El pizarrón de la Recopa: qué plantearán River y Athletico Paranaense para ser campeón

Comentarios()
NELSON ALMEIDA/AFP/Getty Images
Marcelo Gallardo y Tiago Nunes mostraron las primeras cartas en Curitiba. ¿Qué pasará en Buenos Aires?

El primer duelo de estrategias lo ganó Thiago Nunes. Athletico Paranaense se mostró superior a River Plate en todas las líneas en la Arena da Baixada. El planteo táctico del brasileño fue la clave para que un equipo tuviese mayor cantidad de chances de gol y pueda confundir permanentemente a su rival. Fue 1-0, pero podría haber sido una ventaja más grande. 

Del lado de los visitantes, dueños de la ventaja conseguida como locales, es quizás en donde se esperan menos sorpresas. En la ida presentó un equipo combativo e intenso. Un doble cinco compuesto por Wellington -más defensivo, que se metió entre los centrales para cumplir la principal función- y Bruno Guimaraes -de ida y vuelta, de buen pie y de generación-. Un paso más adelante, Lucho González. El argentino cumple la función de ser el líder de la presión de su equipo. Cuando él va hacia adelante, sin pelota, sus compañeros lo observan y lo acompañan, acercándose cada uno a quien corresponda, tratando de obligar a River a que divida la pelota y posicionándose, por momentos, casi como un segundo delantero por el centro. A la hora de replegarse, Lucho acompaña a los dos volantes centrales, un paso más adelantado.

Esto generó, en la ida, superioridad numérica en casi todos los sectores del campo al formar ese triángulo de tres volantes centrales acompañados por el despliegue de Nikao y Rony, los extremos del equipo.

Con la pelota, Athletico aprovechó los espacios por las bandas, a las espaldas de Camilo Mayada, que no es un lateral natural, y que sufrió la falta de compañía -Enzo Pérez fue el único volante central, sin condiciones naturales para el quite; Exequiel Palacios actuó de volante interior y Nacho Fernández un paso más adelantado-. Faltó presencia en las bandas y derivó en desbordes en las demás posiciones.

Así se paró River en el partido de ida, con poca presencia en el mediocampo:

posiciones media River vs Paranaense

¿Qué se puede esperar para la vuelta?

El planteo de Athletico Paranaense puede ser similar. La utilización de dos volantes centrales dispuestos al quite y la primera distribución, dos extremos destinados a atacar, pero también al despliegue defensivo. Con Lucho como volante adelantado y versátil para las diferentes funciones. 

Aunque lo que sí se espera es que Athletico se muestre com un equipo más corto y más compacto para achicar los espacios del rival. La ventaja está de su lado. Así se mostró en el último partido que tuvo de visitante por torneos internacionales -contra Boca-. 

Así fueron las posiciones medias de Paranaense ante Boca en la Bombonera por la CONMEBOL Libetadores y ante River en la primera final de la Recopa:

Posiciones media River Paranaense Boca

El artículo sigue a continuación

Del lado del Millonario es donde se puede esperar alguna sorpresa. Pinola, en una entrevista con el sitio de Copa Libertadores, explicó que Marcelo Gallardo tiene un poder de convencimiento especial y que no hizo falta entrenar algunas cosas para ejecutarlas de manera exitosa -contó que la línea de tres que utilizaron en la primera final de la Libertadores 2018 no fue practicada-. 

Cuando se tuvo que enfrentar a una situación similar, con un planteo similar como el de Independiente en cuartos de final de la Copa pasada, Gallardo plantó tres delanteros -Borré, Pratto y Scocco-, un volante central de características defensivas -Ponzio- y dos mediocampistas de despliegue -Fernández y Palacios-. Pero no le funcionó: su equipo empezó a ser superior cuando ingresó Juan Fernando Quintero por Pratto. 

Si bien no se descarta la utilización de la línea de tres -o de cinco-, al tener que buscar el resultado, Gallardo decidió el regreso de un histórico como Leo Ponzio y así agregar un volante central respecto del equipo que perdió en Curitiba. De esta forma, suma marca en el mediocampo, libera a Enzo Pérez y suma otros dos mediocampistas que se repartan los exteriores, además de la línea de cuatro defensores y los dos delanteros.

Cerrar