El Bayern se cansa de Coutinho

Comentarios()
Philippe Coutinho Bayern Munich 2019-20
Getty Images
El brasileño lleva un mes sin ver puerta, su cotización sigue bajando y en el club alemán crecen las dudas en cuanto a su continuidad.

Todavía no han acabado los contratiempos con Philippe Coutinho en los despachos del Camp Nou. El delantero brasileño ha visto truncada su progresión tras un inicio esperanzador con el Bayern hasta el punto de que lleva un mes y medio sin ver puerta y de haber perdido su condición de titular, no en vano fue suplente en los últimos dos partidos del cuadro alemán antes del parón de selecciones, primero en la Champions League ante el Olympiakos, donde solo disputó un solo minuto, y luego en la importante visita del Borussia Dortmund al Allianz Arena, donde disputó apenas veinte y no influyó en ninguno de los cuatro goles que los bávaros le endosaron a su rival.

Dicho de otro modo, la buena estrella con la que Coutinho desembarcó en Múnich da muestras de estar apagándose y el jugador, lejos de rebelarse, incluso está perdiendo cuota de presencia como ya le sucediera hace un año en las filas del Barcelona. El club catalán resolvió desprenderse de él solo un año y medio después de haber pagado la friolera de 120 millones de euros, además de otros 40 en variables, le puso en el mercado sin que club alguno se acercara a estas cifras, que ya eran superiores a su cotización real, según Transfermarkt, cuando el Barcelona se hizo con sus servicios, y acabó cedido el pasado verano al Bayern.

En su primera etapa en azulgrana el delantero sí llegó a alcanzar una cotización de 150 millones de euros pero de un año a esta parte ha vuelto a caer hasta los 90 millones que valía cuando le fichó el Barcelona, aunque pagara bastante más por él. El Bayern, por contra, tiene una opción de compra a final de temporada de 120 millones de euros, una cifra que jamás ha pagado para contratar a ningún futbolista. En este contexto, cabe no olvidar que la operación más cara que los bávaros han afrontado en toda su historia es la de Lucas Hernández, que costó 80 millones de euros, que dobla los 40 que costó Corentin Tolisso, el segundo más caro. La temporada pasada incluso descartó la incorporación de James Rodríguez por 40 millones de euros.

Y eso mismo es lo que el Barcelona teme que le pueda suceder con Coutinho, que regrese al Camp Nou como James hiciera al Bernabéu el verano pasado y, ante la falta de ofertas satisfactorias, le tuviera que mantener en la plantilla. Porque sin obviar la decepción del Bayern con Coutinho también hay que tener en cuenta que los objetivos prioritarios del equipo bávaro el próximo verano serán la contratación de Leroy Sané, actualmente en el Manchester City, y de Kai Havertz, que brilla en el Bayer Leverkusen. Evidentemente también falta por conocer la opinión al respecto de Coutinho que pueda tener el nuevo entrenador del Bayern pero lo que es una evidencia es que el flechazo del club alemán por el brasileño es cosa del pasado.

Cerrar