Diego Costa está en rampa de salida del Atlético de Madrid, pero aún no encuentra destino

Diego Costa
Twitter
A Costa se le busca salida hace meses, pero el gran obstáculo es su elevada ficha de 10 millones netos al año

Diego Pablo Simeone le ha dado muchisimas oportunidades, pero Diego Costa no ha respondido. Desde que regresó al Atlético de Madrid, después de un esfuerzo monumental para pagar 55 millones de euros al Chelsea, el de Lagarto no ha vuelto a estar al nivel que demostró en 2014, cuando era uno de los mejores delanteros de Europa. Costa, en sus horas más bajas, tiene 31 años, está próximo a los 32, tiene un año más de contrato y cobra una ficha bestial: 10 millones de euros netos por temporada. Precisamente por eso, el Atleti se plantea su venta, porque sabe que el próximo verano será agente libre y no verá un euro por el hispano-brasileño.

Ni el propio Diego Costa podría defender sus números desde que regresó al Atleti. Simeone le pidió agresividad y goles. En las dos facetas, Costa ha decepcionado. En dos temporadas y media, cuando no ha estado lastrado por lesiones o sanciones, el rendimiento del delantero de Lagarto ha sido muy pobre: en 83 partidos disputados, sólo ha anotado 17 tantos. Insuficiente. 

El valor de Costa en el mercado se ha depreciado, siendo ahora mismo inferior a 15 millones de euros. Tanto su agente como el club están tratando de encontrarle destino en otro país y acomodo en otro club. Diego sigue teniendo un gran cartel y se han interesado por él varios clubes, pero el problema es su elevada ficha. Según ha podido saber Goal, el delantero ha sido ofrecido a clubes de Italia, Inglaterra, Francia y hasta Turquía. Sin éxito. También se ha sondeado incluso la posibilidad de que puediera regresar a su país natal, Brasil.

El artículo sigue a continuación

Quizá el futuro de Costa pueda pasar por emigrar a campeonatos más modestos, como la MLS norteamericana, Qatar, Emiratos Árabes o hasta la Superliga china. Eso sí, la vía china parece un poco más complicada, porque ahora mismo los equipos tienen que afrontar una tasa de impuestos muy alta, impuesta por el gobierno, con lo que no pueden pagar traspasos tan altos como los que sí podían afrontar hace dos años.

Tanto el jugador como el club saben que este es el momento de poner punto y final a la historia de Diego Costa en el Atleti. Este es un mercado realmente complicado para comprar y vender, una ventana con oferttas a la baja, por culpa de la Covid-19 y los equipos apenas están moviendo dinero. Si Costa encuentra destino, saldrá. Si por el contrario el club no puede colocarle, seguirá a las órdenes de Simeone. Eso sí, ahora mismo, la voluntad de ambas partes es encontrar la mejor salida posible para Costa. Está en rampa de salida.

 

Cerrar