Noticias En directo
Boca Juniors

Boca suma a una dupla conocida: cómo rindió la zaga Goltz - Izquierdoz en Lanús

23:03 CEST 5/7/18
Izquierdoz Goltz Racing Lanus Copa Sudamericana 2013
Los centrales volverán a jugar juntos luego de aquella última temporada 2013/14 en el Lanús de Guillermo, cuando ganaron la Copa Sudamericana.

Paolo Goltz y Carlos Izquierdoz llegaron llegaron de la mano a Lanús. Uno venía de Huracán, el único club en donde había jugado sus primeros ocho años en Primera. El otro volvía de un préstamo en Atlanta, en donde había debutado en la B Metropolitana en 2009. Entre 2010 y 2014 conformaron la zaga central que ganó la Copa Sudamericana 2013. Juntos llegaron y juntos se fueron a México: uno a América, el otro a Santos Laguna. Cuatro años más tarde, vuelven a encontrarse en Boca.

Goltz ya era un experimentado cuando arribó al Granate y tomó la titularidad enseguida. Al Cali le costó un poco más: el primer semestre casi ni jugó y recién comenzó a alternar la titularidad en el Torneo Clausura 2011. Al comienzo del Apertura, seis meses más tarde, fue cuando dio el salto tras la salida del histórico Santiago Hoyos.

Fue Gabriel Schurrer quien afianzó a la dupla central en sus comienzos. A partir del Apertura 2011 fue la primera experiencia: jugaron 12 partidos juntos, de los que ganaron cuatro, empataron seis y perdieron tres. A inicios de 2012, la mano cambió ante la rotación por la participación en la Copa Libertadores y solo compartieron el fondo en tres ocasiones.

Para el inicio de la temporada 2012/13, Lanús cambió de entrenador y le dio su primera experiencia a Guillermo Barros Schelotto. Con él llegó Vizcarrondo, un hombre de jerarquía, que apartó a Izquierdoz del lado de Goltz. Fue a mediados de 2013 cuando se establecieron como el tándem definitivo: disputaron 47 encuentros, de los cuales 23 terminaron en victorias, 13 en empates y solo 11 en derrotas. Juntos, levantaron la Sudamericana, en la que el Cali convirtió dos tantos para eliminar a Racing en la segunda fase del certamen.

Otra vez con el Mellizo en el banco de suplentes, volverán a compartir plantel y tendrán por delante otro desafío internacional. ¿Terminará tan bien como hace justo un lustro atrás?