Centurión, el conductor inmanejable

Comentarios()
Horacio Culaciatti/Getty Images
Guillermo le cedió la responsabilidad de ocupar el rol de Tevez y excedió las expectativas adentro de la cancha. Pero paga por lo hecho afuera.

"Desde lo deportivo, queremos que se quede. Tiene que mejorar algunas cosas en lo privado, pero estamos contentos con él. Ha sido muy profesional, la gente lo quiere. Es un chico fantástico y lo veo entusiasmado", pidió Guillermo Barros Schelotto ni bien se consagró campeón. Pero Daniel Angelici enseguida recogió el guante:  "Ha rendido en la cancha pero afuera hizo cosas que no nos gustaron. Evaluaremos su continuidad". La historia se repite: el DT insistió por su continuidad, la dirigencia cumplió su deseo, el jugador protagonizó otro escándalo y, ahora, todo vuelve a estar en duda.

Ricardo Centurión heredó la '10' de Boca tras la salida de Carlos Tevez y, al menos desde lo futbolístico, estuvo a la altura de las circunstancias. El Mellizo le delegó la responsabilidad, no solo de vestir su camiseta, sino además de cargar con sus funciones dentro de la cancha. Ricky estuvo a la altura y, cuando se ausentó por disntintas lesiones, el equipo lo sintió: primero lo marginó un golpe en el hombro, luego un esguince de rodilla del que se recuperó en tiempo récord y, por último, un desgarro que le costó tres semanas fuera de las canchas.

Sin él, el Xeneize consiguió 15 puntos de 24 (un 62,1% de efectividad), mientras que con él en césped obtuvo 45 de 63 (un 71% de efectividad) . Fueron 13 triunfos, seis empates y solo dos derrotas. Además, ocho goles que le permiten ser uno de los máximos anotadores del ciclo del Mellizo y de los cuales cuatro fueron determinantes: le hizo el 1-0 a Sarmiento, el 1-0 y el 3-1 a Colón, el 2-0 a San Martín de San Juan (terminó 2-1) y el 2-0 en la goleada por 4-0 ante el Tiburón.

El artículo sigue a continuación

Centurion Boca Efectividad PS

Tan imparable como adentro de la cancha, su conducta fuera de ella es la que lo pone constantemente en duda. Y es que si no fuera por los frecuentes escándalos -reales o inventados-, su continuidad jamás hubiese estado vinculada a su conducta. Que después de haber ofertado una millonada por su pase, en su primer día se haya visto envuelto en un altercado no lo ayuda. A la preocupación de la dirigencia, también se sumó la del cuerpo técnico, que tuvo distintas charlas con él a lo largo de la temporada y, al mismo tiempo, trabajó con Mara Villoslada, la psicóloga del club. El combo Centurión es así: o lo toman o lo dejan.

Cerrar