Noticias En directo
River Plate

D'Onofrio: "El River-Boca de la Supercopa tiene que ser una fiesta no una guerra"

18:28 CET 23/2/18
Rodolfo Donofrio
El mandamás Millonario bajó el tono respecto a la gran final . Además aseguró que es un "disparate" implicar al Presidente de la Nación.

En conferencia de prensa, Rodolfo D'Onofrio, le puso paños fríos a las polémicas entorno a la final de la Supercopa Argentina que se viene, en Mendoza. Además aseguró que es un “absurdo y un disparate implicar al presidente de la Nación”.

El River-Boca de la Supercopa tiene que ser una fiesta no una guerra. Hay que sacar esta locura. Si uno pierde, no se acaba el mundo. Esto es un juego. Nos vamos a reunir con los dirigentes de Boca”, dijo la máxima autoridad del Millonario, quien agregó: “Hace más de 15 días hablamos con el presidente de AFA de organizar una reunión con la gente de AFA, con Horacio (Elizondo) y con Daniel (Angelici) y la gente que él traiga. Donde charlemos sobre la parte deportiva. Hace más de 15 días nos pusimos en contacto con la gente de Torneos. Queremos que el 14 sea una fiesta. Hemos conversado respecto a que el lunes puede ser que haya un partido de ídolos de Boca y River; el martes una comida, donde estén esos jugadores, los dirigentes de River, de Boca, de AFA y dirigentes sudamericanos que hayan venido a ver el partido, es un partido con muchísima trascendencia, porque enfrenta a River y a Boca. Hay que disfrutarlo, vivirlo con pasión, pero saber que el fútbol es un juego: uno va a ganar y festejar y el otro estará triste. Pero no se acaba el mundo, ni los clubes, en un partido”.

Por otro lado, D’Onofrio se refirió a los canticos que se escucharon en cancha de San Lorenzo y de su propio club apuntados a Mauricio Macri: “Hay un absurdo, un disparate que está pasando, que es el de implicar al Presidente de la Nación como si algo tuviera que ver con el fútbol. Es hincha de Boca, fue presidente de Boca, pero ahora es presidente de la Nación y tiene cosas mucho más importantes que un partido de fútbol. No tiene nada que ver. Nada que ver. Tenemos que terminar este absurdo. El fútbol nos tiene que unir, más allá de diferencias políticas”.

Para cerrar el máximo dirigente de River fue consultado sobre el polémico tuit que envió en las horas posteriores al partido ante Godoy Cruz: “Voy a contarlo en el contexto. El día lunes, después del partido del domingo, fui a Ezeiza. Que es algo que generalmente no hago. Cuando llegué estuve con Marcelo, Enzo y los jugadores. No asistí la charla que Marcelo le dio a los jugadores, pero me llevé en la conversación individual que tuve con ellos, una sensación que más que nunca River tenía que estar unido. Puse lo que sentía”. Sobre las fuertes palabras que había utilizado argumentó: “Sentí que el domingo nos habían pegado, que nos había dolido, que era duro y encontré que los jugadores y el cuerpo técnico han tomado esto como combustible. La idea era “nos pegaron el domingo, pero nunca nos podrán quebrar”. Porque vamos a seguir en la cancha peleando por todo”.