El jugador perfecto del Barcelona, según Dani Alves

Última actualización
©Getty Images

¿Alguna vez imaginaste un súper crack con las características de los más grandes cracks del Barcelona en la era Guardiola? Dani Alves ya lo hizo. Y hasta tiene contribuciones importantes...

"El cerebro de Xavi, el pie derecho de Dani (risas), el pie izquierdo de Messi, la habilidad de Messi, el cabezazo de Puyol y el poder defensivo de Puyol", dijo Dani en una entrevista exclusiva con Goal en el lanzamiento del documental "Take The Ball, Pass The Ball", que cuenta el camino del club entre el 2008 y 2012, una verdadera máquina de jugar bien y ganar títulos, con 14 de 19 posibles. 

Dani llegó al equipo catalán exactamente en la misma temporada que Guardiola. Bastó una reunión con el brasileño, ahora en el PSG, para notar que el equipo estaba por escribir uno de los equipos más brillantes de la historia.

"En nuestra primera entrevista creo que yo como otros jugadores salimos pensando que algo increíble estaba por suceder. La sinceridad, la transparencia, el poder de convencimiento...", explicó.

"Puede sonar pretencioso, pero en el momento en el que vivíamos todo aquello, recuerdo que se decía que las personas le darían valor a nuestro equipo con el paso del tiempo (risas). Ese año llegó ahora, con mucha gente dando valor a lo que hicimos. Dejamos un legado", completó.

El artículo sigue a continuación

Campeón en 23 oportunidades con el Barcelona en ocho temporadas, el lateral, de 35 años, sabe que tuvo un papel importante en la era Guardiola. Ignorar eso sería pasar por alto demasiado.

"Yo, sin dudas, tenía noción de lo que ese tiempo era para mí. Siempre percibí que alcanzaba cosas porque ese equipo me lo proporcionaba todo. Hoy en día siento que las personas perciben un poco de miedo de decir 'sé de mi poder, sé lo que puedo hacer, sé de mi importancia'...pero yo no tengo ese miedo", dijo. 

Y agregó: "Reconzco que ese equipo hacía un bien para mí, pero yo también hacía un bien. Sé de mi importancia dentro del fútbol, y sé también lo que yo era antes del Barcelona. Reconocer los propios conceptos, reconocer quién eres, eso te lleva a un camino de lealtad interesante. A veces las personas fingen que no saben quiénes son, finge que no conoce sus propios poderes. Lo veo como falsa modestia. Y yo no tengo nada de falso (risas)".