Cuidado Barcelona, el United te tiene ganas

Comentarios()
FILIPPO MONTEFORTE/AFP/Getty Images
Los ingleses todavía no han digerido las derrotas en 2009 y 2011 y la llegada de Solskjaer y la remontada al PSG les han devuelto la confianza.


EDITORIAL

Sin José Mourinho se vive mejor. Eso lo saben los aficionados del Manchester United y del Barcelona, rivales en los cuartos de final de la Champions League, e incluso una parte importante del público del Santiago Bernabéu. Apenas los 'red devils' destituyeron al portugués para otorgarle las riendas a Ole Gunnar Solskjaer y el equipo ha echado a andar. De momento ha sido capaz de remontarle los octavos al PSG de Kylian Mbappé y ahora espera hacer buena la estadística contra el Barcelona.

El cuadro azulgrana le ganó al equipo que entonces entrenaba sir Alex Ferguson las dos últimas finales que disputó el equipo inglés. En 2009 porque los ingleses, con Cristiano Ronaldo y Gerard Piqué todavía en sus filas, subestimaron al Barcelona y en 2011 porque lo sobreestimaron según han valorado a lo largo del tiempo algunos de los protagonistas que perdieron aquellas dos finales. Sin embargo, cuidado. Porque a pesar de que el Barcelona también se adjudicó la final de la Recopa de 1991 cuando se trata de eliminatorias es el United quien se lleva el gato al agua.

El artículo sigue a continuación

Ambos equipos se han medido en dos ocasiones con la clasificación para la siguiente ronda en juego. La primera vez, el Barcelona de Diego Armando Maradona y Bernd Schuster cayó en los cuartos de la Recopa de 1984 y, la segunda, sucumbió en las semifinales de 2008 gracias a un solitario gol de Paul Scholes que decretó el inicio del fin del proyecto de Frank Rijkaard, que sería reemplazado al cabo de dos meses por Pep Guardiola, quien le negaría el título a Ferguson en las dos mencionadas ocasiones.

Porque se trata del club más rico del mundo, por su peso histórico, por trayectoria y porque ya no tiene a Mourinho, el United ha recuperado la autoestima a costa del PSG y ahora espera meterse en las semifinales de la Champions League frente al equipo que ha esperado con más ganas durante la última década. El Barcelona, pues, no puede sentirse favorito aunque lo sea. El recuerdo de Roma sigue siendo demasiado nítido.

Cerrar