Dos claves que acercan a Hazard al Real Madrid… y dos claves aún por resolver

Comentarios()
Este jueves, el Chelsea tiene audiencia con el Comité de Apelación de FIFA por los fichajes de menores. Los blues piden 116 millones de euros

El Real Madrid no tiene fichado a Hazard. Aún no. Y es cierto que parece una opción más que viable para este próximo mercado estival, pero ni mucho menos está ya cerrado, ni tampoco parece que se vaya a cerrar en las próximas horas siquiera. No obstante, no deja de ser una operación muy compleja teniendo en cuenta que se trata del jugador franquicia del Chelsea, uno de los clubes más importantes de Europa, que además se encuentra en unas circunstancias muy enmarañadas de por sí. De ahí que surjan matices y aristas que conviene atender para comprender cómo está la ‘operación Hazard’ a día de hoy. La operación parece encarrilada en función de unas líneas maestras relativamente definidas, y a partir de ahí sobresalen unas claves que acercan al belga al Santiago Bernabéu… pero también otras tantas por resolver. Y además, es inútil agarrarse a unas sin afrontar las otras. Goal intenta explicar cuatro claves básicas que marcan el futuro del talentoso mediocampista:

Ante todo, subyace el hecho de que el Real Madrid quiere a Hazard, y que al belga le encanta la opción del Real Madrid. Especialmente, desde que llegó Zidane de nuevo al banquillo blanco. He aquí el mayor argumento a favor para que el fichaje pueda llegar a buen puerto. “Todos sabemos que es un jugador que siempre he apreciado. Ha jugado en Francia, le he visto mucho, le conozco personalmente. No es nuevo. Es un jugador fantástico”, decía Zidane del ‘10’ blue este pasado viernes en rueda de prensa, dejando un inequívoco guiño a un jugador de lo más apetecible en una atmósfera en la que se ha comprobado que el Real Madrid necesita de savia nueva en el vestuario.

Y por su parte, son innumerables las muestras de ‘amor’ de Hazard al Real Madrid: “Siempre amé jugar en el Real Madrid […] Es el mejor club del mundo. No quiero mentir, es mi sueño desde que era niño […] No quiero arrepentirme cuando acabe mi carrera”. Frases como éstas han sido pronunciadas por el belga en diferentes entrevistas sólo en la presente temporada, aunque este lunes quisiera jugar al despiste tras su soberbia actuación con doblete incluido ("Los aficionados del West Ham se equivocan al cantarme que me voy al Madrid", dijo). El idilio existe. Y existe a ojos de todos además. Es innegable.

Lo que ha provocado además que el Chelsea se haya guardado ya las espaldas ante una posible marcha de Hazard. No quiere quedarse compuesto, y por ello ha fichado ya a Christian Pulisic a cambio de 64 millones de euros. La que sería la segunda gran clave a favor de que el traspaso acabe consumándose. A Hazard le queda ya sólo un año de contrato más con el Chelsea (hasta 2020), y de momento ha rechazado todas las propuestas de renovación, emplazando las negociaciones hasta el final de la presente temporada. Una situación que en Londres se entiende casi como el prólogo para su salida, dado que si no renueva este verano, forzaría al Chelsea a que aceptase negociar su traspaso a riesgo de que se marche a coste cero el año que viene. Hazard siempre ha dicho que respeta al máximo al Chelsea, que no quiere hacer nada que les perjudique… pero sigue sin renovar, y no piensa afrontarlo hasta que la presente temporada no eche abajo el telón. De ahí en buena medida el fichaje del joven y prometedor atacante estadounidense.

