Al PSG no le cuadran las cuentas para tentar a Sergio Ramos

Sergio Ramos PSG
Getty Images
Las arcas del club francés han sufrido por el coronavirus y su prioridad es tratar de renovar a Neymar y Mbappé por encima de todo.

El futuro de Sergio Ramos vuelve a estar en el aire. El capitán del Real Madrid acaba contrato el 30 de junio de 2021 al final de la presente temporada y en sólo unos días será libre para negociar con cualquier club su incorporación como agente libre.

A sus 34 años, el central apura para firmar el que puede ser su último gran contrato y de él depende que pueda cumplir su sueño de colgar las botas jugando en el Real Madrid, que le habría ofrecido renovar hasta 2023 pero manteniendo su salario actual. En este contexto, distintos medios se han hecho eco en los últimos días del interés del PSG en ofrecer un contrato más lucrativo al central de Camas que le haga replantearse su idea de retirarse en el Bernabéu.

Sin embargo, el PSG ni confirma ni desmiente aún este extremo aunque, según ha podido saber Goal, su hoja de ruta no pasa tanto por acudir al mercado como por garantizar la continuidad de su plantilla. La dirección deportiva que lidera Leonardo tiene como objetivo prioritario renovar los contratos de Neymar y Mbappé que acaban en 2022 y para lograr ese objetivo reservan buena parte de su masa salarial.

Además, el club francés vive en un momento económico más conservador que en cursos anteriores. La crisis del coronavirus le ha afectado especialmente por la suspensión de la Ligue 1, la única de las grandes Ligas que no terminó en la temporada 2019-20 y que recortó los ingresos televisivos para los clubes galos.

De hecho, el fichaje de Ramos, aunque haya demostrado sobradamente que sigue en forma, no cuadraría con la política del club parisino en cuanto a renovaciones, ya que el verano pasado Thiago Silva, todo un símbolo del equipo del Parque de los Príncipes se marchó al Chelsea libre porque el club no quería ofrecerle más de un año de contrato al superar la barrera de los 35 años y el brasileño quería un contrato más largo que le garantizase seguir en la élite hasta el Mundial de Qatar 2022.

El artículo sigue a continuación

En lo que se refiere a Ramos, el escenario vuelve a ser parecido al de sus dos últimas renovaciones. En 2015 cuando renovó hasta 2020 también se dejó querer por el Manchester United, mientras que en 2019 acabó renovando hasta 2021 tras rechazar una oferta de China y tratar de que el club le dejara marcharse gratis.

 

 

Cerrar