El Sevilla obliga a Messi a quitarse el pijama

Comentarios()
Getty
Los de Nervión aprovecharon las rotaciones de Valverde para cobrar una interesante renta de cara al partido de vuelta en el Camp Nou.

El Sevilla tenía una oportunidad de oro para poner a su favor la eliminatoria de cuartoas de final de la Copa del Rey ante el Barcelona y no la desaprovechó. Ernesto Valverde decidió dar descanso a Luis Suárez, suplente, y Lionel Messi, sin convocar, y los de Nervión utilizaron esta concesión para viajar al Camp Nou con una ventaja de 2-0.

Tras un primer tiempo de excesivo respeto en el que sólo Malcom y Ben Yedder se acercaron al gol, el Sevilla fue un ciclón en la segunda parte apoyado en la velocidad de Navas y, sobre todo, Quincy Promes y en la magistral batuta de Éver Banega, que volvió a dar el nivel de sus mejores noches en Nervión. Sarabia y Ben Yedder ajusticiaron a un Barcelona que cuando introdujo a Suárez y Coutinho ya estaba fuera del partido.

Antes, el Sevilla, que llegaba deprimido a la cita tras tres derrotas consecutivas, estuvo excesivamente conservador y no quiso destaparse en exceso ante un Barcelona que amasaba mucho balón pero cerca del área disparaba con balas de fogueo con el debutante Boateng como punta de lanza. Cuando Machín se percató de que los culés no tenían pólvora, mandó dar un paso adelante a sus hombres y logró un importante colchón antes de la siempre complicada visita al Camp Nou.

El Barça se hundió por culpa de la presión de un Sevilla excelentemente bien parado en el campo y obligó a los culés a abusar de los balones en largo ante los que se relamieron en la línea de tres centrales, muy seguros durante todo el encuentro. El Sevilla ha golpeado primero y más fuerte y Valverde ya sabe que tendrá que mandar a Messi a que se quite el pijama y convocar al Camp Nou para una de sus célebres remontadas si no quiere quedarse fuera de la Copa que ha gobernado con mano de hierro desde 2015 con cuatro títulos consecutivos.

Cerrar