Desailly: Quiero volverme loco si Francia gana la Eurocopa

Comentarios()
El ex jugador galo espera volver a ver a su selección ganar para así sentir la emoción que vive un aficionado que no tiene la presión del jugador

Marcel Desailly, ex jugador de la selección francesa y ganador de un Mundial y una Eurocopa, espera que el combinado de su país vuelva a lograr ganar un torneo de naciones para que los actuales integrantes de la plantilla puedan vivir lo que él vivió en su época como futbolista.

"Son dos vidas diferentes. Por una parte, jugar un torneo en Francia es el sueño de todos los jugadores, pero después de hacerlo realidad buscas tener un poco más de libertad porque estás desgastado. Ahora soy libre. Hago lo que quiero, voy a dormir cuando quiero, bebo mi cerveza... cuando estás en el fútbol es un priodo intenso, muy fuerte, nadie en el mundo podría entenderlo. Es peculiar pero emocionante", dijo a Goal.

"Me gustaría volverme loco si veo ganar a Francia y experimentar momentos como ese. Quiero vivir como todo el mundo vivía. ¡Cuando hablo con la gente a alguno todavía se le encharcan los ojos 18 años después del Mundial! Yo también quiero llorar. Quiero ver a los jugadores con una pequeña lágrima en el ojo. Esta es la realidad, pero todo el mundo no la puede entender", añadió.

Por otro lado, habló de cómo pueden los jugadores evitar las polémicas, tan presentes en estas últimas fechas: "Estás obligado a vivir bajo mucha presión. Lo viví, es una responsabilidad muy grande. Debes saber cómo protegerte de ti mismo. No debes pensar en lo que sucede en otros lugares... tienes que representar a tu nación y este es un momento importante. Puedes darle la felicidad a la gente en un corto o medio plazo".

"Solo espero que la controversia de La Marsellesa no vuelva a suceder. Seguimos diciendo que los jugadores deben cantar el himno, ¡pero no deberían cantar! La gente no entiende que esto no es rugby. Tú no vas al campo a romper todo. No voy a la guerra, voy a jugar a fútbol. Hay que dejar que hagan lo que quieran porque respetan la camiseta", explicó.

Desailly cree que a Brasil le ocurrió algo similar en su propio Mundial de 2014: "Se mataron. Ellos mismos se suicidaron con eso. Es un pequeño detalle que se vio reflejado en el juego. Es importante no hacer eso. Pensaron en que todo el mundo le estaba viendo, en la pobreza de Brasil... de repente eran los responsables de todo. Llevaron todo ese peso en sus hombros. Si tomas todas esas responsabilidades al final caes. Y eso fue lo que le pasó a Brasil".

Cerrar