Así es como los Emiratos Árabes quieren conquistar el mundo del fútbol

Comentarios()
Getty
Inversión, formación, profesionalización y evolución son las bases. De un lado, la proyección de los jeques. Del otro, el soporte de instituciones.

Fútbol y Emiratos Árabes. Dos conceptos que, tradicionalmente, no casaban juntos. Sin embargo, desde hace algunos años, Oriente Medio ha entrado en el deporte rey como un elefante en una cacharrería, abriéndose puertas introduciendo por la cerradura los billetes que proceden de las grandes ‘petrofortunas’. PSG, Manchester City o Málaga son claros ejemplos directos, de la mano de otros igual de relevantes como empresas locales patrocinando grandes eventos y clubes, la celebración del Mundial 2022 de Qatar -el primero en invierno-, o la celebración en Emiratos Árabes Unidos del Mundial de Clubes que disputa ahora mismo el Real Madrid. Cuyo presidente se ha mostrado últimamente muy preocupado precisamente por el desequilibrio que ha provocado la llegada de tanto magnate al fútbol.

¿Hay motivos para pensar que el futuro del fútbol pasa definitivamente por ahí? ¿Podrían llegar a romper definitivamente el viejo modelo de organización para conquistar el mundo del fútbol?

De momento, en lo que concierne concretamente a Emiratos Árabes Unidos, hay dos realidades paralelas. Por un lado, hay figuras como la del jeque Mansour bin Zayed, dueño del Manchester City, entre otros clubes, y miembro de la familia gobernante de Abu Dhabi entre otros cargos de máxima responsabilidad. El respeto que existe hacia él en los Emiratos es total, de parte del mundo del deporte pero también de la sociedad en general, por motivos obvios. Y es que es, a día de hoy, una de las figuras más visibles del emirato en todo el mundo. Pero por otro lado, más allá de este popular jeque que proyecta la imagen de los Emiratos internacionalmente, está también la figura del fútbol local y de la selección de EAU. Y aunque pueda pensarse así, ambos conceptos no van estrictamente de la mano.

Clubes como el Al Jazira, que también está participado de la familia en el gobierno y que a punto estuvo de eliminar al Real Madrid del Mundial de Clubes el pasado miércoles, cuentan con un notable presupuesto de 50 millones de euros. Es decir, el fútbol nacional emiratí tiene dinero, sí. Pero el fútbol en China también lo tiene y, sin embargo, el modelo es radicalmente distinto. Hace unos años ya apostaron por las estrellas de renombre en el ocaso de sus carreras, pero era una apuesta perdedora. Como ha demostrado, sin ir más lejos, Carlos Tevez este mismo año. La apuesta ganadora, o eso creen en EAU, es la formación para el futuro y no la de frotar una lámpara dorada maravillosa a la espera de un genio que conceda deseos.

Emiratos

La liga emiratí apenas tiene menos de una década de vida y, según se palpa sobre el terreno, la profesionalización del fútbol es todavía una asignatura en vías de aprobarse en un territorio donde el fútbol es el deporte más llamativo, pero no así el más practicado. Las ligas de categorías inferiores no prosperan, y es habitual que los menores abandonen equipos a mitad de temporada, ya sea por cultura o por motivos laborales familiares. Y ahí, como explicaremos más adelante, juega un papel muy importante la importación de talento para el fútbol de base, como hace La Liga con Fernando Sanz como director general de MENA y Proyectos Internacionales, o como hizo Míchel Salgado como director de fútbol en la Spanish Soccer Schools de la Dubai Sports City. 

Precisamente el trabajo de base que hacen estas entidades en Emiratos Árabes ha permitido que evolucionen las normas en el deporte. Y es que antes no podían jugar los jugadores locales contra extranjeros, por ejemplo, lo que reducía muchísimo el radio de acción del fútbol patrio. O tampoco podían acceder a la selección nacional jugadores nacidos en EAU pero cuyos padres fueran extranjeros. Otra medida que se ha modificado y que promete ser clave para la selección en un territorio tan joven y con un 80% de población extranjera llegada desde todos los rincones del mundo. E igualmente sucede con las mujeres, por ejemplo, pues pese a que EAU es un territorio muy occidentalizado, hasta hace muy pocos años, las chicas seguían sin poder jugar con los chicos. Ahora siguen sin hacerlo en competiciones federadas, pero al menos sí en academias y escuelas de formación.

