Noticias En directo
River Plate

De 2015 a 2018: ¿cómo llega River al Mundial de Clubes?

16:05 CET 12/12/18
River Plate v Barcelona FIFA Club World Cup 20122015
Hace tres años, el Millonario viajaba a Japón para enfrentarse a un Barcelona invencible; tres años después, el momento y el rival lo ilusionan.

Cuando River viajó a Japón para jugar el Mundial de Clubes 2015, los hinchas acompañaron de forma masiva en busca de una utopía, como era derrotar a aquel Barcelona de la MSN. La historia, tres años después, es absolutamente distinta y genera ilusión en todos los fanáticos.

Para empezar, el rival es muy distinto y Marcelo Gallardo lo destacó este lunes, más allá de subrayar que sigue teniendo enormes futbolistas. "¿Cómo va a ser terrenal este Real Madrid con los jugadores que tiene? Creen que es terrenal porque se fue Cristiano Ronaldo, pero los demás son los mismos, tienen a Luka Modric que es el Balón de Oro. Pero nosotros vamos y competimos de igual a igual", reconoció.

Pero más allá de las palabras del Muñeco, este Real Madrid vivió una serie de turbulencias este semestre, ya que luego de ganar la 13º se produjeron la salida de Zidane y de Cristiano Ronaldo, sumado al sainete de contratar a Lopetegui a días de dirigir el Mundial con España y que debiera renunciar luego de un pésimo arranque en La Liga y el 1-5 en El Clásico. Sin la última gran figura, sin el último gran DT, con un joven Santiago Solari en el banco, hay un abismo entre este oponente y aquel Barsa de Valverde que tenía a Messi, Suárez y Neymar pulverizando a cualquier rival que se le pusiera enfrente.

Otro de los puntos que analizó el DT tiene que ver con la distancia entre competiciones: hace tres años, tuvo que esperar cuatro meses para emprender el viaje a Japón, mientras que en este caso ni siquiera pudo regresar desde Madrid a festejar en Argentina. La reciente celebración, en la que no se permite que influya ninguna otra situación en el medio, le permite llegar en la cresta de la ola, justamente lo opuesto al equipo español más allá de la remontada lograda desde que asumió el Indiecito.

"Antes levantamos la Copa a mitad de año y el segundo semestre fue con altibajos, ahora venimos con la continuidad y eso es bueno", explicó. 

Uno de los pocos puntos en común es que no hubo una gran sangría de futbolistas luego del título. Lógicamente todos los que vencieron a Boca estarán disponibles en Abu Dabi, pero ante Barcelona también había logrado repetir a la mayoría de los que jugaron ante Tigres, a excepción de Ramiro Funes Mori (vendido a Everton) y Fernando Cavenaghi (se fue a Chipre)

"Real Madrid no es Barcelona, pero tiene jugadores de categoría mundial". En una frase, Gallardo resumió lo que podría ocurrir en Emiratos Árabes. Un nuevo certamen donde lógicamente es inferior a su rival, pero al que llega siendo muy superior a sí mismo tres años antes.