Noticias En directo
Fichajes

El dinero que recibirá la Real Sociedad por el traspaso de Griezmann

13:00 CEST 12/7/19
Griezmann Real Sociedad 2012
El club vasco se aseguró un 20%. Es decir que, con el posible pago del Barcelona, cobrará aproximadamente 24 millones de euros.

La Real Sociedad tuvo la vista puesta en el futuro cuando vendió a Antoine Griezmann. Se iba un jugador importante que debutó en el profesionalismo como 'txuri urdin' y dejaba un dinero, pero en San Sebastián sabían que un futbolista así podía revalorizarse con el tiempo, y querían aprovecharse de esa coyuntura. En la negociación de salida del jugador acordaron que, en el siguiente traspaso, si es que existía, ellos percibirían el 20% del mismo. 

Y eso es lo que va a ocurrir ahora, previsiblemente. Su presidente, Jokin Aperribay, atendió hace dos meses a la Cadena Cope y sin querer entrar en muchos detalles por respeto al Atlético, recordó que ya está estipulado. "Antes de nada me gustaría ser respetuoso con el Atlético de Madrid y con Griezmann, pero es verdad, a la Real Sociedad le corresponde el 20% del traspaso, 24 millones de euros", explicaba el dirigente.

Aperribay comentó además que la decisión del francés, en esta temporada, no le ha llegado de sorpresa: "Este año parecía más verdad que el pasado. El pasado pensaba que no se iba a ir, porque generalmente estas cosas cuando ocurren suceden rápido, no suelen ocurrir por capítulos. Antoine Griezmann es un grandísimo jugador y siempre está ahí cuando llegan los mercados. No es algo que me hubiera planteado, pero sí me daba la sensación de que podía ocurrir este verano más que el pasado". 

Para llegar a ese pago no importa que la cantidad puesta por Griezmann sea un traspaso o el pago de la cláusula de rescisión, el Atlético tendrá que abonar ese 20% que le corresponde a la Real Sociedad. Curiosamente, esto es así por un fichaje que involucró al Atlético. El Sevilla tuvo que pagar cuatro millones de euros al Las Palmas, en un proceso que llegó hasta al TAD, por el traspaso de Vitolo. En un primer momento, el conjunto hispalense trató de librarse de ese reparto argumentando que el jugador había salido en contra de la voluntad del club, pero finalmente se vieron obligados al pago por la sentencia del tribunal deportivo.