Noticias En directo
Premier League

Conor Coady, a Goal: "Ser gay será parte de la vida cotidiana en el fútbol"

12:00 CET 2/12/21
Conor Coady Rainbow Laces
El capitán de los Wolves fue nombrado en 2021 'Aliado del Fútbol del Año' en los LGBT Awards; cuenta por qué la igualdad significa tanto para él.

Es uno de los temas favoritos para los chismes en las redes sociales. Entre los rumores del fútbol más habituales está el hecho de querer saber cuándo un jugador de la Premier League se declarará gay y quién podría ser el próximo en hacerlo. Para Conor Coady, sin embargo, no es un tema de debate lascivo, y por eso quiere cambiar y desafiar esa actitud. 

A principios de 2021, Coady fue nombrado 'Aliado de Fútbol del Año' en los 'British LGBT Awards' (entrega de premios británica que reconoce a las personas y organizaciones que muestran un compromiso sobresaliente con la comunidad LGBT), ganando una votación pública por delante de reconocidas personalidades como Jordan Henderson, Jurgen Klopp o Gary Lineker. Para ello fue importante su participación en el evento 'Rainbow Laces', donde dijo que cualquier jugador que lucha con su sexualidad o identidad debe sentir que tiene un confidente en él.

Ese es un compromiso que el internacional por Inglaterra y capitán de los Wolves hace de manera contundente y repetida en una charla exclusiva con GOAL, donde cuenta que aunque haya cierta mirada negativa fuera del vestuario en torno a los futbolistas homosexuales, en realidad no sería un problema dentro del mismo. 

Hablando a través de Zoom desde el campo de entrenamiento de los Wolves, Coady asegura: "Solo puedo hablar en nombre de mí como futbolista y en nombre del equipo en el que estoy. Como futbolista, puedo decir que si alguien quiere salir, quiere hablar conmigo, charlar sobre esas cosas, cualquiera en nuestro vestuario estaría abierto. Nunca me he encontrado con un futbolista al que le afecte si otro jugador le quiere hablar de eso". 

"Por cierto, creo que el primer jugador que lo haga generaría una reacción, pero para mí se convertirá en parte de la vida cotidiana. Eso es algo que todos están esperando", agrega.

El fútbol masculino es algo atípico en el deporte mundial, al no tener jugadores importantes o figuras en la cima del juego que se destaquen públicamente dentro de la comunidad LGBT. La estrella del Adelaide United, Josh Cavallo, se ha convertido en el único jugador al más alto nivel que ha manifestado su homosexualidad. 

Si bien Cavallo podría ayudar a otros a estar más cómodos, la lista de futbolistas en el Reino Unido que se han sentido bien después de declararse homosexuales durante su carrera como jugadores es particularmente corta. El ex futbolista Justin Fashanu 'salió del armario' en 1990 cuando aún jugaba, pero sigue siendo el único jugador británico en hacerlo. El ex mediocampista del Everton y Aston Villa Thomas Hitzlsperger reveló su sexualidad solo después de retirarse, mientras que aquellos que se han sentido cómodos después de declarar su condición sexual jugaban en otras ligas, lejos de los grandes focos. 

Es por eso que Coady se siente tan apasionado por la igualdad para los miembros de la comunidad LGBT, pero no necesariamente por una conexión personal, sino como alguien que ha vivido y amado el fútbol toda su vida y que no puede soportar la idea de que alguien no sienta que el juego es para ellos también.


Coady dice: "Soy un gran defensor de que nuestro deporte es el mejor deporte del mundo, y honestamente creo que debería ser un deporte para todos. Debemos hacer nuestro mejor esfuerzo para que todos se sientan incluidos, se sientan como uno". 

"La igualdad es una palabra enorme, y cuando se trata de cuestiones LGBTQ, me encanta hacer que las personas se sientan involucradas. Si alguien quiere disfrutar viendo o jugando fútbol, tiene que sentirse parte de ellos. Si no, sería horrible. La palabra igualdad es enorme para mí, y si puedo ayudar a cualquiera de cualquier manera posible, eso es muy importante". 

Como parte del equipo de Inglaterra que llegó a la final de la Eurocopa 2020, aunque no jugó un minuto en todo el torneo, Coady vio de cerca cómo el capitán del Liverpool, Henderson, dejó claro su apoyo a un fan queer de los Tres Leones a través de las redes sociales, mientras su compañero de Selección Marcus Rashford ha estado generando conciencia social durante los últimos 18 meses. 

