene visión y técnica para el último toque. La combinación con Nández le permite también Bentancur espacio y opciones de pase para conectar en zonas de peligro. A ellos, se suma la calidad técnica del zurdo Gastón Ramírez y la de Nico Lodeiro.

Balones a los dos puntas peleones y goleadores, de esos que detestan los defensas: Luis Suárez y Cavani. El primero tuvo que marcharse precipitadamente del Mundial 2014 en un momento crucial para Uruguay y del que el grupo no supo reponerse. En octavos de la cita mundialista en Rusia vimos a Cavani llorar por perderse los cuartos. Cayó ante la que después sería ganadora, Francia.

Un once previsible puede ser el que formen: Muslera; Maxi Pereira o Varela, Godín, Giménez, Cáceres; Vecino, Valverde, Naitán Sánchez, Betancurt, Suárez y Cavani. No hay que olvidar la aparición del celtista Maxi Gómez.