Noticias En directo
España

De la Masia a la Selección española: ¿quién es Dani Olmo, sensación en La Roja de Luis Enrique?

21:38 CEST 31/3/21
Dani Olmo Georgia España Morata Fase Clasificación a Qatar 2022
El extremo surgido de la cantera del Barcelona está siendo muy valioso en el combinado nacional, marcando ante Georgia y Kosovo.

Dani Olmo está siendo la sensación de la Selección de España en los partidos clasificatorios al Mundial de Qatar 2022. Convocado por primera vez con Robert Moreno para los encuentros contra Malta y Rumanía clasificatorios para la Eurocopa 2020, cabe preguntarse cómo ha sido el camino del actual futbolista del RB Leipzig. 

SIGUE EN DIRECTO EL ESPAÑA VS. KOSOVO DE CLASIFICACIÓN PARA EL MUNDIAL AQUÍ

En el verano de 2014, un talentoso adolescente de 16 años llamado Dani Olmo abandonaba La Masia. Es un hecho común que un chico comience prometiendo con ser un crack y deje la cantera de un club gigante como el Barcelona para luego caerse. Pero Olmo era diferente.

Evaluó sus opciones en Barcelona y dedujo que le sería imposible progresar allí. No era líder de su generación y tenían más protagonismo Cucurella o Aleñá. En la Ciudad Condal pasaría demasiado tiempo jugando en el fútbol juvenil o en el equipo B y no tendría suficientes minutos en esos años cruciales para el desarrollo de un jugador. Eso sí, estaba llamado a ser uno de los mejores talentos de su generación y perderlo fue sin duda un duro golpe para el Barça.

Sin embargo, desde su perspectiva, con Lionel Messi, Neymar, Andrés Iniesta y otros cracks en la plantilla del Barcelona le iba a ser imposible hacerse un lugar, por lo que terminó tomando una decisión calculada y correcta: continuar su progreso en otro lugar, en el Dinamo de Zagreb.

Mientras que Cesc Fábregas, Gerard Piqué y Héctor Bellerin abandonaron el Barça para comenzar su carrera en Inglaterra, Olmo optó por algo bastante diferente, pero completamente lógico. Y los años acabaron dándole la razón: a sus 21 años, debutó con la Absoluta de España. 

Su buen rendimiento llevó a Olmo a ser vinculado con un posible regreso al Barcelona. Al mismo tiempo de debutar con la Absoluta, jugaba ya con España Sub 21, el escalón previo al gran momento que luego confirmaría.

Catorce de los 23 jugadores de Croacia que llegaron a la final de la Copa Mundial de Rusia 2018 jugaron en algún momento para el Dinamo Zagreb. Luka Modric, Mateo Kovacic y Dejan Lovren son solo tres de los que se graduaron en la academia de Dinamo, pero la lista es extensa.

Ese club cuenta con la reputación de tener una de las mejores canteras del mundo. Olmo sabía que una carrera de alto nivel podría esperarle si firmaba por el Dinamo, aunque se alejara de su España natal. 

Llegó al Dinamo sin hablar ni croata ni inglés, pero no pasaría mucho tiempo antes de que debutara en el primer equipo. "No hay otro club donde, a mi edad, tenga tantas oportunidades como en el Dinamo", dijo a Jutarnji en 2015. “Me estoy desarrollando mucho más rápido que en cualquier otro lugar, incluso que en La Masia. Mis antiguos compañeros de equipo en Barcelona se sorprendieron primero, y luego entendieron que mi decisión de mudarme a Croacia fue la correcta. Para jugar en el primer equipo tendría que esperar dos o tres años, si es que lo logro", agregaba. 

La liga croata ha demostrado ser uno de los terrenos más fértiles para el desarrollo de jóvenes talentos. Modric, a los 20 años, jugó partidos de clasificación a la Liga de Campeones contra un Arsenal que tenía a los campeones del mundo Thierry Henry y Gilberto Silva. Esa fue la temporada en la que llegaron a la final en París contra el Barça.

Kovacic recorrió un camino similar al de Olmo. Nació en Austria y jugó en los equipos juveniles de LASK antes de marcharse para tener una mejor oportunidad en el Dinamo. Fue nombrado el capitán más joven del club y jugó, con solo 17 años, contra el Real Madrid en la Liga de Campeones. En ese momento, muchos de sus contemporáneos estaban jugando fútbol juvenil. Esa experiencia es vital para cualquier jugador joven.

Olmo fue considerado como el mejor jugador de la Prva Liga croata, donde el Dinamo volvía a gobernar. El internacional español juega ahora en el RB Leipzig de la Bundesliga, al que llegó en enero de 2020 por 22 millones de euros. Su contrato con los alemanes vence en junio de 2024.

Ahora mismo, Dani Olmo es el alma del ataque español gracias a su habilidad para driblar y pasar la pelota, marcando ante Georgia en el 92 para dar la milagrosa victoria y abriendo la lata contra Kosovo en Sevilla con otro golazo. Cabe señalar que Croacia le había ofrecido en el pasado la ciudadanía con la esperanza de tenerlo en el equipo nacional. Claro, sin éxito.

En Croacia ya sabían que Olmo sería la próxima gran transferencia de la academia del Dinamo. En noviembre de 2018, Andy Bara (su entonces representante) revelaba a la prensa croata que el Valencia había intentado ficharlo por 12 millones de euros en 2017, pero que esa oferta fue rechazada. Luego aparecieron rumores de que los altos mandos del Barça habían mantenido reuniones con sus homólogos del Dinamo para recuperar a Olmo.

Una de las ventajas de fichar a jugadores de Croacia es que su calidad está generalmente probada pero el precio es relativamente bajo. Si Olmo fuera Jadon Sancho, por ejemplo, el precio hubiera sido de más de100 millones de euros y no los 22 millones que el Dinamo aceptó para que se lo lleve el RB Leipzig.

A menudo se dice que la academia del Barça ha funcionado mal últimamente y eso puede ser una consecuencia del talento que tiene en su primer equipo. Si Messi, Dembélé, Griezmann y compañía están bloqueando el camino de los jóvenes, entonces es mejor decir adiós que quedarse jugando contra niños.

Y nadie ofrecía garantías para que Olmo llegara al primer equipo del Barça, por lo que se adelantó a la situación e hizo algo al respecto. Por lo pronto, en Can Barça ya están convencidos de algo: Dani es lo suficientemente bueno.