De Piatti a Belluschi: San Lorenzo, el equipo del Papa y los milagros

Comentarios()
Getty Images
Hace tres años, el Ciclón deliraba por el agónico tanto ante Botafogo en la Copa que luego ganaría. Ante situación repetida, ¿habrá mismo final?

Hace exactamente dos años, un mes y ocho días, el Nuevo Gasómetro deliraba en la agonía de aquel histórico partido frente a Botafogo. La Copa Libertadores, eternamente esquiva desde su creación, le guiñaba el ojo a los 88 minutos, cuando Ignacio Piatti la clavaba en el ángulo y ese gol le permitía tener +1 de diferencia y superar por uno a Independiente del Valle, que se mataba a goles con Unión Española en Chile.

La historia diría que aquel día, el del pase a octavos de final, el equipo del Patón Bauza puso los cimientos de su primer título en la máxima competencia, al vencer en las fases siguientes a Gremio, Cruzeiro, Bolívar y Nacional de Paraguay. El "milagro del Papa Francisco", fanático Cuervo, estaba completo.

La noche del miércoles ya daba por muerto al Ciclón, que después de aquella gesta se había ido en los dos años siguientes en la primera fase. El empate se festejaba como un triunfo pero otra vez malas noticias desde Chile: gol de Paranaense ante Universidad Católica que lo condenaba al tercer lugar. Y llegó el desahogo: Belluschi, de flojo partido y semestre, la paró de pecho y remató cruzado. Diego Aguirre, que pasó de la cuerda floja a la hazaña, deliraba junto a miles y miles de azulgranas. El Ciclón pasaba de eliminado a puntero y Flamengo, candidatazo por chapa y plantel, se despedía del certamen.

En unos meses el destino dirá: por sorteo, el equipo de los milagros conocerá a su rival en octavos, a jugarse luego del receso invernal. También su nuevo camino, con el pecho inflado y el sueño de la segunda en lo más profundo del corazón.

Cerrar