Noticias En directo
Barcelona

Dembélé ya tira del Barcelona

22:40 CET 20/1/19
SUAREZ DEMBELE BARCELONA LEGANES LALIGA
El francés sigue creciendo como estrella azulgrana y Valverde hasta se atreve a sentar a Messi vista la progresión del galo, que crece en cada partido


EDITORIAL

"Allez, Dembélé" cantaba por primera vez la grada de animación del Camp Nou a la media hora de partido. El francés acababa de abrir el marcador con un gol marca de la casa que arrancó a la afición de sus asientos tras el jugadón individual que precedió su cesión a Jordi Alba para que el lateral le devolviera el balón y estableciera el 1 a 0 con el que el cuadro azulgrana encarriló el arranque de la segunda vuelta el mismo día que Ernesto Valverde dio descanso a Leo Messi.

Dembélé asumió responsabilidades tanto en ataque como en defensa y más allá del gol y del repertorio de detalles técnicos que demostró ante el Leganés también confirmó que su adaptación al juego colectivo sigue viento en popa, respondiendo a los automatismos como y cuando debía, y hasta replegándose con intensidad para recuperar seis balones, algo impropio en él pero que demuestra cómo ha entendido que el tren del Barcelona solo pasa una vez en la vida. Y no quiere perderlo.

Su achaque de carácter le sirvió para establecer un nuevo techo goleador en su carrera gracias a los trece goles que ha transformado esta temporada. Ante el Leganés se le vio especialmente cómodo asumiendo el liderazgo y hasta intentó quince regates -once con éxito- lo que supone otro récord personal, buena prueba del momento que vive, aunque no pudo acabar el partido al lesionarse de forma fortuita en el segundo tiempo poco después del ingreso en el campo de Messi, ya con el 1 a 1 que había establecido Martin Braithwaite.

Pero le duró la alegría al Leganés ya que Luis Suárez pudo poner el 2 a 1 tras un impresionante remate que no sorprendió a Cuéllar, pero su débil rechace cayó cerca del uruguayo, que fusilaría para asegurar los puntos y alargar a siete la racha de victorias. Messi todavía se apuntaría el 3 a 1, alargando a seis sus partidos ligueros viendo puerta y certificando que el nueve tridente barcelonista está listo para cualquier cosa.