Cardona estiró la romántica historia de los colombianos contra River

Comentarios()
Getty
El 10 del Xeneize metió un golazo de tiro libre y unió las historias de los cafeteros ante el Millonario. La expulsión tiñó un poco la actuación.

Ahí, en el córner izquierdo, ante miles de personas que miraban en silencio, Frank Fabra y Edwin Cardona le pusieron un toque colombiano al Superclásico argentino: baile, festejo y sonrisas distendidas ante un escenario más bien tenso y caliente. Más atrás estaba Wilmar Barrios, que celebraba a la distancia, más atento. El gol del 10 Xeneize trajo a la memoria a la romántica historia de los jugadores cafeteros no sólo con la camiseta azul y oro sino también ante River, el histórico rival.

Pese a que la roja tiñó un poco la situación, Cardona salió fortalecido de un Superclásico espectacular.

Aquí, un repaso por la historia de los colombianos de Boca ante River, un relato que casi siempre tiene finales felices.

La cuestión empezó probablemente con Óscar Córdoba. Unos años atrás, en la final de la Copa Libertadores de 1996, entre América de Cali y River, el arquero no la había pasado bien: un error suyo derivó en el gol de Crespo que dejó con las manos vacías al conjunto rolo. En 1998, llegó la revancha. El colombiano, apoyado por Bianchi como su gran número 1, le atajó un penal a Gallardo. Ese encuentro terminó igualado sin goles, un gran paso para que Boca se consagre en el Apertura.

córdoba

Jorge Bermúdez nació para jugar en Boca. Lo demostró prácticamente en todos los partidos que le tocó vestir la camiseta azul y oro. Ante River, casi nunca fue la excepción. El Patrón le hizo un gol clave al Millonario en el Clausura 99. De pecho, marcó el 1 a 0 del partido que terminaría 2 a 1 a favor del Xeneize, en la Bombonera.

Bermúdez

En el Apertura 2003, Boca le ganó 2 a 0 a River en el Monumental. Los goles fueron de Battaglia, de cabeza, y el brasileño Pedro Iarley. Muchos pueden haber olvidado quiénes fueron los autores de los tantos, pero nadie de quién fue la gran figura de la cancha. Edson Amaranto Perea jugó un partido consagratorio. El colombiano, que en esa época jugó de lateral, se volvió ídolo en ese encuentro.

El artículo sigue a continuación

perea

Varios años más tarde, Cardona estiró la historia de éxitos. El colombiano, que llegaba levantando su nivel pero como uno de los puntos más bajos del Boca de Guillermo, la clavó en el ángulo izquierdo de Lux, que no pudo hacer nada.

Captura

Cerrar