Noticias En directo
CONMEBOL Libertadores

"Club del Póker": el gran escándalo en la carrera de Tobar, árbitro de la final Boca - River

19:08 CET 11/11/18
Roberto Tobar Boca Palmeiras Copa Libertadores 2018
En 2012 recibió ocho meses de castigo y perdió su condición de "Árbitro FIFA" tras estar implicado en un oscuro episodio que manchó al fútbol chileno.

Este sábado se jugará la histórica primera final de la Copa Libertadores 2018 que enfrentará, de manera inédita, a Boca Juniors y River Plate, los dos equipos más populares de Argentina.

Y en este vital compromiso habrá presencia chilena. Y es que Roberto Tobar será el juez del duelo de ida entre xeneizes y millonarios en La Bombonera. 

Árbitro chileno palpita la final entre Boca y River: "Confío en que se dedicarán a jugar"

Y a dos días del Superclásico, hay un recuerdo que enloda la carrera del referí chileno. En 2012 quedó al descubierto el bullado caso del “Club del Póker”, un episodio donde en particulares reuniones, con alcohol y pagos de comisiones, un grupo de árbitros tejía las designaciones de los jueces para los partidos del balompié local mientras jugaban póker.

Ese año, presentaron una denuncia en contra de Mario Sánchez -responsable del área Desarrollo de los árbitros- en la que narraban la existencia de estas ocultas reuniones.

“He decidido terminar con la mentira. En esos lunes se reunía con siete árbitros para jugar póker. Consistía en que jugábamos diez mil pesos cada uno y en el momento del mano a mano con Sánchez, aunque uno tuviera la mejor mano, uno decía ‘no voy. Dejo los diez mil pesos y me voy a mi casa’. Después de las botellas de vino y en su estado de emborrachez (sic) con todas sus letras y que lo siguió por años, él empezaba a designar: ‘tú vas para Arica, tú a Iquique’”, indicaba Cristian Basso, uno de los involucrados, que finalmente fue despedido luego de una investigación que hizo la propia ANFP entonces comandada por Sergio Jadue (implicado en casos de corrupción).

Cómo está el historial entre Boca y River 

Basso, al igual que Marcelo Barraza, Roberto Tobar y Carlos Rumiano, estaba suspendido durante ocho meses por su participación en dicho grupo que también terminó con Sánchez removido de su cargo y con el nombramiento de un nuevo Presidente de la Comisión de Árbitros, cargo que recayó en el ex juez FIFA Pablo Pozo, reemplazando a Gastón Castro, también involucrado.

Después de su castigo, donde con 34 años perdió su condición de "Árbitro FIFA", y tras quedar al margen del Sudamericano Sub 15 por una lesión, Tobar volvió a la primera plana: recibió el premio al mejor juez de la temporada 2014-15 y tuvo la ocasión de dirigir su primera Copa del Mundo, el Mundial Sub 17 que se disputó en el país.

A seis años de este escándalo, ahora Tobar tiene la oportunidad de dirigir el compromiso más importante de su carrera en un duelo que promete paralizar a buena parte del mundo, y en el cual será acompañado por sus compatriotas Carlos Astroza y Claudio Ríos como asistentes, mientras que la responsabilidad del videoarbitraje (VAR) será de Julio Bascuñán, secundado por Piero Maza.