Hablando con pasión y compromiso a lo largo de toda la charla, queda claro lo importante que Coady siente que es que los futbolistas de alto nivel hablen sobre temas que les importan, y cómo esta generación de jugadores siente que pueden liderar el camino en conversaciones sobre temas como 'Igualdad LGBTQ', especialmente gracias al cambio en el panorama social que han creado las redes sociales.

"Las redes sociales juegan un papel enorme en estos días, te dan una plataforma para hablar y tratar de ayudar a la gente. Puede salir al revés, como hemos visto con los abusos en los últimos meses, pero desde los futbolistas hasta el público, para las personas de la comunidad LGBTQ es algo muy importante y que puede ayudar", dice Coady. "Los futbolistas han notado que ahora pueden usar su plataforma para intentar ayudar tanto como sea posible, y eso es lo que todos estamos tratando de hacer. Pregúntele a cualquier futbolista del mundo, y creo que dirían que ayudarían si pudieran". 

Una cosa que Coady tiene clara es que un futbolista gay no solo debe recibir apoyo si juega bien, y que cualquier caída en su estado de forma no debe abrir la puerta a críticas o abusos homofóbicos. Collin Martin, que juega para el San Diego Loyal en el campeonato de la USL, admitió el año pasado a GOAL que bajó mucho su nivel después de 'salir del armario' debido a la presión que empezó a sentir.

Coady comenta: "Eso para mí está mal, todos y cada uno de nosotros atravesamos una caída en el rendimiento en algún momento de nuestras carreras. Incluso más de una vez, así que eso es algo con lo que no estoy de acuerdo en absoluto. Lo más importante para mí es estar ahí para cualquiera que quiera salir, y una vez que salen, eso es todo, es normal, es la vida". 

"Todos pasamos por un bajón futbolístico y no tiene nada que ver con la sexualidad, decir lo contrario es una tontería, y eso (criticar a un jugador por su sexualidad) nunca sería el caso dentro en nuestro vestuario", añade.


Si bien el fútbol masculino inglés todavía trata la homosexualidad como un tema tabú, el femenino, en particular la Superliga femenina, presenta innumerables ejemplos de estrellas LGBT en el apogeo de su carrera. Desde Pernille Harder hasta Sam Kerr. Para Coady, esta normalidad es exactamente a lo que se debe aspirar, y la insistencia de algunos sectores de que sería imposible debido al mayor relieve y cobertura del fútbol masculino es muy molesta para él y otros aliados dentro del fútbol. 

"Hay mucho que admirar sobre el fútbol femenino y cómo se ha desarrollado en los últimos años. Eso es lo más importante, que podamos aceptar lo normal que es (ser una jugadora LGBT). Me preguntan todo el tiempo y me río, porque dentro de nuestro vestuario no entendemos que la gente haga un tema de estas cosas. Hay mucho que podemos aprender del fútbol femenino, de lo normales que son estas situaciones, y ahí es donde tenemos que llegar en el fútbol masculino".

Coady también cree que el deporte debe asegurarse que los futbolistas transgénero tengan oportunidades para jugar, luego de la publicación reciente de un informe controvertido y muy criticado por el Grupo de Igualdad de los Consejos Deportivos del Reino Unido que sugirió que la inclusión de personas trans en el deporte no de élite era "incomparable" con la justicia. 

En ese sentido, Coady aseguró: "El fútbol es un juego que debería ser para todos. Es el deporte más emocionante del mundo, y absolutamente todo el mundo debería disfrutarlo. Lo más importante es que queremos que todos disfruten del juego que amamos. El fútbol es para todos los que quieran participar". 

Si bien Coady recibió su premio Football Ally a través de su participación en Rainbow Laces, no siente que los eventos anuales y los debates sean suficientes, y estaría orgulloso de usar los colores del arco iris en el brazalete de capitán durante toda la temporada. 

Y por eso dice: "Obviamente hacemos Rainbow Laces una vez al año, una vez por temporada usamos el brazalete de capitán y la gente habla mucho más. Podemos hacer más que eso, semana tras semana, en lugar de una vez por temporada. Es difícil para mí tener ideas porque no estoy a cargo de nada, pero las cosas que hacemos ya son buenas y siempre podemos hacer más para ayudar a las personas LGBTQ".