Con Pulisic ya en el bolsillo, el Chelsea está interesado además en un jugador del Real Madrid: Mateo Kovacic. El propio Sarri dijo este fin de semana que quiere quedárselo para el futuro (si permanece en el banquillo del Chelsea), porque le ve para ocupar el puesto de ‘pivote defensivo técnico’, donde sólo cuenta con Jorginho. Irónicamente, no valora a Kanté así porque pretende jugadores más técnicos: “En el último partido, Jorginho tocó 161 balones, por lo que necesitamos a futbolistas de calidad para mover el balón. No quiero otro mediocampista. Quiero intentarlo con Kovacic”, decía Maurizio Sarri. El quid es que el medio croata está cedido sin ninguna opción de compra, con lo que tiene que volver al Real Madrid este verano sí o sí. Dicho esto, Goal ha podido saber que Kovacic está disfrutando de su experiencia en Londres, con lo que, a falta de conocer las intenciones del Real Madrid, a priori no se opondría a quedarse en el Chelsea. Con lo que el croata podría ser una buena moneda de cambio entre el club español y el inglés en la ‘operación Hazard’. 

Además, desde Londres se entiende que si -como parece- el Chelsea consigue que se quede finalmente Callum Hudson-Odoi, pretendido por el Bayern entre otros muchos, ésto ayudaría a una hipotética salida de Hazard rumbo al Real Madrid. Dicho esto, que son todos los argumentos a favor de que el traspaso acabe fructificando, no es menos cierto que para ver al belga en el Santiago Bernabéu habría que resolver antes al menos un par de cuestiones que todavía están en el aire, como decíamos al inicio. 

Una de ellas es el precio en el que ha tasado el Chelsea a Hazard: 100 millones de libras. Que al cambio actual serían unos 116 millones de euros. Lo que convertiría al belga en el fichaje más caro de toda la historia del Real Madrid. Una cantidad asumible a día de hoy por el club blanco –no así como los 200 millones solicitados un año atrás-, pero aún con cierto margen de rebaja. Al menos, así se espera en el club blanco. Aunque este lunes por la noche Maurizio Sarri vacilara con subir incluso el precio: "100 millones de libras es un precio barato por Hazard, su nivel es tan alto que necesitas a dos jugadores para compensarlo". El caso es que, aunque el Real Madrid y Eden Hazard hablen hoy ya el mismo idioma, todavía queda tratar con el Chelsea. Y esa parte, a día de hoy, es todavía una incógnita por resolver. No sólo por el precio. Que también. Sino sobre todo, por la sanción FIFA que todavía planea sobre sus cabezas por romper la norma de traspasos internacionales de menores, y por la que el club blue tendría que estar dos ventanas de fichajes sin poder inscribir nuevos jugadores. Y ello no afectaría por ejemplo a Sarri ni a Pulisic, pero sí necesariamente a Kovacic, Hudson-Odoi, Hazard… A todo el proyecto deportivo del Chelsea de la próxima campaña, en definitiva. 

Este jueves, el Chelsea tiene una audiencia con el Comité de Apelación de FIFA. Pese a diversos informes en España, no será la fecha en la que se conozca la resolución definitiva. Porque además todavía podrían abrirse otros procesos apelativos por parte del Chelsea, y porque de hecho, una de las primeras medidas por las que está luchando el Chelsea es porque se le conceda la suspensión cautelar mientras la sanción siga pudiendo recurrirse, como ha sucedido en casos similares con anterioridad. Sin ir más lejos, el Barcelona en 2014, cuando fichó a Luis Suárez, Rakitic, Mathieu, Claudio Bravo y Ter Stegen aprovechando las medidas cautelares concedidas. Hace un mes ya, el Chelsea emitió un duro comunicado contra la FIFA cuando conoció que el Comité de Apelación del máximo organismo mundial no le concedía la suspensión cautelar de la sanción. Lo que le permitiría, seguramente, fichar este verano y adecuar su proyecto no sólo para la temporada 2019-20, sino también para la sucesiva campaña, una vez asumida la prohibición de fichar nuevos jugadores durante un verano y un invierno.

Así las cosas, a estas alturas es imposible de adivinar cómo discurrirá el proceso de la sanción de FIFA. Sobre todo, porque hay ya evidentes diferencias con respecto a los casos ya conocidos de Barcelona o Real Madrid, entre otros. Y como es lógico, esta sanción influiría necesariamente en el futuro de Hazard también. Todos los caminos del ‘10’ conducen al Real Madrid, pero muchas de esas vías aún no se sabe si serán transitables o no. Por eso el Real Madrid no tiene ya fichado a Hazard. Aún no.

Cerrar