Alerta naranja: Este Valencia es el menos goleador de toda su historia en Liga

Comentarios()
JOSE JORDAN/AFP/Getty Images
El equipo de Marcelino García Toral lleva solamente quince goles a favor a estas alturas de campeonato.

Cuando el Valencia cerró su plantilla para la temporada 2018/19 en el mes de agosto, pocos podían imaginar el rendimiento del equipo en general y de la delantera en particular. Había casi total unanimidad en la afición a la hora de catalogar a la plantilla como la mejor de la historia del club. Por supuesto, la delantera no era excepción y los fichajes de Batshuayi y Gameiro servían para complementar una línea de ataque de ensueño.

Más de cuatro meses después, la realidad es bien distinta a lo que muchos dibujaron entonces. El Valencia es octavo en la tabla, está a ocho puntos de los puestos que dan acceso a la Champions y tiene los peores registros goleadores en Liga de toda su historia, algo realmente impactante si se analizan los efectivos que tiene Marcelino en la parcela ofensiva.

Es cierto que el Valencia es un equipo ordenado y que defiende bien en líneas generales, algo que ya era la temporada pasada y sobre lo que basó gran parte de su éxito. El lastre, sin lugar a dudas, viene en la parte ofensiva, concretamente en la delantera. Solamente quince goles en 17 jornadas hacen de los registros del Valencia los peores de su historia. El peor registro hasta la fecha databa de la temporada 1988-89, con 16 goles a favor, pero con la enorme diferencia de que el Valencia a esas alturas de campeonato era tercero en la tabla clasificatoria.

En la parte opuesta tenemos la temporada 1985-86, en la que el los Ché llevaban 23 goles, pero terminaron certificando el descenso a Segunda División a final de temporada.

Otro dato sorprendente es el de la temporada 2001-02. En la jornada 17, el Valencia llevaba solamente 18 goles a favor, pero terminó levantando el título de campeón de Liga con Rafa Benítez en el banquillo e imponiéndose al Real Madrid de los 'Galácticos'. Sin embargo, hablamos de casos aislados y muy poco usuales. El Valencia tiene un problema de gran calado en la delantera y el primero que lo sabe es Marcelino.

Son varias veces esta temporada en las que el asturiano ha apuntado claramente a la falta de acierto de los de arriba como el principal problema del equipo. La galopante falta de gol está 'matando' a un equipo que aspiraciones de estar mucho más arriba en la tabla. Batshuayi y Gameiro están siendo dos fiascos hasta la fecha, Rodrigo parece que ha vuelto a ser el delantero fallón de temporadas anteriores y la garra y el coraje de Santi Mina es el único destello de luz que hay en ataque. A esto hay que sumar los pobres registros de la segunda línea, donde Guedes, Cheryshev o Kondogbia tampoco están viendo portería.

Ahora se abre la ventana de mercado invernal y las intenciones del Valencia son las de fichar uno o dos delanteros de garantías con los que paliar el déficit de goles. De momento, nombres como Chicharito y Adrián López están sobre el alero pero, para entrar, primero deben dejar salir. Batshuayi y Gameiro son los dos hombres que están en el disparadero, aunque en estos momentos su salida se contempla complicada.

El ariete belga no quiere romper su cesión y sigue convencido de que le dará la vuelta a la tortilla, cambiará sus registros y se ganará la confianza perdida de Marcelino. Por su parte, los 16 millones pagados por Gameiro hace unos meses complican que el Valencia deje marchar al delantero sin recuperar buena parte de la inversión realizada, aunque el enorme problema reside en que ningún club llega a lo que pide el Valencia para dejar marchar al galo.

El artículo sigue a continuación

Las cuentas son clarísimas, aunque plasmarlas en el césped son mucho más complicadas. O el Valencia mejora sus registros goleadores o se verá abocado a que la temporada del Centenario sea una de las peores en la historia del club.

 

 

Próximo artículo:
Cómo ver en vivo el sorteo de cuartos de final la Copa del Rey 2018-2019: streaming y TV
Próximo artículo:
Diego Lainez, Andrés Guardado y todas las parejas mexicanas que jugaron en Europa
Próximo artículo:
Copa América 2019: Davinson Sánchez, del niño que esquivó una guerra al futbolista más caro de Colombia
Próximo artículo:
El ciclo de Maidana en River: todos los mundos, el mundo
Próximo artículo:
El futuro de Diego Lainez: contrato con el Betis y cláusula
Cerrar