Inversión, formación, profesionalización y evolución. Esas serían las cuatro patas en las que quiere asentarse el fútbol nacional en Emiratos Árabes Unidos. Este próximo Mundial de Rusia será el primero en contar con tantas selecciones árabes (4): Marruecos, Arabia Saudí, Túnez y Egipto, justo a las puertas del Mundial de Qatar. Y algunos países como Irán, Arabia Saudí o Egipto están realmente cerca geográficamente de EAU, que se quedó con las mieles de la clasificación en los labios. La selección que entonces dirigía Edgardo Bauza (ex de Argentina), fue apeada en el último partido de las eliminatorias asiáticas. El tren pasó por delante y no pudieron subirse. Así las cosas, uno de los primeros objetivos claros a corto plazo no es otro que sacar el billete para el próximo Mundial, 32 años después de su única participación (Italia 90). Y a partir de ahí, soñar con todo lo que esté por venir. Sin límite. Las bases se están asentando, los recursos económicos existen y la ilusión es máxima. El tiempo dirá si es real, o sólo un espejismo en mitad del desierto. Como la primera mitad del Al Jazira ante el Real Madrid.

Emiratos

LA LIGA CUENTA CON UNA ACADEMIA Y UN PRÓSPERO CAR EN DUBAI

Como se explicaba anteriormente, hay trabajos sobre el terreno como el de LaLiga que son toda una inyección para el fútbol en Emiratos. Desde hace cinco años, Fernando Sanz está asentado en Dubai como Director General de MENA y Proyectos Internacionales para La Liga. Después de haber sido jugador, presidente y dueño de un club, ésta era “la otra gran rama para tener una perspectiva 360º del mundo del fútbol”. Y no sólo es testigo de excepción de la evolución del fútbol en EAU, sino parte activa del proceso. Por un lado, expande la marca de La Liga internacionalmente, haciendo crecer el fútbol español en su radio de acción en lo que ha sido un proceso clave en el crecimiento reciente de la competición española, por ingresos, imagen y proyección. Y por otro lado, gracias precisamente a su buen hacer y su gran influencia sobre el terreno, ayuda a la evolución del fútbol local. ¿Cómo? El propio Fernando Sanz lo explica para Goal en Dubai.

El artículo sigue a continuación

“Les proveemos entrenadores para que enseñen a los entrenadores locales. Los entrenadores españoles a nivel de academia son los mejores del mundo y los más valorados”, analiza. “Tenemos acuerdos con Dubai Sports Council, Abu Dhabi Sports Council, la liga local, y hay buena relación con la federación. A través de distintos programas hemos hecho un torneo en todo EAU, el más exitoso, que se llama du Football Champions, donde más de trece mil niños se apuntan y los mejores pasan a un Centro de Alto Rendimiento que La Liga ha creado. Ahí formamos a esos chicos y después de tres años estamos teniendo unos éxitos deportivos sin precedentes”, desgrana Fernando Sanz con la lógica satisfacción por el trabajo bien hecho.

El siguiente paso tras du Football Champions y el Centro de Alto Rendimiento ha sido el de las Academias, de reciente creación. “Tenemos a unos 800 niños. Lo que en el primer año es un éxito sin precedentes. Porque aquí hay academias de equipos de renombre de la Premier League que después de muchos años no tienen más de cien niños”, explica Fernando Sanz a Goal. Y todos estos proyectos iniciados en EAU, con Dubai como punto neurálgico, van camino del éxito. 

“Cada vez cobran mayor importancia, porque la federación puede escoger también jugadores para el equipo nacional ahora. Chicos que están en el CAR que entraron al principio y ahora llevan tres años, ya son pretendidos por clubes de aquí locales. Sus condiciones físicas no tienen nada que ver con las de ahora. Ahora son atletas, que entienden el fútbol perfectamente, y que tienen futuro en el mundo del fútbol. No sé si en La Liga, pero sí en el fútbol”. O lo que es lo mismo: La Liga, como cuna del fútbol en Emiratos, modelo a seguir, y quién sabe si incluso como destino para los futbolistas locales.

Cerrar