El duelo del sacrificio en Boca: con este Villa, ¿dónde encaja Pavón?

Comentarios()
Twitter: Boca Juniors
El colombiano revirtió su imagen ante el cuerpo técnico y se ganó un lugar que no quiere soltar. ¿Qué pasará cuando vuelva Kichan?

Va. Vuelve. Encara y desborda. Mete y recupera. A Sebastián Villa, parece, la batería no se le termina nunca. El colombiano pasó de resistido a ovacionado y a llenar de dudas al entrenador: ¿qué hacer cuando vuelva Cristian Pavón?

Gustavo Alfaro llegó decidido a recuperar al jugador fetiche de Guillermo Barros Schelotto. Sin embargo, el nivel de Kichan se mantuvo en los mismos márgenes que en el cierre de la era del Mellizo y, a pesar del gol a San Martín de San Juan, no se pudo “sacudir la mufa”.

El desgarro que sufrió ante Atlético Tucumán le abrió la puerta al laborioso Villa. El ex-Tolima no había arrancado bien el 2019: llegó tarde a la pretemporada y se encontraba bastante atrás en la consideración del DT. Estuvo cerca de irse, pero se quedó e inició un trabajo en conjunto con el cuerpo técnico. Vieron videos, analizaron distintos movimientos, le bajaron conceptos sobre qué necesitaban de él y, cuando lo pensaron listo, lo mandaron a la cancha.

Ya en aquel primer partido del año contra los tucumanos había mostrado una nueva cara. Y ante la ausencia del ‘7’, tomó la posta para ganarse el lugar. La función del cafetero es, además, fundamental para lo que pide Alfaro: el innegociable compromiso que requiere de sus delanteros a la hora de dar una mano para defender es su carta ganadora.

El artículo sigue a continuación

“Para jugar los cuatro juntos tenemos que correr mucho”, explicó Zárate con el triunfo consumado. El ‘22’ es quien mejor entiende ese mensaje de Gustavo porque es el más sacrificado de todos: así como generó dos chances de gol ante el Pijao, también fue el atacante que más veces disputó la pelota (13 veces) y tuvo dos intercepciones y tres recuperaciones.

 

Cerrar