Barcelona y el límite salarial: Salidas y rebajas que no arreglan un panorama inquietante

Última actualización
Getty images

Josep Maria Bartomeu dejó una herencia envenenada a Joan Laporta. Estrangulado por una masa salarial asfixiante, con una caída de ingresos provocada por la pandemia del 30% y pendiente de acabar la auditoría, el panorama financiero del club es una película de terror: la deuda total del club asciende a 1.173 millones de euros (730 a corto plazo), debe 323 millones por traspasos (126 a corto plazo), tiene un fondo de maniobra negativo que sobrepasa los 600 millones y otros 350 millones pendientes de amorizaciones (unos 143 anuales). Laporta ya comentó que el club "está mucho peor de lo que pensaba". Y tanto. Está muchísimo peor de lo que esperaban los socios. 

Junior, Trincao, Konrad y Todibo, "colocados"

Ahora mismo, como avanzó Goal, el Barça no puede inscribir ahora mismo a Messi, ni a Sergio Agüero, Memphis Depay, Eric Garcia y Emerson Royal. Ha excedido con mucho el límite de coste de plantilla que controla LaLiga y necesita rebajar masa salarial con extrema urgencia. Según ha podido saber Goal, el Barça confía en que Javier Tebas actúe como el resto de las ligas europeas y adopte la flexibilización que la UEFA permitirá esta temporada a los clubes ante el problema del tope salarial. De hecho, las conversaciones están en marcha. Pero por ahora, y sin acuerdo con la patronal, el club tendría que asumir una rebaja de casi 200 "kilos" en sueldos si quiere que todas las fichas encajen en el complicado puzle del límite salarial, que aprobaron y votaron los 42 clubes del fútbol profesional español. El club ha 'colocado' a Junior Firpo (Leeds), Francisco Trincao (Wolverhampton), Konrad (Marsella), Todibo (Niza) y rescindido a Matheus Fernandes. Por ahora, insuficiente para lograr el objetivo. 

  • Junior Firpo. Traspasado al Leeds por 15 M€ más variables de los cuales el Betis percibiría 2.2 M€ al tener un porcentaje de la venta. A eso habría que sumar el "ahorro" de los 10.8 M€ de amortización pendientes más la ficha de 5 M€ brutos que percibe al año. Total: +9.2 M€. 
  • Francisco Trincao. Cedido con opción de compra al Wolverhampton. El Barça tendría que seguir pagando la amortización pendiente por el luso, pero se ahorraría su ficha, que viene a ser de unos 8 M€ brutos por temporada. Total: +8 M€. 
  • Konrad De La Fuente. Traspasado al Olympique de Marsella por 3 M€, a los que habría que sumar el ahorro de su ficha anual con el filial, que no supera los 200.000 €. Total: +3.2 M€. 
  • Jean Claire-Todibo. Traspasado al Niza por 8.5 M€ más un bonus que, en caso de cumplirse todas las variables, alcanzaría los 14 M€. El Barça también se ahorraría su salario anual, de 1 M€ bruto por temporada. Total: +9.5 M€. 
  • Matheus Fernandes. El club ha rescindido su contrato unilateralmente pagándole una indemnización y el jugador denunciará su caso a los tribunales, por lo que podría tener que imputar 4.2 M€ en pérdidas, que también afecta al límite de coste salarial. Total: -4.2 M€. 

'Ahorrarse' las fichas de Umtiti, Coutinho y Pjanic, prioritario

El Barça, consciente de que con eso no alcanza, está presionando para sacar a Umtiti, Coutinho y Pjanic. El problema, sus altas fichas, inasumibles para cualquier club interesado en reclutarles. Como avanzó "Mundo Deportivo", el club les ha ofrecido la carta de libertad -no la rescisión de contrato, ya que no puede hacerlo-, a ambos, instándoles a liberarles y seguir pagando su sueldo hasta que encuentren nuevo equipo. Ambos han rechazado la oferta y el Barça acelera para que acepten salir cedidos del club. ¿Qué liberaría el Barça si cede a estos jugadores? Vamos a analizarlo.

