Dueño de su futuro: Banega tendrá la última palabra sobre su vuelta a Boca

Comentarios()
El argentino podría presionar al Sevilla en el último año de su contrato para asegurarse que reciban una cantidad por su marcha.

El futuro de Éver Banega va a ser uno de los temas pendientes que tendrá que resolver el Sevilla en los próximos meses. El argentino parecía llamado a seguir en Nervión e incluso de prolongar su contrato pero la aparición de Boca Juniors, el club con el que el de Rosario dio el salto a la élite, con la ambición de repatriarlo puede cambiar la situación.

Desde la perspectiva del club sevillista, la situación de Banega lleva sobre la mesa varios meses con la pretensión de prolongar su contrato, que expira en 2020. Su renovación era uno de los primeros asuntos que debía resolver Monchi tras regresar a la dirección deportiva del Sevilla hace sólo unos meses. Sin embargo, el centrocampista ha firmado probablemente su peor temporada desde que juega en el conjunto de Andalucía e incluso parte de la afición anda molesta con él por su bajo rendimiento y por la expulsión que protagonizó y por la que le han sacionado con cuatro partidos.

Hasta el Sevilla se ha planteado abrirle un expediente disciplinario para castigar esta actitud. Esta situación podría llegar a enturbiar su futuro en Sevilla, aunque Monchi, que ya fichó a Banega en 2014 y guarda una gran relación con él, dejó claro que no le afecta para trabajar en la renovación del jugador. “La diferencia entre un aficionado y alguien que tome decisiones es que las valoraciones no las puedo hacer en caliente, tienen que ser mucho más completas. Es un jugador importante, de una calidad indudable, que tiene como todos partidos buenos y partidos no tan buenos. Hoy sería muy injusto si solo tenemos en la memoria lo sucedido ayer. Tengo que ser mucho más amplio en el análisis y valorar más cosas, y no me puedo quedar con lo que pasó para juzgar la benevolencia de la continuidad más años o no en el Sevilla”, comentó el pasado lunes en la Cadena Ser.

¿Por qué ha bajado el rendimiento de Banega? A sus 30 años, el ex del Valencia ha jugado esta temporada más de 4025 minutos y tuvo unas vacaciones muy cortas tras el Mundial de Rusia 2018, ya que el Sevilla tuvo que empezar a competir en julio con las eliminatorias previas de la Europa League. Asimismo, la llegada de Machín lo hizo retrasar su posición y jugar de pivote, una posición donde se ha multiplicado la exigencia física y donde ha tenido el peaje de ser el jugador que más amarillas ha visto este año en España, 21, la mayoría de ellas cortando contagolpes del rival.

Mercado de pases de Boca en vivo: los rumores de refuerzos y bajas para 2019

Desde que regresó del Inter en 2017, el de Rosario no se ha planteado volver a dejar el Sevilla, club en el que ha ofrecido su mejor rendimiento, a pesar de que el Arsenal también se interesó en los últimos meses en hacerse con sus servicios. En las oficinas del Ramón Sánchez-Pizjuán también tenían clara su continuidad aunque tenían que pulir las cantidades que solicitaba el jugador, que quería un aumento aunque ya era el jugador mejor pagado y más años de contrato.

El artículo sigue a continuación

Sin embargo, Banega sabe que es dueño de su destino y la aparición de Boca podría hacerle cambiar los planes, que pasaban por seguir en Europa y presumiblemente en Sevilla. Tras la experiencia en Milán, la familia del jugador no tenía intención de volver a mudarse al extranjero, circunstancia que ha parado el interés de otros clubes, pero esta circunstancia podría cambiar si el destino fuera volver a Argentina, aún más tras su año más duro en Sevilla.

Con sólo un año más de contrato, el jugador, con una cláusula de sólo 20 millones de euros, puede presionar al Sevilla para que acepte una oferta a la baja de Boca para asegurarse que no se marche como agente libre en 2020, aunque el club de Nervión intentaría recuperar los 9 millones que pagó en 2017 para repatriarlo desde el Giusseppe Meazza.

No obstante, Banega, también tendría que aceptar rebajarse el sueldo, ya que el Xeneize sólo podría llegar a pagarle una ficha anual de 1 ó 1,5 millones de euros, una cantidad sensiblemente inferior de la que percibe en Sevilla. El presidente de Boca, Daniel Angelici, que guarda una estrecha relación con su homólogo hispalenses, Pepe Castro, y el director deportivo, Nicolás Burdisso, ya han reconocido el interés en cerrar una operación con muchas aristas pero que ya está sobre la mesa.

Cerrar