Cristiano Ronaldo manda un aviso al PSG

Comentarios()
Getty Images
El Real Madrid ganó cómodamente al Getafe (3-1) con otro doblete del luso y un gol de Gareth Bale. Regresó Marcelo y Zidane pudo hacer rotaciones

OPINIÓN

Después de un tropiezo inesperado en Cornellá, el Real Madrid regresó a la senda de la victoria este sábado ante el Getafe (3-1). En nada se parecieron ambos encuentros. Ni en el resultado, ni en los jugadores, ni en el desarrollo del partido. Es cierto que la actitud global de los blancos fue otra completamente distinta, y también que el gol de Gareth Bale en la primera parte puso el partido muy de cara ante un Getafe que es una máquina bien engrasada de defender, pero mucho más negado en ataque. Pero la comparación entre ambos partidos esta misma semana encierra otra certeza que a veces se olvida, de tan repetida como está: el Real Madrid es otro con Cristiano Ronaldo en el campo.

El artículo sigue a continuación

El martes se quedó en su casa viendo el partido ante el Espanyol por la televisión. Ante el Getafe marcó dos goles que fueron justo los que exprimieron la diferencia en el marcador. Son ya catorce en lo que va de 2018, para firmar así su mejor arranque goleador en año natural. Y justo coincidió que este sábado celebró su gol 300 y 301 en Liga para el Real Madrid. ¡En tan sólo 286 encuentros! O lo que es lo mismo, a una media de más de un gol por partido durante nueve temporadas consecutivas. Lo que le ha llevado a alcanzar esa cifra en casi cincuenta partidos menos que Lionel Messi, sin ir más lejos. Obviamente, el Real Madrid es otro cuando está Cristiano sobre el campo. Todos lo saben. Pero hoy se lo recordó a todos una vez más.

Fue la gran moraleja en un partido sin historia. Se acabó en cuanto el equipo blanco se puso 2-0 en el descuento de la primera parte. Si es que no estaba ya muerto con el 1-0 ante este rocoso pero poco preciosista Getafe. Nada más volver del descanso, el árbitro se inventó una expulsión a Rémy, y para compensar se inventó un penalti de Nacho poco después. Pero ni con el 2-1 en el electrónico cambió el sino del partido lo más mínimo. Cristiano marcó el tercero por si acaso. Pero todos lo sabían ya. Todos lo esperaban.

Lo mejor para los blancos, además de la victoria per sé, es que reapareció Marcelo dejando buenas sensaciones, y que nadie acabó lesionado de cara al partido ante el PSG. El verdadero reto del Real Madrid. Kovacic, Varane, Cristiano, Asensio y Lucas evitaron los 90 minutos de cara al Parque de los Príncipes sin que haya quedado claro quiénes serán titulares en París. Parece que entre Asensio, Lucas, Isco y Bale se juegan dos puestos, ante las ausencias casi seguras de Kroos y de Modric. En realidad, queda la sensación de que al equipo le da exactamente igual si juegan como lo han hecho en las últimas semanas (a excepción del martes pasado). Porque han recuperado un notable nivel colectivo. Y sobre todo, porque cuentan con un Ronaldo desatado: diez goles en sus últimos cinco partidos. Bajo el diluvio de Madrid, el luso fue la tormenta perfecta sobre el Getafe.

Cerrar