  • Samuel Umtiti. Rechaza la carta de libertad, rescindir contrato acabaría imputando pérdidas para el Barça y al no haber clubes compradores, se estudia una cesión. Si pudiera salir a préstamo, el club ahorraría 20 M€ brutos de su salario esta temporada. Total: +20 M€. 
  • Miralem Pjanic. Fichado por 60 M€ en una inexplicable operación donde Arthur acabó en la Juventus, aún tiene pendientes 45 M€ de amortización. No cuenta con ofertas y tampoco quiere aceptar la carta de libertad. En caso de salir cedido, repitiendo la fórmula usada con Arda Turan, el Barça seguiría pagando su amortización anual (15 "kilos"), pero ahorraría 16 M€ de salario bruto anual. Total: +16 M€. 
  • Philippe Coutinho. El fichaje más caro de la historia del club. Sin ofertas de traspaso por el brasileño, el club trabaja para encontrarle un club que pueda afrontar su astronómico salario de 14 M€ netos por curso. Si saliera cedido, el Barça tendría que seguir pagando su amortización anual, pero liberaría 28 M€ brutos. Total: +28 M€.

En este contexto ¿qué es mejor para el Barça, ceder jugadores o venderlos? Complejo. Si la cuestión pasa por encajar el 'fair play' de esta temporada y existen urgencias porque no llegan ofertas, a corto plazo, la cesión es la solución más sencilla. Sin embargo, a medio y largo plazo, sería aconsejable vender jugadores, porque así para futuras temporadas el Barcelona se liberaría de lo que le estrangula ahora mismo, las millionarias amortizaciones que tiene pendientes. 

Esta "limpia" no alcanzará para "cuadrar" el límite salarial

Conclusión. Si el Barcelona es capaz de ceder a Umtiti, Pjanic y Coutinho, liberaría 64 M€ brutos (28+16+20) que, unidos al "ahorro" con Junior (9.2), Trincao (8), Konrad (3.2), Todibo (9.5) y Matheus (-4.2), supondría una bombona de oxígeno de unos 89.7 M€. ¿Suficiente? Para nada. De ese dinero sólo podría reinvertir en nuevos fichajes e inscripciones el 25% de ese dinero, porque el Barça está en una masa salarial del 110% respecto a sus ingresos y debe seguir la normativa de LaLiga (artículo 100), que en el caso de exceder este límite solo permite gastar ese 25% de los ingresos.

Ese "ahorro", no sería suficiente para poder inscribir a Messi (renovación vital porque genera en ingresos comerciales para el club más de lo que gana), ni se alcanzaría el margen para inscribir a los nuevos fichajes, sin computar sus respectivas primas de fichaje por llegar como agentes libres. Inscribir al Kun (12 M€ brutos/año), Depay (12 M€ brutos), Eric (2 M€ brutos) y Emerson (3 M€ brutos) estaría por encima del 25% de los casi 90 M€ que el Barça liberaría del límite salarial si logra sacar a todos los jugadores mencionados.

Esto invita a pensar que el Barça tendrá que traspasar/ceder/rescindir a bastantes más jugadores, aunque la rescisión para la mayoría es más complicada que en el caso de Matheus, ya que el brasileño firmó una cláusula que permitía al club tomar la decisión unilateralente, mientras que en la mayoría de contratos del primer equipo esta opción no existe. Además, conseguir ahora un patrocinio extra o vender los activos del proyecto Barça Corporate no le permitirá a la entidad blaugrana aumentar su maltrecho 'fair play'. Por lo menos, en este mercado de verano. Cualquier ingreso que entre en las arcas del club computará en el ejercicio 2021-22, mientras que el límite salarial de LaLiga se elaborará con el cierre del ejercicio económico 2020-21, el que terminó el 30 de junio y del que se sabrán las cifras una vez termine la auditoría encargada por Laporta a mediados de julio. 

Bartomeu y su junta culparon al Covid-19 del estado financiero del Barça, pero la realidad es que la gestión ha sido imprudente, que ha vivido por encima de sus posibilidades entre créditos y préstamos, y que el club ahora afronta una realidad dramática. Urgen soluciones y el tiempo juega en contra. Desde el club admiten, sin tapujos, que la situación es extremadamente compleja y que el Barça necesita, en estos momentos, tiempo y paciencia para recuperarse. Alerta roja en el Camp Nou.

Adrià Soldevilla / Rubén Uría