Noticias Partidos
Real Madrid

El Espanyol piensa en Vallejo

11:18 CEST 22/6/22
Jesús Vallejo, Real Madrid
El club catalán piensa en el central para reforzar la defensa. Diego Martínez ya lo tuvo en el Granada.

Por Jorge C. Picón - Jesús Vallejo está en la rampa de salida del Real Madrid y, aunque el zaragozano tenga la intención de seguir, el club está buscándole una oferta que sea beneficiosa para todas las partes. Los buenos partidos que jugó a final de curso han abierto su mercado y el último en interesarse por su situación ha sido el Espanyol que, según ha podido saber Goal, piensa en el central como un candidato para reforzar su defensa de cara a la temporada que viene.

El Espanyol, que ha anunciado recientemente a Brian Oliván, de momento único fichaje del verano, está en búsqueda de defensas centrales y ha visto en Vallejo una opción factible en lo deportivo. Diego Martínez, nuevo entrenador de la entidad, ya lo tuvo en el Granada durante una temporada y media y aprueba su incorporación. El gallego le dio galones y sacó su mejor versión. Tanto es así que ha sido el entrenador con el que más ha jugado (51 partidos). Ahora, podrían volver a encontrarse en Barcelona.

El Espanyol es paciente

El mercado del Espanyol está "bloqueado", tal y como explicó el director deportivo del club Domingo Catoira en rueda de prensa, y pidió paciencia en la confección de la plantilla para la temporada que viene. Esto, sumado a la convicción de Vallejo de seguir de blanco complican cualquier negociación en las próximas semanas pero, al mismo tiempo, son pensamientos complementarios los de club y jugador. El conjunto blanquiazul no descarta lanzarse a por él si tienen la oportunidad y se ven preparados para asumir económicamente la operación. Según "Transfermarkt", el futbolista del Real Madrid tiene un valor de mercado estimado de tres millones de euros.

Vallejo ha vivido una temporada difícil en la que, a pesar de haber añadido dos títulos a su palmarés, apenas ha tenido protagonismo. Ha jugado 353 minutos repartidos en ocho partidos, la mayoría de ellos en liga y una vez se conquistó el título. Sin embargo, ha podido destacar en este tramo final con la dificultad que supone no haber tenido continuidad en todo el año.

Tiene contrato hasta 2025 y está con confianza para ganarse un puesto, tal y como informó "Marca" hace unos días. En el Madrid respetan su decisión y están más que contentos con su profesionalidad. Sin embargo, la llegada de Rudiger hace todavía más complicado que pueda tener minutos esta temporada, en la que ya se colocaría como quinto central de la rotación por detrás del alemán, Militao, Alaba y Nacho. El club tendrá que convencerlo si quiere encontrarle una salida.